header print

Esta Técnica Mejorará Tu Memoria De Forma Considerable

 La estrategia de memoria mnemotécnica más antigua se conoce como el método de “loci”. Se basa en la suposición de que siempre podemos recordar lugares con los que estamos familiarizados, de modo que si puedes vincular algo que necesitas recordar con un lugar que conoces bien, la ubicación actuará como una pista que te ayudará a recordar.
 
regla memoria mnemotécnica

Este método fue creado durante los días del Imperio Romano, el método de loci es una especie de método de enlace con un giro. Este método fue supuestamente ideado por el poeta Simónides de Ceos, quien fue el único superviviente de un edificio colapsando durante la cena a la que asistía. Los que habían muerto fueron aplastados más allá de todo reconocimiento, pero Simónides pudo identificar a los muertos al recordar dónde habían estado sentados los invitados.

De esta horrible experiencia, se dio cuenta de que sería posible recordar cualquier cosa asociándolo con una imagen mental de la ubicación. Los oradores griegos y romanos usaron esta técnica para dar discursos sin la ayuda de notas: era el sistema mnemónico más popular hasta mediados de la década de 1600, cuando se crearon los sistemas de fonética.

Así es como funciona:

• Piensa en un lugar con el que esté muy familiarizado, como su casa.
• Visualiza una serie de ubicaciones en el lugar en orden lógico. Por ejemplo, si es tu casa, imagina el camino que normalmente haces para pasar de la puerta principal a la puerta trasera. Comienza en la puerta de entrada, atraviesa la sala, ingresa a la sala de estar, pasa por el comedor, a la cocina, y así sucesivamente.
• Coloca un artículo que deseas recordar en una de las ubicaciones.
• Cuando se trates de recordar los artículos, simplemente visualiza tu casa y repasa habitación por habitación. Cada elemento que asociaste con una habitación específica en tu casa debería surgir a medida que avanzas por tu hogar en tu mente.

regla memoria mnemotécnica

Así es como funcionaría esta estrategia si quisieras recordar la siguiente lista de compras:

• Crema de afeitar
• melocotones
• Salchichas
• Salsa de tomate
• Helado

Cuando visualices su hogar, imagínate esparciendo la crema de afeitar en la puerta de entrada. No te limites a pensar en la palabra "crema de afeitar", piensa en rociar crema de afeitar en la puerta. Luego, abre la puerta e imagina un melocotón gigante rodando por el pasillo directamente hacia ti. Ahora camina a la sala de estar y visualiza una salchicha con un sombrero de vaquero y descansando junto al fuego. A continuación, ve al comedor e imagina una botella de ketchup, vestida con un uniforme de sirvienta, colocando la mesa. Finalmente, ve a la cocina y piensa en un galón de helado, que se derrite sobre una estufa caliente.

 

Después de haber visualizado todo esto, cuando intentes recordar la lista de compras, todo lo que tienes que hacer es visualizar la puerta de entrada. Verás instantáneamente la crema de afeitar en tu mente; Al entrar en la sala, el melocotón acudirá en tu mente; y así. Cuanto más extrañas y graciosas hagas tus imágenes mentales, más fácil será para ti recordarlas.

Este método puede usarse para recordar listas, nombres de personas en un evento, cosas que necesitas hacer, puntos importantes en un discurso, o incluso un pensamiento que desea tener en cuenta. Esta estrategia mnemotécnica funciona bien porque cambia la forma en que te acuerdas. Dado que las ubicaciones están organizadas en un orden que usted conoce bien, una memoria fluye a la siguiente con mucha facilidad.

regla memoria mnemotécnica

Si lo deseas, puedes colocar más de un elemento en una ubicación particular. Por ejemplo, si tienes 50 artículos en una lista de compras, podrías colocar cinco artículos en diez ubicaciones diferentes. Cada uno de estos cinco elementos debe interactuar en su ubicación.



Por ejemplo, podrías pensar en tu rutina diaria por la mañana:

• Habitación
• Baño
• Cocina
• Garaje
• Coche

Ahora necesitas vincular los elementos que deseas recordar a cada uno de estos lugares. Por supuesto, es imperativo que recuerdes los lugares, pero esto no debería ser demasiado difícil, ya que son parte de tu rutina diaria. Luego adjunta cada elemento a un lugar. Usando el ejemplo de la lista de compras desde arriba: te despiertas junto a una lata gigante de crema de afeitar; encuentras un enorme melocotón bañándose en tu baño; una salchicha que te está haciendo el desayuno, una botella de ketchup está bloqueando tu automóvil; y un galón de helado, con gafas de sol, se está derritiendo en el asiento del conductor. Luego, podría imaginar cinco elementos más a lo largo de su ruta al trabajo, cinco en su oficina, y así sucesivamente.

El método “loci” te permite recordar elementos en una lista, pero no le permite ubicar solo un elemento en particular. Por ejemplo, si quisieras encontrar el noveno elemento usando este sistema, deberías descender los primeros ocho elementos para llegar a él.

El camino alrededor de este pequeño problema es colocar una marca distintiva en cada quinto lugar. Por ejemplo, en el quinto lugar, puedes agregar una factura de un dólar a la imagen. En el décimo lugar, puedes agregar un reloj. Con este toque adicional, no existen límites para recordar todo. 

Fuente: howstuffworks
Imágenes: depositphotos

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: