header print

¿Sabes Cómo Ubicar Tu Computadora? Evita Dolores Posturales

 A diferencia de los jóvenes, las personas mayores no nacimos con un Smartphone en una mano y una Tablet en la otra. De hecho, muchos de nosotros recordamos los tiempos de los discos de marcar y los comienzos de la tecnología moderna.

 

Sin embargo, en una época en que las computadoras son cada vez más utilizadas, es necesario mantenernos informados y aprender a ubicar todos los componentes de la máquina de manera de disfrutar sus beneficios sin dañar la salud.

1. Cuida la iluminación
En primer lugar, la iluminación de la habitación – Para minimizar el daño de los ojos, asegúrate de ubicar la computadora en un ambiente levemente iluminado, de manera de evitar el reflejo de la pantalla. Si tienes que trabajar con papeles y documentos, asegúrate de tener una lámpara de mesa regulable, de manera que puedas encontrar el punto más cómodo para ti.
2. Invierte en una buena silla 
Ya que pasarás gran parte de tu tiempo sentado en esa silla, es importante invertir en una que sea cómoda y brinde un buen soporte para tu espalda. La silla debería dejarte espacio suficiente para ubicar las piernas debajo del escritorio con comodidad. Si la silla tiene un apoya brazos, asegúrate de que estos no dificulten el uso de la computadora, evitando que alcances el teclado. Te recomendamos invertir en una silla ajustable, con un respaldo levemente curvo que sirve de soporte para la parte baja de la espalda. Prueba diferentes modelos y elige el que te resulte más cómodo.
3. Busca un soporte para tus pies
Ahora que ya nos encargamos de los ojos y la espalda, es momento de pasar a los pies. Cuando te sientes frente a la computadora, los pies deben estar apoyados cómodamente sobre el piso. De lo contrario, deberás recurrir a un pequeño taburete que te permita posicionar de la forma más cómoda.
 
4. Ubica tu monitor
La mejor forma de verificar si la pantalla está ubicada correctamente es sentándose frente a la pantalla, con el cuerpo levemente inclinado hacia atrás, y estirando los brazos hacia el frente. Si llegas a tocar el centro de la pantalla, significa que el monitor está ubicado de forma adecuada, tanto para los ojos como para el cuello. Si necesitas inclinar la cabeza para visualizar la pantalla, significa que el monitor no está ubicado correctamente. Las pantallas LCD son más beneficiosas y cómodas para la vista.
5. El teclado
La ubicación del teclado es uno de los factores más importantes a la hora de posicionar los componentes de tu computadora. Una posición correcta permite que el usuario mantenga una postura natural mientras escribe. Asegúrate que el teclado esté ubicado a la altura del codo. Si al escribir las muñecas se encuentran dobladas, podrías desarrollar fatiga de antebrazo o síndrome del túnel carpiano. Por esta razón, te recomendamos adquirir un teclado ergonómico que brinde mayor soporte para la muñeca y el brazo.
6. El mouse
Una de las afecciones más comunes en la última década ha sido el Síndrome del Túnel Carpiano, una condición que produce dolor, debilidad o entumecimiento de la mano, muñeca, y brazo, y cuya causa principal es la mala ubicación del mouse a la hora de utilizar la computadora. Asegúrate que el mouse esté ubicado sobre una superficie estable a la altura del teclado, y que la mano se sienta en una posición natural. Te recomendamos comprar una alfombrilla para el mouse o un bola de desplazamiento, ya que ambos requieren menos movimiento de la muñeca.
6. Coloca tus papeles y notas 
Si trabajas con papeles, carpetas y otros documentos, te recomendamos ponerlos lo más cerca de la pantalla posible. Si quieres minimizar el daño del cuello, puedes colocar los papeles en algún soporte que los mantenga a la altura de la pantalla.
7. Realiza los descansos pertinentes
La mayoría de las personas tienden a perder la noción del tiempo cuando están trabajando frente a la computadora. Diversas investigaciones han demostrado los efectos negativos causados por mirar a la pantalla por períodos de tiempo prolongados. Por esta razón se recomienda tomarse un descanso de 3 a 5 minutos cada 30 o 45 minutos. Durante el descanso, puedes realizar estos ejercicios.
Imágenes 1,2, 9 cortesía de depositphotos.com
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: