header print

Consejo De Vida: Así Aprendí a Aumentar Mi Auto-Confianza

Cuando era joven era un niño muy feliz. Jugaba con otros niños, tenía muchos amigos, y aunque fuera tímido no tenía problema en hablar con otras personas. Entonces crecí, y aprendí que ser gordito e inteligente hacía que la gente se burlara de mi apariencia y que me envidiaran por mi inteligencia. La gente comenzó a huír de mi, y yo me convertí en una persona solitaria y me refugié en mi habitación y mi ordenador para aliviar el dolor.

​Tuve algunos amigos, y ellos hicieron que mi vida fuera un poco más brillante, pero aún así era infeliz y me sentía muy mal sobre mi apariencia, e hice conmigo lo mismo que otros hacían. Cuando tenía 18 años, la naturaleza me ayudó a salir. Crecí, y de repente ya no era gordo, aunque el niño gordito al que todos molestaban aún estaba en mi mente. 

 
En la juventud, el niño herido seguía dentro de mi manteniéndome en las mismas inseguridades sobre mi físico, con el miedo recurrente de perder a mis amigos y quedarme solo nuevamente si ellos percibían que era más inteligente de lo normal. Estaba suspendiendo la escuela porque no quería parecer inteligente, estaba perdiendo al amor de mi vida porque no confiaba en mi, y empecé a creer que nada bueno me esperaba en el futuro.

Afortunadamente para mi, logré salir de esa situación y aprender diferentes maneras para aumentar mi confianza personal. Ahora estoy felizmente casado, tengo una carrera a la que amo, y tengo con muchos amigos que me quieren y valoran por lo que soy. Ahora es mi turno de ayudar a aquellos que están pasando por mi misma situación, dándoles algunos consejos para aumentar su confianza y amor propio.

 

Primero: debes identificar para qué eres bueno: Todos somos buenos en una cosa, así que encuentra qué es eso que haces bien. Puede que no sea el mejor en ese campo, pero siempre y cuando lo hagas bien, siempre puedes mejorar una vez adquieras más experiencia.

 

Exprésate a través de una forma de arte que te guste. Esta es una verdadera inyección de confianza y una gran manera de conocer a personas con ideas afines. Amigos que compartan tus mismos intereses, y te impulsen a seguir hacia adelante. 

Si no se te ocurre nada en lo que seas bueno, piensa en algo que te guste hacer - y luego hazlo. 

Una vez que haya tomado el primer paso, te  sorprenderás de lo bien que se siente, y de cómo la confianza empieza a crecer. 

 

Segundo: debes estar orgulloso de tus cualidades: Sí, ser humilde es importante, pero si eres bueno en algo, no es un delito que te enorgullezcas de ello. Celébralo y sé feliz, esto te ayudará a ser una mejor persona. Recuerda: puedes enorgullecerte de tus logros y conservar tu humildad.

Si comienzas a dudar de ti mismo a causa de una u otra debilidad, recuerda que tus  buenas cualidades y fortalezas  son las que te definen, en lugar de tus debilidades.

 

Tercero: identifica tus inseguridades: ¿Qué te está deteniendo? ¿Esa pequeña voz en la parte posterior de la cabeza? ¿La forma en que te ves? ¿Algo de lo que te avergüenzas? Encuentra lo que sea que te está arrastrando hacia abajo y escríbelo en un pedazo de papel. A continuación, rasgar el papel. Este es un truco psicológico que hace que tu cerebro piense que estás rompiendo con esa debilidad en la vida real.

 

Habla de ello: Encuentra a alguien con quien hablar, puede ser un ser querido o un amigo en el que confías y con el que puedes desnudar tu alma. Compartir las penas aligera la carga, y siempre es bueno tener diferentes perspectivas de parte de otras personas.  Para esto están los amigos y familiares.

 
No permitas que los errores del pasado te destruyan: Todos cometemos errores constantemente, pero revolcarse en la autocompasión después de cometerlos, sólo servirá para que te sientas mal contigo mismo. Este es un comportamiento paralizante que arruina la confianza en sí mismo y nos impide realmente aprender del error (créeme, yo he estado allí muchas veces). Recuerda que la mayoría de los multimillonarios tuvieron varios negocios y momentos fallidos  antes de llegar a donde están ahora.

 

Convierte lo negativo en positivo: Hay una canción que dice: "cuando estás sonriendo el mundo entero sonríe contigo. Cuando te rodeas de pensamientos negativos, de esas personas que sólo tienen un no por respuesta, y que no saben encontrar el lado bueno de cada situación, trata de darle un giro positivo a esa situación negativa para identificar mejores oportunidades cuando se avecinen tiempos difíciles.

 

Evita las comparaciones: Sí, siempre hay alguien mejor que puede ser más rico y en mejor forma, etc. Eso no significa que no se puede tratar de mejorar en lugar de mirar a la gente le parece que son "mejores" que usted, mire cómo puedes mejorar. Puede que no estés tan en forma como esa persona en el gimnasio, pero si mantienes el ejercicio, perderás peso, y te verás mejor. No sea celoso de esa persona en el trabajo que parece más inteligente que tú pues esta persona encontró su punto débil y ahora trabaja en eso. Luchar por mejorar día a día, no por ser perfecto.

 

Sé agradecido:  Cuando alguien te haga un cumplido, tómalo y agradécele a la persona. No hay nada malo en demostrarlo, pues cuando alguien te elogia es porque aprecia algo en ti. Cuando rehusas a aceptar el cumplido de alguien más, estás rechazando una apreciación honesta.
 

Ayuda a otros: Muchos estudios han demostrado que cuando ayudamos a otros, se libera dopamina en el cerebro, lo que nos hace más felices. Cuando ayudas a otras personas, les das una sensación de control, propósito y benevolencia, y los tres son sorprendentes impulsores de confianza.

 

Establece contacto visual:  Cuando hablas con alguien, evita mirar al suelo o lejos. Esto es una muestra de que tu nivel de confianza es bajo o que no quieres hablar con ellos. En su lugar, haz contacto visual, ya que esto mostrará que valoras su charla, y así ambas partes crearán un círculo de confianza. 

 

Cuídate: El aseo personal  es un factor muy importante en la creación de confianza. Cuando nos vestimos bien y nos vemos bien, y alguien nos lo dice, lo admitamos o no, nuestra autoestima aumenta. Busca lo que sea que te haga sentir cómodo y bien contigo mismo.

 

Pasa tiempo con tus seres queridos: Evita a las personas negativas y pasa más tiempo con aquellos que te alientan y te apoyan. Esas personas que aumentan tu confianza, optimismo y positivismo ante la vida.

 

No le temas a lo desconocido: El apegarse a lo que sabes sólo hará de tu mundo un lugar pequeño y gris. Arriésgate a probar cosas nuevas en su lugar, a asumir nuevos retos, conocer gente nueva y probar nuevos alimentos. Todo no podría funcionar perfectamente, pero vas a ganar experiencia, el conocimiento y tal vez recoger algunos nuevos amigos en el camino.

 

Espero que estos tips te ayuden tanto como me han ayudado a mi. Si tienes más ideas para aumentar la confianza, déjamela saber en los comentarios de Facebook.  

Por: Jonathan P.

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: