maavaron
Estás siendo transferido a la página solicitada...
header print

¡Tú También Cuentas! 6 Formas De Ayudar Al Planeta

 Londres tiene problemas con la calidad del aire, al igual que Nueva York, Ciudad de México, Pekín, Río de Janeiro,… y otras muchas grandes ciudades con exceso de vehículos. Según declaró la Organización Mundial de la Salud en 2016, San Salvador, Santiago, Bogotá y Lima se encuentran entre las capitales más contaminadas de América Latina, con índices de partículas contaminantes muy por encima de lo recomendado. 
 
A todos nos gustaría respirar un aire puro y de calidad, dondequiera que estemos, y por ello te proponemos unas sencillas medidas que puedes incorporar desde hoy para mejorar la vida desde tu rincón del mundo. 
 
1. Viaja sin motorcambios ayudar salvar planeta
Puedes contribuir a la reducción de las emisiones contaminantes dejando tu automóvil en casa. Desde llevar los niños a la escuela hasta ir al trabajo pueden hacerse sin que implique un motor que despida humo y gases a la atmósfera.
Si vives en una gran ciudad, habrás visto que existen programas de préstamo de bicicletas por un precio anual razonable para poderte mover por la ciudad. Si vives en una localidad pequeña, seguramente la mayoría de tus desplazamientos son lo suficientemente cortos como para necesitar realmente echar mano del auto. Usa la bicicleta o pasea, y con ello estarás favoreciendo a la naturaleza, a tu economía y a tu salud. 
2. Comprueba el índice de emisiones al comprar un autocambios ayudar salvar planeta

Es muy sencillo, si tú le das importancia a la cantidad de contaminantes que emite tu coche, el fabricante también se la dará. Si todos tenemos en cuenta el control de emisiones del auto y lo convertimos en uno de los motivos principales para elegir el auto, en unos años el total de gases vertidos a la atmósfera se habrá reducido ostensiblemente. 
Las ventas de autos diesel han bajado en toda Europa, y Reino Unido se convertirá en en el primer país en prohibir la venta de nuevos autos y camionetas diesel a partir de 2040. Ésta es la tendencia global, por lo que tu bolsillo también lo agradecerá, ya que seguramente los propietarios de autos diésel se vayan viendo cada vez más castigados con impuestos, en un intento de disuadir de su utilización. 
3. Elige eléctricocambios ayudar salvar planeta

Hasta hace poco, adquirir un auto eléctrico no era muy asequible para la mayoría de familias, además su autonomía no podía competir con los autos alimentados con combustible y existía una dificultad  para  alimentar las baterías debido a la escasez de estaciones de recarga. Sin embargo en los últimos tiempos se han conseguido grandes avances en el desarrollo de este tipo de autos no contaminantes, apareciendo en el mercado nuevos modelos cada vez más asequibles, con mejores prestaciones y mayor facilidad para su utilización cotidiana. 
En California, Estados Unidos, ya  hay actualmente unos 340.000 autos eléctricos en circulación, y los gobiernos en todo el mundo están apostando por esta modalidad, por lo que esperan tener muchos más autos eléctricos en circulación en las próximas décadas. 
Considera las ventajas a la larga para ti y para el medio ambiente que hay en hacer un esfuerzo económico para que tu próximo auto sea un eléctrico. 
4. Comparte el vehículocambios ayudar salvar planeta
Si quieres contribuir a un mundo menos contaminado, puedes acordar alguna manera de compartir vuestros vehículos con los compañeros de trabajo, de aficiones, etc. Es una medida que siempre puedes tener presente para el ahorro, ya sea como propietario o como pasajero. 
Las nuevas aplicaciones de Internet permiten una comunicación tan fluida e instantánea, que en muchos lugares del mundo es posible compartir un viaje o travesía por la ciudad para reducir tu huella de carbono.
 
Estas nuevas aplicaciones se publicitan como una nueva manera más barata y más limpia de viajar, poniendo en contacto a conductores y pasajeros de confianza para que puedan compartir coche y conocer a nuevas personas mientras unos aminoran costes  y los otros se olvidan de esperas, transbordos y trayectos con altos costes. 
5. Genera tu propia energíacambios ayudar salvar planeta

Hay muchas maneras de recolectar y aprovechar la energía natural. ¿Has pensado en colocar paneles solares en el techo de tu casa?

Aunque el costo inicial para su instalación es alto, te puede ahorrar dinero en las facturas  de energía a largo plazo.
La legislación sobre generar energía es muy diferente de unos países a otros. En algunos esta práctica se castiga con impuestos y trabas  para intentar que no prolifere y que no se vean perjudicadas las grandes compañías eléctricas, mientras que en otros lugares el autoproducir energía está bien visto por las autoridades, hasta el punto de que si tus paneles generan más electricidad de la que usas puedes desviar el excedente al tendido público, cuya empresa responsable te abonará pagos a cambio según la cantidad.

6. Ahorra energía en casacambios ayudar salvar planeta

En todo el mundo, los costes por la energía consumida en los hogares van en aumento, existiendo lugares como el Reino Unido en los que en tan solo una década la factura se ha duplicado. 
Una manera eficiente de controlar el gasto es instalando "medidores inteligentes", que están programados digitalmente para enviar registros más exactos a las empresas generadoras.

Pero también hay maneras en las que puedes hacer pequeños ahorros que, con el tiempo, pueden ser significativos.
Puedes comparar los precios de los proveedores de energía, cambiar ventanas para que tengan un mejor cierre térmico, sellar rendijas contra las corrientes de aire, o asegurarte de que tus dispositivos electrónicos no estén siempre en modo de espera, si no totamente apagados o desenchufados.

Para la temperatura que mantienes en la casa, es bueno que seas consciente de en qué época del año estás y la intentes capear también de la manera más natural posible, con la ropa y alimentación adecuada, y no solo a base de gastar grandes cantidades de energía en calefacción o aire acondicionado. No es extraño oír algún caso de personas que están en camiseta y pantalones cortos en casa en pleno invierno, o personas que llegan a enfermar por el frío excesivo que emana de su aire acondicionado en verano.

Otra medida natural e inteligente consiste en aprovechar al máximo la luz solar. Tener en cuenta donde se está proyectando en cada momento del día en el reparto de funciones de cada habitación y para cada actividad que realizas en casa, para depender lo menos posible de la luz eléctrica. Y acompasar los hábitos de vida al ritmo natural, es decir, levantarse pronto, y acostarse pronto, intentando en la medida de lo posible cesar las actividades al caer el sol. Si evitas de noche pasar numerosas horas frente al televisor, el ordenador, jugando videojuegos, etc. seguro que tu factura de la luz, tu calidad del sueño y tu ritmo de vida lo agradecerán.

¡Así que apaga los motores y los dispositivos electrónicos, ahorra dinero y ayuda a salvar el planeta!
 

Y si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos y familiares para que conozcan algunas ideas necesarias para ayudar al medio ambiente. 

Imágenes 1, 2
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
App Logo
Esta app es fácil de usar
¡Pruébala! Descarga gratis