header print

Chiste: Una Mujer Muy Astuta

 José llega a un bar para encontrarse con su amigo Manuel.

Manuel no vas a creer  lo que me ocurrió, ayer fui a un bar y pedí una cerveza, en la mesa de al lado estaba una rubia despampanante que me miraba y me miraba con insistencia, llamé al mesero y le dije que le sirva lo que ella quisiera de mi parte, ella pidió un cocktail y me lo agradeció con una hermosa sonrisa.

Después de unos minutos me invitó a sentarme con ella,  mientras hablábamos, ella me contó que tenía muchos problemas con su marido y bla, bla, bla, luego me invitó a su departamento.

Ya cuando estábamos en el departamento justo que vamos a la empezar con la faena y zas, que llega el esposo, ella muy tranquila me dijo que no me preocupara y ella se encargaba”.

Después me dijo que agarrara la plancha y me pusiera a planchar una pila de ropa.
 

Chiste: Una Mujer Muy Astuta

En eso entró el esposo y le preguntó: “¿Quién es este tipo?”

Ella le dijo que era una hombre que no tenía trabajo y le dio trabajo planchando la ropa.

El marido se quedó ahí 2 horas viendo cómo planchaba planchaba, terminé y me fui lo más rápido posible.

¡Estoy vivo gracias a la astucia de esa hermosa mujer!

José por casualidad, esa mujer ¿vive en la calle higueras # 161?

Sí Manuel ¿por qué tu pregunta?

Pues mira que te tocó planchar la ropa que yo lavé ayer.

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad