header print

9 Cosas Que Perdemos Cuando Nos Disculpamos Demasiado

Aunquen pasen miles y miles de años, nunca seremos unos expertos en el arte de la comunicación. Una de las principales limitaciones que nos impide dominarla, es que en nuestra estructura social actual utilizamos con frecuencia palabras fuera de contexto que cambian el significado de las cosas que queremos decir.

Un claro ejemplo de esto son las palabra ''Lo siento''. Mientras que la frase tiene la intención de mostrar humildad y vulnerabilidad cuando es usada en eventos donde se presentan irregularidades o sentimientos heridos, actualmente es usada en varios escenarios para ''romper el hielo'' al conocer a una nueva persona, o al realizar una interacción.

De hecho, actualmente terminamos usando la palabra en situaciones en las que es totalmente ridículo hacerlo. Lo gracioso, es que aunque somos conscientes del mal uso que le damos a la palabra, continuamos usándola incorrectamente. Lo que necesitamos entender es que sobre disculparnos por todo, y usarla en contextos donde no tiene cabida es algo que debemos parar de hacer. Aquí te mostramos 9 cosas que pierdes cuando te disculpas en exceso.
 

 
1. Confianza
No es muy aconsejable empezar algo con una disculpa. Un excelente ejemplo de esto es cuando estás a punto de dar una presentación en el trabajo. A pesar de todo el esfuerzo que pusiste en la preparación para que todo saliera lo mejor posible, tú sigues sintiendo que tienes que justificar tus deficiencias (reales o imaginarias) con una disculpa. Todo esto hará que pierdas tu confianza, y hará también que los demás pierdan la confianza en tí.  Probablemente hará que cometas errores que pueden tener consecuencias tales como perder clientes, e incluso el trabajo.
2. Una demanda de seguro
Todos tenemos la posibilidad de tener un accidente de tránsito, sin embargo, nunca es una buena idea aceptar la responsabilidad de lo sucedido con una disculpa en la escena del accidente, porque puede ser interpretado como una admisión de culpabilidad tanto para las víctimas como para las autoridades. Déjale a los expertos decidir quién fue el culpable. No hagas que las cosas sean peores para ti disculpándote por lo que pasó, incluso si realmente tuviste la culpa. 
 
3. Credibilidad
La importancia de ser reservados al momento de hacer una disculpa es vital, pues debes ser consciente de que si la gente te escucha diciendo la palabra "lo siento" con demasiada frecuencia, perderá su valor. De hecho, si te das a conocer por usarla repetidamente en contextos sociales y profesionales, lo más probable es que todos empiecen a pensar que realmente eres el culpable de todo.

4. Respeto

Decir ''lo siento'' todo el tiempo implica sumisión y causa una distorsión en la imagen que los demás tienen de ti. Por eso tienes que ser particularmente selectivo a la hora de decirlo. Levántate y no permitas que nadie pase encima de ti. Ganarás el respeto de otros.

 

5. Valórate a ti mismo

El mal uso de la palabra ''lo siento'' puede manchar tu conciencia de culpa, por lo que perderá su valor inherente si no la utilizas correctamente. Un buen ejemplo de esto es cuando dos personas chocan entre sí en una fiesta, y como resultado, una o más bebidas se derraman sobre ti.  Tu primera reacción es pedir disculpas por algo que, definitivamente, no has hecho para calmar la situación. Pero lo que realmente haces con esto es tornar la situación mucho más incómoda y confusa, así que de nuevo, tienes que actuar con moderación cuando digas lo siento.
6. Una relación
En una relación, disculparte puede ser bueno, pero si usas la palabra con mucha frecuencia, la relación será mucho más compleja. De hecho, Esa sobreexposición de la palabra terminara causando más argumentos y problemas que soluciones, porque disminuye su poder intrínseco y su valor cuando se utiliza como excusa para resolverlo todo. Por otra parte, también puedes tener una tendencia a usar la palabra para enterrar ciertas cuestiones y evitar hablar de ellas, y esta no es la mejor manera de resolver los problemas. 
 
7. Tu identidad
Sin duda, demasiadas disculpas van eliminando tu propia confianza, y esto, a su vez, puede conducir a perder tu propia identidad. Si te falta la confianza, es muy probable que te abstengas de hablar y discutir tus ideas en público y precisamente compartir nuestros pensamientos es lo que nos hace ser quien somos frente a los demás.

8. Su apelación

La forma en que te expresas juega un papel importante en lo que la gente percibe de ti. Nunca se debe iniciar una conversación con alguien que tiene un interés social o romántico con una disculpa, pues hará que pierda inmediatamente el interés en ti.  

9. La oportunidad de una primera buena impresión

Nunca se tiene una segunda oportunidad para causar una primera impresión . Aunque muchos están en desacuerdo, debes saber que las personas tienden a juzgar rápidamente.  Es por eso que no es aconsejable disculparse en exceso por todo durante un primer encuentro con alguien. Esto no te ayudará a parecer fuerte, firme y seguro.

Conclusión
El centro de todo este artículo es que tienes que aprender a ser más asertivo cuando uses esta fuerte palabra en una conversación. Para hacerlo, restringe el número de veces que la usas y las razones por las cuales las empleas. Esto le dará más poder y significado a las palabras cuando en verdad la sientas.

Fuente de contenido: LifeHack

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: