header print

15 Hábitos Diarios Que Perjudican Tu Corazón

Todos queremos tener un corazón sano y fuerte, pero lamentablemente las enfermedaes cardiovasculares afectan a 1 de cada 3 adultos en los EE.UU.. Afortunadamente, seguir algunos hábitos simples y cotidianos pueden marcar una gran diferencia en la salud de tu corazón. Echemos un vistazo a los 15 hábitos diarios que perjudican tu corazón y aprende a evitarlos.
 
Hábitos diarios que perjudican tu corazón

1. Mirar demasiada televisión

Incluso si haces ejercicio con regularidad, estar sentado durante horas y horas frente a la pantalla del televisor aumenta el riesgo a sufrir de un ataque cardíaco y/o accidente cerebrovascular. La falta de movimiento puede afectar los niveles sanguíneos de grasas y azúcares. Por lo tanto, recuerda caminar periódicamente, y levantarte con frecuencia a realizar ciertas actividades.

 

2. Dejar el estrés, la hostilidad y la depresión 

La manera en que vives y manejas tus emociones puede afectar tu salud. Emociones como el estrés, la hostilidad y la depresión no controlada puede tomar un peaje en tu corazón. En lugar de guardarte todos tus sentimientos para ti mismo y llenarte de cosas que nunca te atreves a decir, busca a alguien con quien hablar. No subestimes nunca los beneficios del apoyo fraterno y de unas buenas risa de vez en cuando.

 

3. Hacer caso omiso a los ronquidos

En algunos casos, el ronquido puede ser más que una molestia menor. De hecho, el ronquido puede ser una señal de la apnea obstructiva del sueño - un trastorno que se caracteriza por la interrupción de la respiración durante el sueño, lo que causa que la presión arterial se dispare. Mientras que las personas con sobrepeso o obesas tienen un riesgo más alto a sufrir de la apnea del sueño, las personas delgadas también lo pueden tener. Así que si roncas con frecuencia, y te levantas con pesadez y te sientes cansado, lo mejor es hablar con tu médico de cabecera.  

 

4. No usar el hilo dental

Estudios han demostrado un fuerte vínculo entre la enfermedad de las encías y las enfermedades cardíacas. El hilo dental es una parte esencial para la prevención de enfermedades en las encías, debido a la placa pegajosa, cargada de bacterias que se acumula con el tiempo. En consecuencia, las bacterias pueden desencadenar la inflamación en el cuerpo. La inflamación promueve la aterosclerosis (una enfermedad de las arterias, que se caracteriza por la deposición de material graso en sus paredes internas). Por lo tanto, el tratamiento de la enfermedad de las encías puede mejorar la función de los vasos sanguíneos.
 

5. Mentalidad de todo o nada

Puedes sumergirte en el ejercicio de las buenas intenciones, empezar con ganas y actitud, y de repente dejar de practicarlo. En lugar de tomar un enfoque de todo o nada, es más importante tener un compromiso regular de ejercicio y seguir a largo plazo.

 

6. Beber demasiado alcohol

Mientras que una pequeña cantidad de alcohol puede ser buena para el corazón, como una copita de vino, el exceso de alcohol se ha relacionado con un mayor riesgo de presión arterial alta, niveles altos de grasa en la sangre e insuficiencia cardíaca. Recuerda que una bebida equivale a 4 onzas de vino.

 

7. Pensar  que no estás en riesgo

Las enfermedades cardiovasculares, incluyendo un accidente cerebrovascular, enfermedad cardíaca e insuficiencia cardíaca cobra más vidas en los EE.UU. que cualquier otra enfermedad, incluyendo el cáncer.

 

Hábitos para evitar enfermedades cardiacas

8. Comer carne roja

La carne roja es mejor como un gusto ocasional en lugar de ser la base de tu dieta diaria, pues tiene un alto contenido en grasas saturadas, y estudios recientes han demostrado que la carne procesada, como el tocino y las salchichas puede aumentar su riesgo de enfermedad cardiovascular y el cáncer colorrectal. Por lo tanto, trata de aspirar a tener menos del 10% de tu dieta, procedente de  productos de origen animal.  Sin embargo, si tienes dificultades para separarte de la carne de vacuno, elige un corte magro de carne roja y limita su consumo.

 

9. Fumar o fumador pasivo

Seguramente conoces las consecuencias y efectos de este mal hábito, pero vale la pena volverlos a nombrar. Fumar causa estragos en tu corazón, pues promueve la formación de coágulos sanguíneos y puede bloquear el flujo de sangre en el corazón, lo que contribuye también a la acumulación de placa en las arterias. El tabaco también es perjudicial para los que te rodean. De hecho, alrededor de 46.000 los no fumadores que viven con un fumador mueren de enfermedades del corazón cada año a causa del humo de segunda mano.

 

10. Omitir o detener la medicación

Puede ser fácil olvidar tomar tus medicinas cuando te sientes bien. La presión arterial alta es llamada "el asesino silencioso" porque no se siente. Por eso que el sentirte bien no sea una justificación para detener el consumo de tus medicamentos.

 

11. Una dieta baja en frutas y verduras

Una dieta saludable para el corazón es una dieta basada en vegetales. Abastecerse de frutas y verduras, frutos secos, cereales integrales, lácteos bajos en grasa y proteínas, es importante para tu salud. Estudios han demostrado que las personas que comen más de cinco porciones de frutas y vegetales al día tienen alrededor de un 20% menos de riesgo a sufrir de una enfermedad cardiaca y/o accidente cerebrovascular, que las personas que comen menos de tres porciones por día.

 

12. No prestar atención a los síntomas físicos

Si tienes presión en el pecho, o te sientes sin aliento después de subir un tramo de escaleras (que siempre habías subido sin ningún problema) es el momento de verificar con tu médico. 'El tiempo es oro ", cuando más rápido se traten los posibles problemas, menos probable es que haya un daño permanente en el músculo del corazón.

 

13. Consumir demasiada sal

La hipertensión arterial es un factor de riesgo para el accidente cerebrovascular, insuficiencia renal y un ataque al corazón. Por tanto, es esencial que mantengas la sal al mínimo. De hecho, la mayoría de nosotros debe mantener la ingesta de sodio por debajo de 2.300 miligramos al día, pero si sufres de presión arterial alta o tienes más de 50 años, el consumo de sal debe ser reducido a 1.500 miligramos. Evita la comida chatarra y asegúrate de leer las etiquetas para saber el contenido de sodio.

 

14. Consumir calorías vacías

Los alimentos ricos en azúcar, grasa y aceite deben ser evitados, no sólo porque proporcionan calorías, sino porque también tienen muy pocos nutrientes que el cuerpo pueda utilizar. Por lo tanto una dieta que esté llena de calorías vacías aumentará el riesgo de obesidad y diabetes. Más bien, opta por alimentos ricos en nutrientes - verduras, frutas, granos enteros, mariscos, huevos, frijoles y guisantes y frutos secos sin sal y semillas, así como carnes magras y aves de corral, leche sin grasa y baja en grasas.​

 


15. No tomar suficiente café

Un nuevo estudio ha encontrado que el consumo de una cantidad moderada de café podría reducir el riesgo de obstrucción en las arterias, ya que se encontró que las personas que tomaban café tenían un menor riesgo de tener depósitos de calcio en las arterias coronarias (vasos que llevan la sangre oxigenada al músculo del corazón) - un indicador de enfermedad cardiaca.

Fuente
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: