header print

¿Desayunas Margarina o Mantequilla? ¿Cuál Es Más Saludable?

El Redactor: Ysabel T. L.
 En los últimos 50 años, la ciencia ha pasado de demonizar la mantequilla y recomendar la margarina como un reemplazo, solo para descubrir que las primeras variedades de margarina eran aún más perjudiciales para la salud del corazón que la mantequilla. El viaje tampoco terminó allí y la discusión continúa hasta el día de hoy, difundiendo mucha confusión en el público sobre lo que debemos y no debemos poner en nuestro pan. En este artículo, discutiremos los beneficios y riesgos para la salud de la mantequilla y la margarina para aclararte las cosas.

¿Cuál es la diferencia entre las dos?

Mantequilla contra margarina para untar mantequilla y margarina sobre pan

Aunque tanto la mantequilla como la margarina son productos para untar a base de grasa y pueden tener un aspecto bastante similar, son dos productos completamente diferentes. La mantequilla se elabora batiendo la leche o la crema de vaca, mientras que la margarina se crea mezclando grasas vegetales con agentes emulsionantes para formar una pasta espesa. A veces, las marcas también pueden mezclar mantequilla y margarina para reducir el costo de la mantequilla.

Debido a esta diferencia esencial en los ingredientes básicos, la mantequilla y la margarina también difieren en cuanto a su sabor y consistencia. A diferencia de la mantequilla, la margarina viene con una variedad de contenido de grasa que varía del 10 al 90%, por lo que no todas las variedades de margarina serán capaces de reemplazar la mantequilla en la cocina.

Por ejemplo, la margarina baja en grasa no se considera buena para hornear porque carece de la textura cremosa y el rico sabor de la mantequilla. Además de estas diferencias superfluas, la mantequilla y la margarina también tienen efectos distintos en nuestra salud, especialmente en la salud del corazón, que analizamos a continuación. 

Los beneficios para la salud y los riesgos de la mantequilla

Mantequilla vs. Margarina, un bloque de mantequilla cortada a tacos

Como se mencionó anteriormente, hace aproximadamente media década, en la década de 1970, la investigación médica había encontrado que las personas que consumían mucha mantequilla tenían más probabilidades de sufrir obesidad y enfermedades cardíacas, por lo que los médicos comenzaron a recomendar la margarina en lugar de la mantequilla. Los ingredientes atribuidos a los efectos negativos para la salud fueron las grasas saturadas, y la mantequilla común se compone de aproximadamente el 50% de estas grasas. Como resultado, las autoridades de salud comenzaron a advertir a las personas sobre los peligros de las grasas saturadas durante décadas. 

Sin embargo, investigaciones más recientes han encontrado resultados más mixtos. Si bien la mayoría de las investigaciones modernas aún sostienen que comer mucha mantequilla no es bueno para ti si no quieres engordar, la investigación de los últimos 5 años encuentra poca o ninguna diferencia en los marcadores de lípidos en la sangre y otros marcadores de inflamación en los participantes que consumen cantidades moderadas de mantequilla en comparación con aquellos que lo reemplazan con margarina.

Por lo tanto, muchos nutricionistas e investigadores médicos hoy en día mantienen que las grasas saturadas no son motivo de preocupación. Sin embargo, una razón para no disfrutar de demasiada mantequilla radica en su contenido de colesterol. Al igual que las grasas saturadas, el colesterol solía ser demonizado en el pasado, pero las cuentas más recientes aseguran que cantidades moderadas de colesterol representan poco o ningún peligro para la salud de su corazón.

Además, los expertos en nutrición ahora dicen que la mantequilla puede ofrecer algunos beneficios para la salud, como la rara vitamina K2 que está asociada con la prevención de muchas enfermedades, incluido el cáncer, así como muchas grasas beneficiosas que son difíciles de obtener de otras fuentes, como grasas omega-3, butirato y ácido linoleico conjugado. Los expertos también señalan que la mantequilla alimentada con pasto es más rica en estos nutrientes beneficiosos.

¿Qué pasa con la margarina?

 Mantequilla contra margarina mantequilla de pan blanco untada con cuchillo

a margarina se inventó inicialmente a finales del siglo XIX en Francia como una alternativa más barata a la mantequilla, pero no ganó mucha popularidad antes de la década de 1970, cuando comenzó el movimiento masivo contra la mantequilla.

Los investigadores afirmaron que, a diferencia de la mantequilla rica en grasas saturadas, la margarina es rica en grasas poliinsaturadas derivadas del aceite de soja o un tipo diferente de aceite vegetal. Se sugiere que las grasas poliinsaturadas sean capaces de reducir los marcadores sanguíneos que contribuyen a la enfermedad cardíaca. De hecho, un estudio que investigó la diferencia entre las grasas saturadas y poliinsaturadas encontró un riesgo reducido de enfermedad cardíaca del 17%, pero no hubo una diferencia real en las tasas de mortalidad.


Dicho esto, no todos los tipos de grasas poliinsaturadas se consideran saludables: las grasas omega-6 pueden aumentar el riesgo de obesidad, enfermedades cardíacas y enfermedades inflamatorias intestinales si se consumen en exceso. Es importante mantener un equilibrio entre las grasas omega-6 y omega-3 para prevenir estas enfermedades.

 Mantequilla contra margarina mantequilla de pan blanco untada con cuchillo

Además, muchas variedades de margarina, especialmente las bajas en grasa, contienen otro tipo de grasa, las grasas trans, que han demostrado ser mucho peores que las grasas saturadas, ya que ambas reducen los niveles de colesterol bueno y aumentan los niveles de colesterol malo. colesterol, que aumenta drásticamente el riesgo de enfermedad cardíaca.

Hoy en día, tanto los médicos como los expertos en nutrición están de acuerdo en que debemos evitar las grasas trans por completo, pero muchas variedades de margarina aún lo contienen. Puede verificar si algún tipo de alimento, no solo la margarina, contiene grasas trans al revisar la etiqueta nutricional en el envase. Las reglamentaciones de la FDA (y la mayoría de las demás autoridades reguladoras de todo el mundo) exigen que las marcas divulguen todas las grasas principales que contienen sus productos, incluidas las grasas saturadas y trans.  Alternativamente, busca la palabra "hidrogenado" en la lista de ingredientes de un producto para detectar un ingrediente que pueda contener grasas trans. 

En resumen, la mantequilla no es un mal alimento que mucha gente dice que se consume si se consume en pequeñas cantidades. Es mejor optar por mantequilla alimentada con pasto que sea más rica en grasas y vitaminas saludables. La margarina, por otro lado, también es segura para comer con moderación siempre que no contenga grasas trans. Dicho esto, la moderación es la clave, y es mejor si reemplaza la mantequilla y la margarina con aceite de oliva u otras variedades de aceites saludables siempre que sea posible para mantener su sistema cardiovascular saludable. 

¡Comparte este artículo con todas las personas interesadas en la nutrición y la salud!
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad