header print

6 Maneras En Como Las Luces Pueden Afectar Tus Emociones

El Redactor: Ysabel Taberner Lopez
 No es frecuente que pensemos en que luz afecta nuestro estado de ánimo, pero no es casualidad que te encuentres sonriendo en los días soleados o sintiéndote realmente creativo cuando las luces de tu habitación son suaves. Descubre cómo los diferentes tipos de luz pueden tener un efecto tangible en la salud y el bienestar emocional a continuación:
 
1. La luz brillante puede aumentar las emociones
La luz brillante puede aumentar las emociones

Un estudio realizado en 2014 implicó preguntar a los participantes sobre cómo percibían la agresividad de un personaje ficticio, el atractivo de tres mujeres y el atractivo de una serie de diferentes salsas para las alitas de pollo. Además, se les pidió a los participantes que informaran cómo se sentían acerca de una serie de palabras con connotaciones positivas, negativas o neutrales.

Descubrió que los participantes que estaban sentados en una habitación bien iluminada juzgaban que el personaje ficticio era más agresivo que los que no lo eran. También percibieron que las mujeres eran más atractivas, expresaron su preferencia por las salsas picantes de alitas de pollo y se sintieron más fuertemente acerca de las palabras positivas y negativas.


2. La luz azul puede hacerte sentir enérgico

La exposición a la luz azul en realidad puede darle un impulso de energía y hacer que te sienta más alerta durante el día. Un estudio reciente encontró que la exposición a la luz azul resultó en una mayor productividad entre sus participantes. Pudieron completar tareas cognitivas de manera más rápida y precisa en comparación con los participantes en el grupo de control del estudio. Además, se descubrió que la exposición a la luz azul aumenta la capacidad cognitiva en los participantes durante media hora completa después de que ya no estuvieron expuestos a ella.
 

3. La luz azul puede ser un problema a la hora de acostarse
3. La luz azul puede ser un problema a la hora de acostarse

El problema con la luz azul es que puede evitar que duermas bien por la noche. Los teléfonos inteligentes, tabletas y computadoras portátiles emiten luz azul, por lo que es aconsejable no usar ninguno de estos dispositivos al menos una hora antes de acostarse. La exposición a la luz azul por la noche puede causar numerosos efectos secundarios, desde un juicio deteriorado hasta un mayor estrés e incluso una presión arterial más alta. Esto se debe a que suprime la producción de melatonina en el cuerpo, que es la hormona que induce el sueño.

4. La luz natural es lo que te hace más feliz

La luz solar natural es el mejor tipo de luz para la salud y el bienestar. Un estudio realizado en 2014 descubrió que tomar solo un poco de luz solar natural cada día puede marcar la diferencia. Los participantes que tenían ventanas en su oficina tendían a hacer más ejercicio, dormían más y tenían una mayor sensación de bienestar que los participantes que no. Se cree que la exposición a la luz natural ayuda al cuerpo a mantener sus ritmos circadianos naturales, sabiendo cuándo es el momento adecuado para sentirse alerta y enérgico, y cuándo sentirse con sueño.

5. La luz natural puede aliviar los síntomas de depresión
Cómo Las Luces Pueden Afectar Tus Emociones

Varios estudios han encontrado que la luz natural puede ayudar a reducir los síntomas de la depresión. Aunque no puede aliviar estos síntomas por sí solo, es una herramienta útil para ayudar a reducirlos cuando se combina con medicamentos antidepresivos. Además, se sabe que las lámparas diseñadas para imitar la luz natural ayudan a aliviar los síntomas de la depresión cuando un paciente se expone a ellas regularmente y durante un período prolongado de tiempo.

6. La luz puede afectar tu apetito

La luz incluso influye en nuestro apetito y nuestros hábitos alimenticios. Puede afectar la cantidad que comes, lo que desesa comer e incluso cómo percibes el sabor. Como regla general, comer en un restaurante con luz tenue y tenue hará que comas menos y más despacio. Los restaurantes más oscuros, sin embargo, aumentan la probabilidad de que un comensal pida un plato poco saludable. Los investigadores piensan que esto se debe a una iluminación más suave que te hace sentir menos alerta y más relajado, haciéndote pensar menos en tu selección de alimentos, pero también significa que probablemente comerás tu comida a un ritmo más pausado en lugar de devorarla.

La luz también puede tener un impacto en el sabor de las cosas. Un estudio encontró que la iluminación de fondo afectaba la forma en que a los participantes les gustaba una marca de vino en particular, y se determinó que la causa de esto era cómo los diferentes tipos de luz afectaban el color del vino.

Fuente contenido

 

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad