header print

10 Consejos que me Hubiese Gustado Saber Cuando Tenía 30

La vida es un suspiro y a veces se nos pasa sin que podamos darnos cuenta. Un día estamos en el colegio, al siguiente conocemos al amor de nuestra vida, tenemos nuestro primer hijo y formamos nuestra familia, pero cuando por fin entendemos que el secreto de la vida está en vivir el presente, las canas de nuestro cabello nos recuerdan que también tenemos una lista interminable de historias que en muchas ocasiones dejamos de vivir por miedo a fallar. Si te ha pasado, te invitamos a conocer los 10 consejos que me hubiese gustado saber cuando tenía 30.

 

Mujeres mayores

 
1. La honestidad comienza en tí
 
Cuántas veces dejamos de hacer lo que realmente nos gusta o comportarnos como realmente somos por miedo a lo que los demás fueran a pensar. Cuántas veces estuvimos metidas en relaciones o situaciones de las que queríamos huír por miedos o por guardar apariencias. Cuando tienes algunos años encima entiendes que con la primera persona que debes ser honesta es contigo misma. No hay nada de malo en mostrar nuestro verdadero yo.
 
2. La relación más bonita es conmigo misma
 
Si hubiese entendido esto cuando joven, me hubiese aceptado tal cual soy y me hubiese evitado muchos dolores de cabeza. Cuando te amas a ti misma, tu corazón está abierto y receptivo para amar y dar lo mejor a los demás. Si tú no logras ver lo especial y única que eres ¿Quién lo hará?

3. Manten cerca a tus seres queridos
 
Muchas veces pensamos que somos la Mujer Maravilla y que podemos hacerlo todo solas, y aunque sí, siempre es bueno contar con la ayuda de los demás. El camino de la vida es más fácil cuando tenemos con quien caminarlo. Manten cerca a tu familia y amigos, diles todos los días lo importantes que son para ti.
 
 
Familia
Fuente fotográfica: Photostock 
 
 

4. Vive todas tus etapas 

Cuando estamos en el colegio nuestro deseo es entrar a la universidad, cuando estamos en la Universidad queremos terminar la carrera y empezar a trabajar, cuando trabajamos queremos tener tiempo para disfrutar de nuestra familia, y cuando tenemos el tiempo para hacerlo, quizá es demasiado tarde. Vivir cada época a plenitud es uno de los mejores consejos que alguien de 60 años te puede dar. No trates de evadir experiencias por pasar pronto de nivel, cada etapa es enriquecedora y te aportará lo necesario para construir tu personalidad. Sé consciente de la etapa en que estás y dale la bienvenida con aceptación y naturalidad.
 
5. Preocuparse no sirve de nada
 
Cuando tienes cierta edad comprendes que preocuparte no va a arreglar nada, sólo empeora las cosas, porque lo que tiene que pasar simplemente lo hará y no hay nada que puedas hacer. Recuerda que no podemos controlarlo todo, pero lo que sí podemos controlar es nuestra reacción ante las cosas.
 
 
6. Nada mejor que envejecer con dignidad
 
Un día la actríz Anna Magnani le dijo a su maquillador  “Déjame todas las arrugas, no me quites ni una, he tardado toda una vida en conseguirlas.”, y de eso se trata. Los cambios físicos son inevitables pero también son un recuerdo de todas las cosas que hemos pasado a lo largo de nuestra vida para llegar a donde estamos ahora. Nos recuerdan que hemos vivido, llorado, amado, soñado y que todavía tenemos todo el tiempo del mundo para seguirlo haciéndolo. No olvides que lo único viejo es el año de tu identificación, no tú.
 
 
Mujer mayor
Fuente fotográfica: Stockimages
 
7. Aprende a decir NO
 
Decir NO no es malo. Nos hicieron creer que siempre debemos complacer a los demás y que un no puede ser hiriente o grosero, pero ahora que lo pensamos, cuántas cosas nos hubisemos ahorrados si hubiesemos dicho un NO sincero a un Sí obligado. No tienes que justificarte cada vez que no desees hacer algo.
 
8. Ahorra para el futuro
 
La vida está en constante cambio, unas veces estaremos muy bien o otras no tanto, por lo que ser precabidos no está de más. Aprende a tener el hábito de ahorrar. Claro que puedes darte gustos y disfrutar de tu dinero, pero siempre proponte un monto mensual que necesites ahorrar para el futuro por si lo llegas a necesitar.
 
 
Mujer mayor
 
9. Perdonar es bueno para tu salud
 
No creas que con perdonar sólo estás aliviando la vida de los demás, pues cuando lo haces al que más ayudas y beneficias es a ti mismo. La salud mejora cuando estamos en buena sintonía con el mundo y cuando en nuestro corazón no hay rencor. Emociones sanas es igual a un cuerpo saludable.
 
10. Una nueva forma de libertad
 
Uno de los aspectos positivos del envejecimiento es que ahora tienes más libertad. Tus hijos están grandes, tienes la pensión de tu trabajo, estás en el momento adecuado para volver a pensar en ti. ¿Qué te gustaría hacer?

No tengas miedo de envejecer, sólo es otra etapa, un nuevo ciclo que todos los seres humanos debemos vivir en algún momento. Explórala con amor y déjala que te sorprenda.
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: