header print

8 Tipos Comunes De Artritis y Sus Diferencias

El Redactor: Ysabel T. L.

 ¿Sabías que la clasificación más modesta del término médico "artritis" incluye al menos 50 tipos de afecciones? Algunas clasificaciones diferencian entre más de 100 tipos de artritis. Aún así, la mayoría de las personas solo pueden nombrar dos: osteoartritis y artritis reumatoide. Saber qué significa el término artritis nos ayuda a comprender tantos tipos de artritis que existen.

La palabra artritis se deriva del griego arthr- para articulaciones e -itis, terminología médica para inflamación. Entonces, esencialmente, cualquier tipo de afección inflamatoria de las articulaciones se puede definir como artritis, independientemente de la causa. Esto también explica por qué los 50 millones de adultos y 300,000 niños que padecen artritis en los EE. UU. Pueden experimentar diferentes síntomas y requerir diferentes tratamientos.

Comprender qué tipo de artritis tiene usted o un miembro de tu familia puede ayudarte a controlar la afección de manera más eficaz y a elegir los mejores tratamientos. Estos son los 8 tipos más comunes de artritis.

1. Osteoarthritis

Osteoarthritis

La osteoartritis es el tipo en el que la mayoría de nosotros pensamos cuando se nos pide que describamos la artritis, y con razón. Después de todo, la osteoartritis es el tipo de artritis más común. Según los CDC, afecta a 32 millones de estadounidenses.

También conocida con el nombre de artritis degenerativa, esta afección generalmente comienza después de los 50 años. Esta afección ocurre cuando el cartílago que lubrica las articulaciones se disuelve, lo que hace que los huesos se froten. La fricción excesiva, a su vez, produce los síntomas demasiado familiares de la afección:

- Inflamación de la articulación
- Rigidez matutina
- Dolor
- Movilidad limitada
- Lesión ósea
- Osteofitos, bultos óseos (espolones óseos) que aparecen alrededor de las articulaciones o la columna.

Como la mayoría de los tipos de artritis, la osteoartritis se diagnostica mediante imágenes de las articulaciones, análisis de sangre y un examen físico. Para obtener más información sobre la osteoartritis, lee este artículo: Los primeros signos de alerta de la artritis.

 

2. Artritis del pulgar

Arthritis Types Thumb arthritis
Un subtipo común de osteoartritis es la artritis del pulgar. Afecta la articulación en la base del pulgar llamada articulación carpometacarpiana y puede confundirse con el síndrome del túnel carpiano. La afección se manifiesta a través de rigidez persistente, hinchazón o dolor en la base del pulgar.
Las mujeres mayores de 40 años tienen más probabilidades de padecer esta afección. La artritis del pulgar requiere un tratamiento temprano porque puede ser realmente debilitante y limitante para los pacientes. El dolor severo en la mano que experimentan los pacientes interfiere con la capacidad de uno para agarrar elementos y completar tareas cotidianas como abrir frascos o puertas.
Una forma sencilla de evaluar la artritis del pulgar es tocando la punta del dedo índice y el pulgar para que tenga la forma de una O. Si la forma resultante se parece más a una D que a una O, esto podría indicar artritis del pulgar.

3. Artritis reumatoide

Artritis reumatoide
La artritis reumatoide es la segunda forma más común de artritis. A pesar de la creencia popular, la artritis reumatoide generalmente ocurre entre los 30 y los 50 años. La artritis reumatoide tiende a volverse más rara a medida que envejece. A diferencia de la osteoartritis, la artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune, lo que significa que comienza cuando el sistema inmunológico ataca por error sus propios tejidos sanos.
Aparte de las articulaciones, la artritis reumatoide puede dañar otras partes del cuerpo, como el corazón, los vasos sanguíneos, los pulmones, la piel y la visión. Los síntomas de la artritis reumatoide son diferentes a los de la osteoartritis. Por ejemplo, los pacientes que padecen esta afección pueden experimentar fatiga, pérdida de apetito y fiebre años antes de que aparezcan los síntomas articulares.
Un síntoma frecuente de la artritis reumatoide es el síndrome de Sjögren, una afección en la que los ojos y la boca siempre están muy secos. Los síntomas articulares de la artritis reumatoide tienden a comenzar en las articulaciones más pequeñas, es decir, los dedos de las manos y los pies.
Otros síntomas de la artritis reumatoide coinciden con otros tipos, a saber:
- Rigidez articular matutina
- Articulaciones sensibles e hinchadas que pueden estar calientes al tacto.
- Protuberancias firmes debajo de la piel, comúnmente alrededor de los codos.

4. Gota

gota
La gota es un tipo de artritis que se produce cuando los cristales de urato se acumulan dentro de las uniones. Estos cristales provocan ataques repentinos de dolor, hinchazón, enrojecimiento y sensibilidad extrema en una o algunas articulaciones, más comúnmente en el dedo gordo del pie. Un ataque de gota puede desarrollarse en unas pocas horas y puede continuar durante días o incluso semanas.
Casi el 4 por ciento de la población estadounidense adulta sufre de gota, y cualquiera puede contraerla, aunque los hombres tienen un poco más de probabilidad de contraerla que las mujeres. Una dieta con demasiada proteína también puede aumentar el nivel de ácido úrico en la sangre, lo que podría provocar más depósitos de cristales de urato en las articulaciones.
La gota requiere tratamiento para reducir el dolor y minimizar el daño articular. La articulación afectada también puede infectarse, lo que requiere atención médica urgente.

5. Artritis psoriásica

5. Artritis psoriásica
La artritis psoriásica es un tipo de artritis que surge en pacientes que padecen psoriasis. La afección autoinmune de la piel no se conoce bien, pero tiene un componente genético y generalmente se desarrolla en personas de 30 a 59 años. La psoriasis se ve como manchas rojas escamosas o puntos blancos en las uñas y puede extenderse a las articulaciones.
Aunque es más probable que la afección afecte los dedos, lo que hace que se hinchen y se pongan rosados, cualquier parte del cuerpo, incluida la columna vertebral, puede verse afectada por la artritis psoriásica. La hinchazón, la rigidez y el dolor de las articulaciones son los signos más comunes de la enfermedad, y estos síntomas pueden aparecer y desaparecer, al igual que la erupción cutánea psoriásica en sí.

6. Artritis juvenil

6. Artritis juvenil
La artritis idiopática juvenil es el tipo más común. Este es un grupo de trastornos autoinmunitarios que afectan a niños de 16 años o menos. Como la mayoría de los tipos de artritis, la artritis idiopática juvenil causa hinchazón, dolor y rigidez en las articulaciones, así como fatiga y fiebre.
Los ganglios linfáticos inflamados y las erupciones cutáneas son menos comunes, pero también pueden ocurrir. Desafortunadamente, la afección a menudo causa complicaciones, como articulaciones desalineadas, daño óseo, daño ocular y puede afectar el crecimiento del niño. Si un niño presenta alguno de los síntomas mencionados anteriormente durante más de una semana, busque atención médica.

7. Espondilitis anquilosante

 Espondilitis anquilosante
La espondilitis anquilosante es otra forma aterradora de artritis que hace que las vértebras lumbares se fusionen. Es más común en hombres que en mujeres, pero se desconoce la causa exacta de la espondilitis anquilosante. Los síntomas de la afección varían mucho y pueden comenzar a finales de la adolescencia o en los 40.
La afección comienza con una sensación de rigidez o dolor en la espalda baja, pero con el tiempo, también se extiende al hombro, las caderas y la caja torácica. Los síntomas suelen empeorar durante los períodos de inactividad, como el sueño o largos períodos de estar sentado. Las complicaciones de la enfermedad incluyen daño ocular, problemas para respirar e incluso daño cardíaco.

8. Lupus eritematoso sistémico

8. Lupus eritematoso sistémico
El lupus eritematoso sistémico es una de las afecciones de salud que se diagnostican erróneamente con mayor frecuencia. El lupus es una enfermedad autoinmune que afecta a todo el cuerpo, incluidos los órganos internos y el cerebro. A menudo daña las articulaciones y otros tejidos conectivos de su cuerpo. El dolor en las articulaciones debido al lupus generalmente comienza en las manos y los pies y luego se disemina a otras áreas.
Esta afección es más frecuente entre las mujeres que entre los hombres y puede causar cualquier cosa, desde fatiga, dolor en las articulaciones y dolor en el pecho hasta pérdida de cabello, erupciones cutáneas y llagas en la boca. En el caso del lupus, es fundamental diagnosticarlo lo antes posible para evitar daños graves en los órganos internos. Se realiza mediante un examen físico y análisis de sangre.
¡Comparte esta información con familiares y amigos! 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad