header print

Con El Ding y El Dong. Las Campanas De La Iglesia

  Una joven recibió las peores noticias del día: su amado abuelo acababa de fallecer. Ni bien terminó de conocer la noticia, la joven tomó el primer micro al pueblo donde vivían sus abuelos, para consolar y acompañar a su abuela de 92 años en tan amargo momento. 
 

Cuándo preguntó cuál había sido la causa de muerte de su abuelo, la abuela respondió: “fue un paro cardíaco, sucedió el sábado por la mañana mientras estábamos teniendo relaciones…”

Horrorizada, la joven le dijo a su abuela que dos personas de casi cien años teniendo sexo no podía tener ningún buen resultado. 

“Oh, no querida”, respondió la abuela, “hace varios años atrás, cuando nos dimos cuenta de los problemas de nuestra edad, descubrimos que el mejor horario para tener sexo era cuando comenzaban a sonar las campanas de la iglesia. Era el ritmo justo, lento, firme y parejo… Simplemente, adentro en el ding y afuera en el dong…”
La abuela se detuvo a limpiar sus lágrimas y continuó: 
“¡Y si ese maldito camión de helados no hubiese pasado, tu abuelo seguiría vivo!”
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: