header print

Valiosos Consejos Para Ser Más Optimistas

 ¿Deberías aceptar tu actitud de ver el vaso medio vacío? Ciertamente no. Una perspectiva positiva se ha vinculado a una carga de beneficios para la salud, por lo que vale la pena intentar ser más optimista. De hecho, altos niveles de optimismo se asocian con mayores niveles de felicidad y menos depresión. Algunos estudios también indican que un mayor optimismo se asocia con una vida más larga.

 


Los efectos del pensamiento positivo van más allá de hacer que la gente se sienta mejor. Tomar un enfoque optimista por lo general permite a las personas a actuar de una manera mejor y lograr resultados positivos en tiempos de adversidad.

Trabajar el optimismo
Los efectos del optimismo en el cuerpo
Las personas optimistas tienden a esforzarse más. Están más dispuestos a intentar algo nuevo, o seguir trabajando hacia una solución. Las personas pesimistas, por el contrario, tienden a renunciar fácilmente. Las personas optimistas también tienden a ignorar el estrés, según un estudio de 2015 publicado en Trends in Cognitive Sciences. En consecuencia, esto ayuda a disminuir sus niveles de hormonas del estrés como el cortisol.
 

Niveles elevados de cortisol pueden causar inflamación que está relacionada con todo tipo de problemas de salud graves que van desde el cáncer a la depresión. Por lo tanto, es fácil ver cómo una actitud positiva podría tener grandes beneficios de salud a largo plazo en un individuo.

¿Qué hacer? Imagínate como un optimista
La investigación ha vinculado algo llamado imágenes positivas con mayores niveles de optimismo. Un estudio de 2007 publicado en Nature encontró que tener pensamientos felices o imaginar resultados futuros positivos, activa la parte del cerebro relacionada con la emoción positiva y la reducción del estrés. Además, imaginar un futuro más feliz puede ayudar a la gente a desentenderse de las malas situaciones que están sucediendo en el presente.

Esta idea está respaldada por la investigación. De hecho, basándose en su análisis de 29 estudios y más de 3.330 individuos, Malouff y sus colegas encontraron que pensar en tu mejor yo positivo y luego crear un plan para crear ese yo es la manera más efectiva de aumentar tus niveles de optimismo. Esta idea también ha sido aprobada por otros expertos.

De acuerdo con un estudio de 2011 en el Journal of Behavior Therapy y Experimental Psychiatry, las personas que pasaban sólo cinco minutos al día pensando en sus mejores futuros posibles aumentaron su positividad en un promedio de 17%. Sumado a esto, también disfrutaron de una caída significativa en pensamientos negativos y perspectivas.
Trabajar el optimismo
Comenzar con imágenes positivas
Entonces, ¿cómo empezar? Comienza por centrarte en el futuro lejano, pensando en los mejores resultados posibles de tu vida social, vida en el hogar y carrera. Siéntate y por 20 minutos escribe en detalle sobre estos felices resultados: cómo sería tu vida, qué objetivos habrías cumplido y cómo te sentirías sobre ti mismo.
Entonces, pasa cinco minutos cada día imaginando que has logrado todo lo que escribiste, sin leer lo que escribiste. Sólo trata de imaginar cómo sería tu vida si todas esas cosas se hicieran realidad. Haz esto y berás tus niveles de optimismo dispararse.
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: