header print

Un Bello Cuento Para Reflexionar: Las Cebollas Especiales

El Redactor: Jessica Q. R.

 Había una vez un huerto lleno de hortalizas de todo tipo de plantas. Era un huerto agradable en el que daba gusto sentarse a contemplarlo y escuchar el canto de los pájaros. 

De repente un día, comenzaron a crecer cebollas en el huerto. Eran unas cebollas peculiares ya que cada una tenía un color diferente desde el rojo hasta el azul.

Los colores de las cebollas eran tan impresionantes que llamaban la atención y las personas querían saber la causa de dicha situación
Después de indagar descubrieron que cada cebolla contenía en su centro una piedra preciosa.

Una tenía un rubí, otra una esmeralda, una un diamante, una un topacio.

Eso era algo realmente sorprendente, pero por alguna razón esas cebollas vieron que tener dentro algo interior podría ser algo peligroso y por lo tanto empezaron a esconder eso que contenían con capas y capas.

Algunas de las cebollas llegaron a tener tantas capas que ya no recordaban lo que tenían por dentro y poco a poco se fueron convirtiendo en cebollas comunes.

Un día una niña paseaba por ahí y se sentó a la sombra del huerto. La inocencia de la pequeña la hizo descubrir que algo más se escondía en las cebollas y entonces les preguntó:

Cuento Espiritual: Las Cebollas Especiales

¿Por qué escondes lo que tienes por dentro?

Una de ellas dijo:

- ”Me obligaron a ser así”.

Otra más mencionó:

- "Tuve que ponerme capas para esconder mi esmeralda”.

Y así cada una fue dando su respuesta.recordaban lo que tenían por dentro y poco a poco se fueron convirtiendo en cebollas comunes.

Un día una niña paseaba por ahí y se sentó a la sombra del huerto. La inocencia de la pequeña la hizo descubrir que algo más se escondía en las cebollas y entonces les preguntó:

¿Por qué tienes que esconder lo que tienes dentro?

Y las cebollas respondieron a coro:

- ”Tuvimos que ponernos capas para esconder nuestras piedras preciosas, cuando vimos que era peligroso mostrarlas”

Ante la respuesta la niña se puso triste y comenzó a llorar.

Desde entonces el mundo llora cuando una cebolla nos abre su corazón.

¿Has tenido que esconder lo precioso que tienes dentro como las cebollas?

Comparte este hermoso cuento de reflexión con otros.

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad