header print

Que Las Moscas No Te Persigan…

El verano se acerca, y con el calor llegan las moscas, uno de los insectos más molestos y dañinos que existen. Por más inofensivas que parezcan, estas pequeñas criaturas son portadoras de más de 60 enfermedades, y el hecho de que revoloteen y se posen en nuestra comida no es muy higiénico que digamos. 

Por eso, te traemos este truco casero para que las mojas dejen de visitar tu casa y tu cocina…

1- Necesitarás: Bolsas de plástico transparentes, agua, y algunas monedas (que no te servirán para comprar un repelente pero te ayudarán a construir uno).

2- Llena la bolsa con agua.
 
3- Pon entre 4 y 6 monedas en cada bolsa.
 
4- Cierra la bolsa y cuélgala en el área infectada.

Es cierto que suena un poco ilógico, pero en realidad hay un explicación científica muy interesante detrás de todo esto. 

Las millones de moléculas en el agua crean un efecto prisma especial, esto quiere decir que refractan la luz de una forma muy particular. Al agregar monedas, estamos aumentando el efecto de refracción de la luz.
Las moscas tienen una visión muy característica, ya que sus ojos están hechos de miles de lentes idénticos, lo cual significa que ven miles de reflexiones de la misma imagen.

Para estos insectos, una simple bolsa de agua es como una bola de discoteca cuyo reflejo de luz y movimiento les provoca una sensación de mareo. Estas circunstancias hacen que las moscas estén distraídas y sean más vulnerables a depredadores.

Este método no solo es útil, sino que también es económico y para nada nocivo, como otros repelentes que pueden contaminar la comida, el agua o el aire. Es increíble como a veces las soluciones más simples, son las más efectivas.

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: