header print

La Jardinería Tiene Grandes Beneficios Para Tu Bienestar

 La jardinería es un pasatiempo que olvidé durante años en mi juventud, pero ahora que ya no trabajo y disfruto más de mi tiempo libre, he llegado a apreciar los sorprendentes beneficios de la jardinería en mi bienestar emocional y físico. Por ello, hoy quiero compartir contigo 12 increíbles beneficios que podemos obtener de nuestros jardines para disfrutar de una vida más plena, rica, saludables y feliz.
 
1. Los alimentos cultivados en un huerto son más nutritivos y tienen mejor sabor
Se sabe bien que los productos frescos son más sabrosos y saludables que otros. Cuando las frutas y verduras están completamente maduras, contienen una buena cantidad de minerales, fibra, antioxidantes y vitaminas, por lo que si las cosechas durante su temporada, podrás disfrutar de sus increíbles beneficios. 
Aunque en los supermercados se pueden encontrar infinidad de frutas y verduras, no se puede confiar totalmente en los productos frescos que se ofrecen a menos de que sepas cuándo y dónde se cosecharon. Sorprendentemente, en 1952, una mujer consumió su dosis recomendada de vitamina A a partir de dos melocotones, sin embargo, hoy sólo se podría hacerlo con 53 melocotones. Este alarmante deterioro en la calidad del producto puede ser una razón más para ponerte manos a la obra y crear tu propio jardín.
2. Nadie come más frutas y verduras que los jardineros
Es un hecho de sentido común que las personas que están alrededor de cierta comida comen más de lo mismo. Cuando las personas están profundamente involucradas en la producción de algo, son mucho más propensos a disfrutar de ella. Por lo tanto, los jardineros se enorgullecen tanto de su duro trabajo, y disfrutan compartir sus frutas y verduras orgánicas con los demás. 
Desafortunadamente, muchas personas no comen suficientes frutas y verduras, lo que ayuda a evitar un gran número de preocupantes enfermedades crónicas. Sin embargo, los hechos demuestran que los jardineros comen un 40% más de frutas y verduras frescas que los que no son jardineros. También son casi cuatro veces más propensos a satisfacer las cantidades recomendadas de frutas y verduras. Lo mismo aplica para los niños que están involucrados con la jardinería.
3. Se queman hasta 600 calorías por hora 
¿Por qué perder dinero y energía en un gimnasio de lujo cuando podrías obtener los mismos beneficios para la salud si trabajas un poco en tu propio jardín. Por supuesto, la jardinería puede ser un trabajo duro, pero tienes recordar que tú eres el jefe de tu parcela de tierra, por lo que puedes decidir la cantidad de excavación, deshierbe y riego que quieres hacer en un día determinado. 
Se estima que las tareas de jardinería te ayudarán a quemar entre 200 y 300 calorías por hora, y esta cifra podría duplicarse durante los trabajos más duros. Eso significa que podrías, en tres horas, sustituir lo que usualmente quemas en una actividad de gimnasio. 
 
4. Los que mantienen su jardín gozan de un peso corporal saludable
Un estudio ha encontrado que aquellos que trabajan en su propio jardín pesan entre 11 a 16 libras menos que sus vecinos, hermanos y cónyuges. Esto se debe a las actividades particulares que la jardinería conlleva, así como a los beneficios para la salud de alimentarse de su propio trabajo.
5. Obtendrás un montón de vitamina D mientras trabajas en la jardinería
La vitamina D es especialmente importante, y vale la pena asegurarnos de obtener lo suficiente de ella. Los jardineros no tienen ningún problema al hacerlo, ya que están fuera así llueva o salga el sol.  Todo lo que necesita es estar alrededor de los rayos del sol al menos un cuarto de hora, algunos días a la semana. ¡Estos momentos son de oro!
6. Si cultivas tu propio huerto, podrás vivir más tiempo
Ésto no sólo se aplica a la jardinería, sino a todas las actividades que requieren esfuerzos regulares. Un estudio ha demostrado que las personas mayores de 60 años que se dedican a actividades como la jardinería tienen un  27% menos riesgo de sufrir de un infarto cardíaco o accidentes cerebrovasculares, y un riesgo menor del 30% de morir por otro tipo de causas. 
7. Los jardineros tienen manos fuertes
Los científicos han llegado a creer que la fuerza de las manos es un buen indicador de riesgo para la salud y la mortalidad de una persona. Y es difícil pensar en una actividad mejor y más satisfactoria para ellas que la jardinería. Sin duda, unas manos fuertes son una buena señal de que eres una persona sana.
8. La jardinería te expone a las "bacterias buenas"

Los seres humanos desde siempre han coexistido pacíficamente con las bacterias, tanto así que el 90% de las células de nuestro cuerpo son virus no humanos, bacterias y otros microbios clasificados. Por milenios la gente se han rodeado de dichas bacterias buenas - que ayudan a regular nuestro cuerpo. Pero actualmente, muchas personas también sufren de enfermedades relativamente nuevas como el asma, la diabetes y el cáncer.

Sin embargo, estar cerca del suelo te dará un montón de exposición a todo tipo de bacterias, a través del aire y de la piel, lo que sin duda fortalecerá tu sistema inmunológico. Incluso puede ayudarte a desencadenar tus niveles de serotonina, como es natural. Esta sustancia química se asocia con el buen estado de ánimo y el aprendizaje.

9. La jardinería te ayuda a mantener el estrés bajo control
De acuerdo con un estudio, un grupo de investigadores han observado que las personas que han estado haciendo algo estresante se calman por completo cuando trabajan un poco en la jardinería, mientras que los que hacen otras actividades como leer, por ejemplo, se sienten peor.  
10. Los jardineros son más felices que los que no lo son

Se ha demostrado que estar en un jardín aumenta la autoestima y el estado de ánimo. Como hemos visto anteriormente, es una actividad muy relajante y, al estar en contacto con esa paz, nos encontramos girando en pensamientos alegres que realmente nos ponen de buen humor. El resultado de esta felicidad significa menos cansancio y  fatiga, lo que nos permite vivir una vida vigorosa y alegre.

Esta felicidad se prolonga cuando nos centramos en el momento presente. Así de maravillosos son los claros efectos espirituales de la jardinería, que actualmente se usan en los tratamientos terapéuticos para la depresión.

11. Ejercita tu cerebro con la jardinería
Investigaciones recientes han demostrado que ciertas actividades mentales ayudan a evitar la degeneración del cerebro. Entre ellas se encuentra: tejer, viajar, hacer rompecabezas y, claro está, la jardinería. Sin embargo, en mi opinión la jardinería se sitúa por encima de estas otras opciones, ya que ofrece muchas otras grandes ventajas como mejorar tus habilidades de aprendizaje, habilidades de lenguaje, capacidad de concentración y memoria. 
12. Los jardineros son más gentiles y más humanos
Pasar tiempo de calidad alrededor de la naturaleza nos hace sentir receptivos, gentiles y comprensivos. Considerando que pasar tiempo en ciudades llenas de estructuras hechas por el hombre nos hace sentir más egoístas y ambiciosos de la fama y la riqueza, los jardines nos devuelven a lo natural. 
Cuando estamos en un jardín nos dejamos deleitar por sus flores, su aire, su comida; cosas que son benéficas para nuestra salud y elevarán nuestro espíritu.  En pocas palabras, la jardinería es lo mejor para ti. ¡Pruébala!
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: