header print

Reglas De Oro Sobre El Cultivo De Cilantro

Las personas tienen sentimientos extremos hacia esta hierba, que puede pasar de un amor profundo a una fuerte aberración. Si eres un amante del cilantro y disfrutas incorporando esta hierba en tus comidas, te alegrará saber que siguiendo unas simples reglas podrás cultivar esta planta en tu jardín, y así contar con tu propia reserva de cilantro fresco para aportarle sabor a tus platos en cualquier momento del día. 

Cosas que DEBES hacer

Planta el cilantro en una zona que esté completamente expuesta al sol, y donde el suelo se encuentre bien drenado y ligero, con un pH entre 6,2 y 6,8. Las pequeñas dosis de sombra son permitidas en zonas del sur, donde el sol se pone muy caliente durante el día. 
Ten en cuenta la estación propicia para el cultivo de cilantro. En la mayoría de los lugares estas plantas prosperan en climas templados, durante las épocas de primavera y otoño. Cuando el clima comienza a volverse cálido, el cilantro comenzará a germinar brotes largos, indicando que su época de cosecha ha terminado. 
Planta el cilantro en su propio espacio, de manera que pueda volver a ser cultivado. 
Recuerda fertilizar el suelo cada cuatro o cinco cosechas. 
Planta las semillas a unos 0,63 cm de profundidad, con una distancia de entre 15 cm a 20 cm entre cada una, y en filas con aproximadamente 30 cm de distancia.
Debido a que estas plantas requieren altos niveles de humedad para poder germinar, es importante regarlas con frecuencia.
Cuando la planta haya madurado, las necesidades de agua serán menores. En esta etapa, el objetivo es mantener el suelo húmedo ya que el cilantro es una planta de clima seco.
Asegúrate de detener la sobrepoblación del cilantro, retirando las plantas más pequeñas para dar lugar al crecimiento de las más fuertes. 
A la hora de recoger el cilantro, deberás cortar las hojas y los tallos individuales de la planta, cuando el tallo haya alcanzado los 10 o 15 cm de altura. 
Las especies 'costa rica', 'suave' y de 'larga duración' son las  mejores variedades de cilantro para comenzar a cultivar, debido a que son de bajo brote y producen una cosecha abundante de hojas.

Cosas que NO DEBES hacer
 
No coseches más de un tercio de las hojas al mismo tiempo, ya que podrías debilitar la planta. Una vez que hayas recogido las hojas, la planta continuará creciendo durante dos o tres ciclos más.
No cortes las flores de inmediato, ya que cuando la flor muera de forma natural, podrás cosechar las semillas de cilantro y utilizarlas en la cocina o dejarlas que caigan al suelo y crezcan por sí solas. 
No riegues en exceso. Utiliza una botella con atomizador para humedecer el suelo, de manera de evitar descolocar las semillas durante las primeras etapas. 
Debido a que el cilantro es una planta sensible, evita someterla a situaciones que puedan “estresarla” y hacer que produzca semillas antes de tiempo. 
 
Aquí tienes una deliciosa y simple receta para utilizar tu próxima cosecha de cilantro:
 
Ingredientes 
Porciones: 2 o 3 

2 pechugas de pollo grandes
1 cebolla, ½ para el pollo y ½ para la salsa
3 dientes de ajo
1 hoja de laurel
Sal, al gusto
1 taza de crema fresca
1 puñado de hojas de cilantro
1 cucharadita de caldo de pollo en polvo

Procedimiento
  • Coloca el pollo dentro de una olla de presión junto con una mitad de la cebolla, 1 diente de ajo, el laurel y la sal. Cubre con agua, tapa y cocina durante 10  o 15 minutos.
  • Precalienta el horno a 180 °C. 
  • Retira el excedente de agua de las piezas de pollo cocidas, y colócalas sobre una placa. 
  • Dentro de una licuadora, coloca la crema, la  otra mitad de la cebolla, los 2 dientes de ajo restantes, el cilantro y el caldo de pollo en polvo, y mezcla hasta obtener una salsa homogénea. 
  • Vierte la salsa sobre el pollo, cubre con papel aluminio y hornea durante 15 minutos.
  • Sirve de inmediato.

Artículo original: Apartmentherapy

Fuente de imágenes: Pixabay

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: