header print

20 Usos Inesperados Del Almidón De Maíz

El almidón de maíz es un producto que puede encontrarse en la mayoría de los hogares del mundo. A pesar de utilizarlo comúnmente para preparar galletas y espesar salsas, este producto puede ayudarte a resolver muchas otros aspectos de la vida cotidiana. Si quieres simplificar tu vida y ahorrar tiempo y dinero en las tareas domésticas, no te pierdas estos 30 asombrosos usos del almidón de maíz.

 
1- Alivia sarpullido en bebés – Los molestos sarpullidos causados por pañales pueden ser tratados con un poco de almidón de maíz. Cada vez que cambies el pañal, frota las nalgas de tu bebe para prevenir irritaciones y mantener la piel seca. 

2- Manchas de aceite en cuero – Muchas veces, los objetos de cuero se ven afectados por manchas de aceite. Para resolver este problema, aplica almidón de maíz sobre la mancha y déjalo actuar toda la noche. Por la mañana, retira el producto con un cepillo y la mancha habrá desaparecido. 
 
 
3- Agente espesante – Para espesar salsas y otras preparaciones, utiliza algunas cucharadas de almidón de maíz. Si quieres evitar que se formen grumos, asegúrate de diluir el almidón en leche o agua antes de incorporarlo.

4- Omelets esponjosos – Con la ayuda de este producto, podrás preparar los más esponjosos omelets y fritatas. Incorpora 1/8 cucharada de almidón de maíz por cada huevo que utilices. 

5- Cuidado de quemaduras solares – Si te quedaste dormido en la playa y tu espalda está pagando las consecuencias, prepara una pasta con almidón de maíz y agua, y aplícala sobre las áreas afectadas. Luego, enjuaga con agua tibia. 
 
 
6- Tratamiento para pieles grasas – Si tienes piel grasa, puedes utilizar almidón de maíz para controlar los niveles de oleosidad. Lo único que debes hacer es aplicar una pequeña cantidad de este producto sobre las zonas más problemáticas del rostro.

7- Separar cartas – Los fanáticos de las cartas que luchan para poder despegarlas cada vez que tienen que jugar encontrarán una solución en el almidón de maíz. Coloca los naipes dentro de una bolsa con unas cucharadas de este producto y sacúdelas por unos minutos.
 
8- Manchas de tinta – Utiliza este producto para remover manchas de tinta de tu camisa favorita. Prepara una pasta con leche y almidón de maíz, y aplícala sobre la mancha. Una vez que se haya secado, retira el producto con la ayuda de un cepillo y lava la prenda normalmente.
 
 
9- Manchas de cera – Si la cera de la vela se derramó en tus muebles de madera, esparce una cucharada de almidón de maíz sobre la mancha y luego lustra la superficie hasta dejarla como nueva. 

10- Tratamiento para quemaduras leves – Prepara una mezcla con 1 cucharada de almidón de maíz, 1 cucharada de bicarbonato de sodio y 6 tazas de agua tibia. Sumerge una gasa en la mezcla y colócala sobre la quemadura, dejándola actuar por media hora.

11- Pie de atleta – Para evitar la formación de hongos en los pies (pie de atleta), coloca almidón de maíz sobre los pies y dentro de los zapatos. 
 
 
12- Pelo graso – Si tu cabello tiende a ponerse graso con facilidad, aplica un poco de almidón de maíz sobre el cuero cabelludo, déjalo actuar por unos minutos y luego cepíllalo normalmente. El almidón se encargará de absorber el exceso de oleosidad. 

13- Limpiador facial – Prepara una mezcla con 1 cucharada de almidón de maíz, 1 cucharada de glicerina y 1 taza de agua, y cocínala a baño maría hasta obtener una consistencia densa. Utiliza esta preparación como limpiador facial en lugar del jabón normal. 

14- Problemas de sudor – Para evitar el desagradable olor del sudor durante el verano, limpia las axilas con un algodón sumergido en alcohol y luego frótalas con almidón de maíz. 
 
 
15- Cura para problemas en la piel – Si quieres tratar picaduras de insectos y otros tipos de irritación en la piel, prepara una mezcla con almidón de maíz y agua, y aplícala sobre las zonas afectadas. 

16- Repelente para cucarachas – Prepara una mezcla con partes iguales de yeso tipo II y almidón de maíz, y distribúyela por los escondites o puntos de ingreso de las cucarachas.

17- Limpieza de objetos de plata – Para dejar tus objetos de plata como nuevos, límpialos con una pasta a base de almidón de maíz y agua. Aplica la pasta sobre el objeto, déjala secar y luego frótala con un trapo suave para devolverle el brillo.
 
 
18- Limpieza de manchas de sudor – Si una de tus camisas favoritas está arruinada por una mancha de sudor, con la ayuda de este producto podrás rescatarla. Aplica una pasta a base de agua y almidón sobre la mancha, y frótala con un trapo húmedo. Luego lava la prenda normalmente.

19- Prepara tu propio polvo para hornear – Si te quedaste sin polvo para hornear, podrás preparar uno casero con la ayuda de otros productos cotidianos. Para ello, mezcla 1 parte de bicarbonato de sodio, 1 de almidón de maíz y 2 partes cremor tártaro.

20- Limpieza de mascotas – Aplica almidón de maíz sobre el pelaje de tu mascota y cepíllalo para remover la suciedad. 
 
 
Artículo original: Remediesandherbs
 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: