header print

Tips Para Mantener Las Plagas Lejos Tu Jardín

Las plagas de insectos son uno de los principales problemas que podemos encontrar en el jardín, y uno de los mayores culpables por la destrucción de flores, plantas y huertas. Aunque existen ciertos de productos químicos para acabar con este problema, siempre es mejor recurrir a opciones naturales que nos permitan brindar soluciones seguras y efectivas. Las siguientes ilustraciones te demostrarán que, para olvidarte de las plagas de insectos, solo necesitarás estas 5 simples soluciones ¡No te las pierdas!

Para comenzar…

1- La composición del suelo debe ser saludable

El suelo es una de las principales fuentes de vida de las plantas, ya que les brinda los nutrientes, el agua, el oxígeno y el soporte que necesitan para crecer y prosperar. En este sentido, un suelo saludable permitirá que tus plantas sean más resistentes a plagas y otros factores dañinos. Para evitar sufrir las molestias causadas por la visita de insectos indeseados, ten en cuenta los siguientes puntos:

Evitar cambios en el suelo – Mover la tierra con frecuencia puede dejar la superficie expuesto a la lluvia, la erosión, y la formación de microbios nocivos para las plantas y el suelo. Mantener el suelo libre de alteraciones también te ayudará a preservar los sistemas vivientes allí presentes. 
Enriquece el suelo – El uso de compost, abono, o micronutrientes es una excelente forma de nutrir el suelo y crear la estructura deseada para el cultivo de una planta. Por eso, cada primavera, te recomendamos enriquecer el suelo con una generosa capa de abono. Recuerda que debemos alimentar el suelo, no las plantas, ya que el  suelo será el encargado de poner a disposición de las plantas los nutrientes necesarios para su desarrollo.
Utiliza mantillo siempre que sea posible – Cuando se trate de plantas de unos 11 cm de alto, cubre la superficie del suelo con una capa de materia verde y hojas. Este procedimiento te ayudará a reducir la evaporación del agua, reducir el crecimiento de malezas, moderar la temperatura del suelo, etc. 
Realiza rotación de cosecha en cada estación – Sembrar las semillas en el mismo sector puede fomentar el desarrollo de plagas en el suelo. En este sentido, la rotación de cultivos te ayudará a mantener el suelo saludable, y prevenir las enfermedades que pueden dañar nuestras plantas. 

2- Atrae predadores para mantener las plagas bajo control

Aunque no lo creas, muchos insectos contribuyen con el crecimiento de las plantas, polinizando, descomponiendo desecho, y devorando insectos. Pero… ¿Cómo diferenciar los insectos beneficiosos de los dañinos?

Plagas
Plagas

Para atraer a los predadores que mantendrán controlado el problema de plagas, es necesario contar con ciertas plantas y hierbas en tu jardín. Por lo general, este tipo de plantas es de floración continua, lo cual nos permite contar con fuentes de néctar y polen durante toda la temporada. Dado que los insectos predadores también se sienten atraídos por las hierbas, te recomendamos incluir una planta de menta, cilantro, o perejil. 


Plagas
Plagas
Plagas
Plagas

3- Observa las plantas en busca de daños

A pesar de tener un suelo saludable y contar con insectos predadores, el control del estado de tus plantas te ayudará a prevenir daños y enfermedades.

Plagas
Plagas

4- Controla las plagas con estos productos cotidianos

En muchos casos, la solución natural al problema de plagas puede ser encontrada en la cocina de tu casa. Antes de aplicar cualquiera de estos productos, asegúrate de probarlos en un pequeño sector de la planta, de manera de comprobar que no se produzca ningún daño. Evita realizar estos procedimientos en días soleados y calurosos, ya que podrías provocar quemaduras en la planta.

Plagas
Plagas

5- El límite entre la tolerancia y la acción

Cuando el daño producido por las plagas se encuentra fuera de control, comienza probando con el método de control menos invasivo, antes de recurrir a productos químicos. En cualquier caso, te recomendamos optar por productos de toxicidad moderada, como el vinagre de horticultura, polisulfuro de calcio, azufre, ácido bórico, y cobre. Si el daño producido por la plaga es mínimo, tienes la opción de tolerar la invasión de insectos, o controlarla y correr el riesgo de dañar polinizadores y predadores beneficiosos. Es posible consumir hierbas y vegetales que han sido dañados por insectos, siempre y cuando tengas en cuenta las siguientes recomendaciones:

Descarta cualquier parte que haya sido mordida por roedores. 
Desecha cualquier parte que haya estado en contacto con excremento animal. 
Descarta cualquier parte que tenga una decoloración blanca, causada por insectos minadores. 
 
Artículo original:  fix
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: