header print

6 Métodos Efectivos Para Limpiar La Tabla de Cortar

Aunque muchos creemos que lo más importante es lavar las manos antes, durante y después de preparar comida, la tabla de cortar es uno de los principales focos de virus y bacterias en la cocina, que muchas veces pasamos por alto. Para proteger la salud de nuestra familia y evitar casos de intoxicación causados por la propagación de dichas bacterias, es importante limpiar y desinfectar las tablas de cortar con frecuencia. ¡Estos 7 métodos te ayudarán a hacerlo de forma práctica y efectiva!

1- Vinagre como desinfectante

Muchas veces, el uso de agua y detergente puede debilitar las fibras de madera en la superficie de las tablas de cortar. Por esta razón, la mejor opción para limpiar y desinfectar tu tabla consiste en utilizar un trapo humedecido con vinagre blanco para frotar la superficie luego de cada uso. El ácido acético del vinagre funciona como un excelente desinfectante natural para combatir bacterias como E. coli, Salmonella, y Staphylococcus. En caso de que la tabla también necesite ser desodorizada, espolvorea unas cucharadas de bicarbonato de sodio sobre la superficie, y luego aplica el vinagre blanco concentrado. Deja que los productos actúen durante 10 minutos y luego enjuaga con un trapo humedecido en agua fría. 
 
 
2- Peróxido de hidrógeno para matar las bacterias 

El peróxido de hidrógeno, también conocido como agua oxigenada, es el aliado que necesitabas para combatir las bacterias que se acumulan en la tabla de cortar, en especial luego de haber trabajado con pollo u otros tipos de carnes. Para eliminar los gérmenes de la tabla, utiliza un papel absorbente para frotar la tabla con vinagre y luego otro papel para frotarla con peróxido de hidrógeno de 3%.

3- Limones para eliminar el olor

Si acabas de cortar ajo, cebolla, carnes crudas o pescados, utiliza medio limón para frotar la superficie y poder desinfectar la tabla y deshacerte del olor. También puedes lavar la tabla de cortar utilizando un trapo humedecido en una mezcla de jugo de limón y agua. 
 
 
4- Bicarbonato de sodio para limpieza profunda

Si quieres dejar tu tabla de cortar como nueva, prepara una pasta con una cucharada de bicarbonato de sodio, una cucharada de sal, y unas gotas de agua, y utilízala para fregar la tabla hasta dejarla como nueva. Para finalizar, enjuaga con agua bien caliente, de manera de terminar de eliminar cualquier rastro de bacteria.

5- Sal para dejar la tabla reluciente

Si sueles utilizar agua y detergente para limpiar tus tablas de cortar, para finalizar la limpieza utiliza un trapo humedecido con una solución salina con alta concentración de sodio. Aplicando este método podrás devolverle el brillo y el color a la tabla. También puedes preparar una especie de pasta a base de sal y jugo de limón y utilizarla para darle una limpieza profunda a la tabla cada vez que lo necesites. 
 
 
6- Lejía para purificar

Si en tu cocina tienes una tabla de cortar o mesada de madera, nunca intentes limpiarla con un lustrador u otro producto de limpieza. En estos casos debes limpiar la superficie con un cepillo sumergido en una solución a base de 1 cucharada de lejía, también conocida como lavandina, y 2 litros de agua. Frota la superficie haciendo movimientos circulares y asegurándote de no saturar la madera. Luego, seca la superficie con un trapo limpio y seco.

Otros tips para mantener la higiene de la tabla de cortar

Recuerda que las tres reglas de oro son: limpieza, desinfección, y secado. 
No dejes que la humedad permanezca en la tabla por períodos largos de tiempo.
No dejes que las carnes crudas permanezcan en la tabla más tiempo del necesario.
Si la tabla es de madera, dos veces por semana, utiliza un aceite mineral para sellas la superficie y evitar la penetración de la bacteria.
Intenta tener una tabla para vegetales y otra para carnes, de manera de mantener una cocina organizada y limpia.
Utiliza agua caliente para eliminar bacterias.
 
 
Artículo original: Rd
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: