header print

6 Consejos Para El Cuidado De Tus Plantas De Interior En El Invierno

El Redactor: Jessica Q. R.
 Los beneficios de tener plantas de interior son muchos. Mejoran la calidad del aire interior e incluso pueden ayudar a lidiar con el trastorno afectivo estacional, ya que ayudan a que nuestro cerebro se sienta más contento y cómodo. Por maravillosas que sean las plantas de interior, también deben soportar varios desafíos de las distintas estaciones. Los meses de invierno, en particular, pueden ser bastante duros para ellas ya que los niveles de luz más bajos, los días más cortos, el aire seco y las temperaturas frías realmente pueden ejercer presión sobre ellos. Este es el momento en el que debes ser más consciente de cómo cuidar y nutrir sus plantas de interior.
Para que tus plantas de interior sean realmente eficaces, necesitan un cuidado adecuado. A continuación, presentamos algunos consejos eficaces que pueden ayudar.

1. Poda tus plantas correctamente

Cuidado De Tus Plantas Interiores Durante El Invierno Poda tus plantas correctamente

El invierno es el momento para que sigas podando tus plantas de interior. Esto, por supuesto, dependerá del tipo de planta que tengas. Las suculentas, por ejemplo, no necesitan mucha poda. Sin embargo, si tu jardín interior consiste principalmente en plantas de enredadera, debes podarlas para fomentar la ramificación y la vegetación.

El duro clima invernal puede ser duro para las plantas de interior. La poda les ayuda a verse más saludables y también promueve un nuevo crecimiento al evitar que la planta canalice demasiada energía hacia las hojas muertas. Además, el frío exterior puede hacer que las hojas de las plantas se vuelvan amarillas o marrones y la poda ayudará a que se mantengan en forma.

2. Modifica los niveles de humedad

Cuidado De Tus Plantas Interiores Durante El Invierno Modifica los niveles de humedad

Durante la temporada de invierno, las casas generalmente ofrecen entre un 5% y un 10% de humedad relativa, pero las plantas generalmente necesitan entre un 40% y un 50%. La baja humedad, de hecho, puede ser el mayor obstáculo que deben soportar las plantas de interior durante los meses de invierno. Las puntas de las hojas marrones y la aparición de plagas como los ácaros rojos son algunos de los signos comunes de que tus plantas de interior sufren de poca humedad. ¿Entonces, cuál es la solución?

Si tienes un humidificador en tu hogar, simplemente mueve tus plantas de interior a un lugar donde puedan disfrutar de sus ventajas. Alternativamente, puedes mantener las plantas sobre o cerca de una bandeja de agua desde donde puedan absorber la humedad. Otra buena opción es agrupar las plantas en grupos, ya que las plantas liberan agua de forma natural a través de sus hojas al transpirar. Por lo tanto, agruparlos ayudará a utilizar esa humedad. 

3. Ten en cuenta la temperatura

Cuidado De Tus Plantas Interiores Durante El Invierno Ten en cuenta la temperatura

Durante el invierno, es importante tener en cuenta la temperatura en la que se mantienen las plantas de interior. Las fluctuaciones de temperatura, de hecho, pueden dañar realmente nuestras plantas de interior. Ajusta tu termostato según la comodidad de tus plantas. La mayoría de las plantas de interior son tropicales y prefieren temperaturas diurnas entre 18 a 23 ° C y temperaturas nocturnas superiores a 10 ° C.

Para asegurarte de que tus plantas obtengan la temperatura adecuada, mantenlas alejadas de calentadores, radiadores, hornos, chimeneas y dispositivos electrónicos. Además, evita mantener tus plantas cerca de corrientes de aire frías o fuentes de calor, y asegúrate de que estén a cierta distancia de las ventanas exteriores.

4. Dales la luz adecuada

Cuidado De Tus Plantas Interiores Durante El Invierno Dales la luz adecuada

En invierno, hay menos horas de luz solar. Esto puede ser un problema para un jardín interior ya que los niveles de luz solar cerca de las ventanas caen hasta un 50%. Las plantas, sin embargo, necesitan luz suficiente para sobrevivir. Por lo tanto, si tu casa no tiene muchas áreas abiertas desde donde pueda entrar la luz del sol, sería mejor que mantuvieras las plantas de interior en lugares que reciben luz solar durante el invierno. Si las mantiene cerca de las ventanas, asegúrate de que estén bien limpias por dentro y por fuera para obtener la máxima luz. Sin embargo, no las mantenga demasiado cerca de una ventana helada porque correría el riesgo de recibir una corriente fría durante todo el día.

Otro buen consejo es rotar las macetas al regar las plantas. Esto ayudará a que las plantas reciban luz solar por todos lados y, como resultado, crecerán de manera más uniforme. Además, durante los meses de invierno, como las casas están cerradas, se acumula más polvo por todas partes; incluso en las plantas. Limpia las hojas ligeramente de vez en cuando para que puedan aprovechar al máximo la luz disponible.

5. No te excedas con el riego

Cuidado De Tus Plantas Interiores Durante El Invierno No te excedas con el riego

Uno de los problemas más comunes con el mantenimiento de plantas de interior es el riego excesivo. Puede sonar extraño, pero las plantas de interior necesitan menos agua durante el invierno. Esto se debe a que las plantas experimentan una tasa de crecimiento más lenta en el clima frío y tienden a entrar en hibernación o quedarse dormidas. Por lo tanto, necesitan menos agua para mantenerse hidratados. El riego excesivo, por otro lado, puede provocar la pudrición de la raíz. Sin embargo, tenga en cuenta que diferentes plantas tienen diferentes necesidades de agua. Por ejemplo, es posible que las plantas como los cactus tolerantes a la sequía y otras suculentas ni siquiera necesiten riego.

Otra cosa para recordar es que la superficie de sus plantas de interior se secará rápidamente durante los meses de invierno. Esta es una de las principales razones por las que la gente tiende a regarlos en exceso durante la estación fría. Para verificar si tu planta de interior realmente necesita agua, simplemente presiona el dedo en la tierra y descubre si está húmeda aproximadamente a una pulgada debajo de la superficie. Si está seca, puedes regarla en consecuencia.

El agua que está casi a la misma temperatura que el aire es ideal, ya que evitará que las raíces de las plantas se vean afectadas por el agua fría.

6. No las fertilices demasiado

Cuidado De Tus Plantas Interiores Durante El Invierno No las fertilices demasiado

Al igual que el riego excesivo, la fertilización excesiva también puede ser un problema para las plantas de interior durante los meses de invierno. Si tu planta está lo suficientemente sana, no es necesario que la fertilices durante el invierno. De hecho, algunas plantas no necesitan ningún fertilizante.

Esto se debe a que las plantas de interior apenas crecen durante los meses fríos y muchas de ellas permanecen inactivas. Alimentarlas con fertilizante adicional solo alteraría su ciclo natural. Puedes reanudar la fertilización cuando comiences a ver signos de un nuevo crecimiento en las plantas, que es probable que suceda cerca de la primavera.

Comparte estos consejos con aquellos que puedan encontrarlos útiles...
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad