header print

20 Formas De Simplificar Tu Vida

Tenemos que admitir que en este último tiempo, la vida se ha vuelto realmente complicada. Sin darnos cuenta, pasamos gran parte de nuestro tiempo pagando cuentas, haciendo compras, arreglando la casa y el auto, asegurándonos de que los chicos estén bien, trabajando para su futuro, y respondiendo a la creciente demanda de la tecnología hasta que a veces nos dan ganas de gritar: “¡Basta, necesito estar en paz!”.

Sin embargo, los únicos responsables de este ritmo tan acelerado somos nosotros, por lo que si nos fijamos la meta de simplificar nuestras vidas, podremos lograrlo sin tener que mudarnos a un lugar en el medio de la nada o eliminar por completo el uso de dispositivos tecnológicos. Estos son los pasos a una vida más pacífica y tranquila:

1- Levántate 20 minutos antes: Si sientes que por las mañanas estás muy ajustado con el tiempo, intenta ir a dormir un poco más temprano, y levantarte 20 minutos antes que lo usual. Te sorprenderás al ver como esta pequeña diferencia de tiempo puede hacer que empieces el día de una forma completamente diferente.
 

2- Llega 10 minutos antes a las reuniones o citas: Además de ser puntual, este consejo te ayudará a no sentir tanta prensión, ya que contarás con suficiente tiempo para planear lo que debes presentar, preparar papeles y pensar lo que tienes que decir.

3- Una cosa a la vez: No te dejes engañar por aquellas personas que presumen su habilidad para realizar mil cosas al mismo tiempo. A todos nos resulta difícil concentrarnos en dos cosas al mismo tiempo, o prestar atención a una mientras estamos pensando en otra. Por eso, siempre es mejor concentrarse en un asunto a la vez, terminarlo y continuar con el siguiente. De esta forma, podrás completar tus tareas de forma rápida y eficiente.

4- Hazte algunas preguntas: De vez en cuando te aconsejamos que te detengas a pensar: “¿Estoy complicando las cosas?”, si es así, “¿Cómo puedo simplificarlas?”. A veces nos hacemos más problemas de los que deberíamos, solo porque no nos detenemos a lo que sucede a nuestro alrededor.

5- Más preguntas: Pregúntate lo siguiente: “¿Cuánta importancia tendrá esto en 5 años?”. Si vez que tienes muchas cosas que resolver, clasificar los asuntos de acuerdo a su importancia puede ser una solución. 

6- Lleva un registro de todo: A veces podemos olvidar detalles o acontecimientos importantes, porque es normal que de vez en cuando nos falle la memoria. Acostúmbrate a tomar nota de todas las cosas importantes para evitar estresarnos y perder tiempo y energía en su búsqueda.

7- Recuerda que siempre hay algo más importante que nosotros mismos: Si entendemos que en la vida hay cosas más urgentes e importantes que nosotros mismos, podremos aprender a manejar la frustración y la energía. 

8- Disfruta de las pequeñas cosas: El primer paso hacia una vida tranquila es admitir que de vez en cuando tenemos que parar, cerrar los ojos, y disfrutar de las pequeñas cosas que nos rodean, como los sonidos, los aromas, o las personas que nos rodean. 

9- Bebe más agua: El agua es la esencia de la vida. Por eso, es importante darle la importancia que merece y consumir la cantidad suficiente para mantener nuestro organismo limpio y equilibrado. Recuerda que el cuerpo y la mente son una unidad. 
 

10- La bondad es una bendición devuelta: Se bueno con los demás porque nunca sabes las vueltas que puede dar la vida. Si eres como yo y crees que lo que hacemos o decimos, sea para bien o para mal, tarde o temprano nos vuelve, mejor sigue este consejo.

11- Simplifica tu vida simplificando tu casa: Muchos dicen que una casa desordenada refleja una mente desordenada. Intenta deshacerte de todas las cosas inservibles y mantener tu casa limpia y ordenada. A pesar de que las ideas no parecen estar muy conectadas, te aseguro que sentirás el cambio. 

12- Dedícale tiempo a las cosas que te gustan: En lugar de acelerarte y pasar de una tarea a otra sin parar, te recomendamos organizar tu agenda y encontrar un tiempo libre para ti y las cosas que te gustan. 

13- Rodéate de gente simple: Pasar tiempo con personas que llevan una vida simple terminará simplificando la tuya. Estas personas te transmitirán calma y tranquilidad, y te enseñaran los trucos para vivir una vida simple y plena.

14- Pídele consejos a personas en tu misma situación: Cuando tengas que resolver un problema o enfrentar un desafío, recuerda que no eres el único atravesando esa situación. Que no te avergüence pedir consejos y refugiarte en las personas que ya pasaron por esa situación. 

15- Olvídate de la perfección: Lamentablemente, es imposible ser perfectos en todo lo que hacemos. Depréndete del ideal de perfección y concéntrate en que todo lo que hagas sea bueno y honesto.

16- Una dosis de aire fresco: Tal y como los fumadores se toman un descanso para un cigarrillo, tu puedes tomarte un descanso para respirar aire fresco. Te sorprenderás al ver como el cambio de ambiente te ayudará a calmar la ansiedad y conectarte con el mundo que te rodea.

17- Utiliza 30 minutos del fin de semana para planear tu semana: Los fines de semana son un excelente momento para relajarnos y organizar la semana siguiente. Realiza una lista con las cosas que debes hacer para poder llegar al lunes preparado, organizado y, por sobre todas las cosas, tranquilo.

18- Pregúntale a las personas a tú alrededor: A veces, un problema que para nosotros es complicado puede resolverse de la forma más simple. Que no te avergüence consultar con otras personas, ya que ellos pueden tener la respuesta que estabas buscando.
 

19- Los momentos de pereza no están mal: Cuando simplifiques tu vida, te encontrarás con tienes tiempo libre para dedicarte a ti mismo. Toma parte de ese tiempo, y utilízalo para relajarte, después de tanto trabajo, tienes bien merecido tus momentos de absoluta pereza.

20- Recuerda, la vida no es tan larga como parece: Para vivir una vida relajada y plena, es necesario disfrutar. Cumple con tus responsabilidades y obligaciones, pero no te olvides de disfrutar. 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: