header print

La Asombrosa Historia De Hans El Caballo Inteligente

 Mientras que los escolares de todo el mundo se dedican a las matemáticas en busca de la aprobación de sus padres y sus carreras deseadas, para algunos, este tema difícil es algo natural. Además, resulta que uno ni siquiera tiene que ser de la especie humana para poder superar las matemáticas, ya que ciertos animales también tienen habilidades aritméticas extraordinarias. Uno de los animales mejor dotados matemáticamente jamás conocido fue “Hans”, un caballo que vivió en Alemania a principios del siglo XX. El caballo ganó mucha fama durante su vida, y su extraordinario talento es recordado hasta el día de hoy.

¿Qué tan inteligente era Hans?

¿Qué tan inteligente era el cabllo Hans?
Hans y su dueño, Wilhelm von Osten

Hans era un caballo de trote ruso propiedad de un tal Wilhelm von Osten, un maestro de matemáticas que se convirtió en el instructor del caballo y le enseñó varias habilidades inimaginables durante más de una década. Von Osten le enseñó a Hans a asentir con la cabeza para decir "Sí", y sacudirla para decir "No", y comunicar los números a la audiencia con un toque de su casco.

Hans fue más famoso por sus habilidades aritméticas, y no te equivoques, ya que su repertorio se extendió mucho más allá de las cosas simples como contar, sumar y restar. Era capaz de sumar y restar fracciones y determinar la raíz cuadrada de números simples, y mucho más. De hecho, las habilidades de Hans se extendieron mucho más allá de las matemáticas, ¡también podía leer el reloj, reconocer a las personas en fotos, distinguir colores e incluso deletrear ciertas palabras y entender alemán!

Artículo relacionado: 7 Datos Que Prueban La Gran Inteligencia De Los Animales

El caballo Hans tocando el número en una tabla del piso
Hans tocando el número en una tabla del piso

En resumen, las increíbles habilidades cognitivas del caballo estaban a la par con la inteligencia de un adolescente de 13 años, ya que Hans completó todas las tareas con una asombrosa precisión del 89%. Durante este tiempo en la historia, el público estuvo expuesto recientemente a la teoría de la evolución de Charles Darwin, y estos escritos despertaron un gran interés en la sociedad por la inteligencia animal.

Como resultado, las actuaciones y capacidades increíbles de Hans fueron un éxito instantáneo y un artículo sobre él incluso se publicó en el New York Times en 1904. Su caso único llegó a mostrar que los animales también pueden tener una inteligencia inimaginable e incluso capaz de comunicación social.

El caballo Hans y Wilhelm von Osten durante una presentación
Hans y Wilhelm von Osten durante una presentación

La investigación

Clever Hans Hans Demonstrates His Arithmetic Skills
Hans demuestra sus habilidades aritméticas

Como se anticipó, el caso de Hans despertó una gran curiosidad en la comunidad científica: zoólogos, psicólogos y otros investigadores interesados ​​en la cognición animal. Si bien los medios de comunicación continuaron elogiando a Hans y a su propietario por un avance en la inteligencia animal, los científicos no podían creer que un animal pudiera exhibir una semejanza sin precedentes con la inteligencia humana, especialmente conceptos puramente antropomórficos como el lenguaje escrito y la aritmética.

Como resultado, los científicos decidieron hacer lo que los científicos suelen hacer, y la junta educativa alemana creó una comisión especial llamada “La Comisión Hans” en 1904 para investigar la validez del rendimiento del caballo. El jefe del zoológico de Berlín, un veterinario, un oficial de caballería, un gerente de circo y varios maestros participaron en las pruebas rigurosas, pero no encontraron ningún engaño o engaño en las habilidades de Hans.

Una presentación abarrotada en 1904
Una presentación abarrotada en 1904

Después de eso, la investigación pasó a Oskar Pfungst, un joven psicólogo que decidió eliminar a von Osten de la actuación y realizar la actuación exactamente como él mismo. Para gran sorpresa de Pfungst, el caballo continuó obteniendo las respuestas correctas incluso en ausencia de von Osten, por lo que se descartó la posibilidad de que el profesor de matemáticas le diera respuestas al animal.

Sin embargo, durante el primer experimento, Oskar Pfungst notó que el caballo obtuvo muchas menos respuestas justo cuando estaba más lejos de él, y también que rara vez obtuvo la respuesta correcta cuando el propio Oskar no sabía la respuesta correcta a la pregunta. preguntó. Como resultado, el joven psicólogo comenzó a sospechar que Clever Hans podría estar obteniendo pistas del interrogador en lugar de resolver la tarea de matemáticas o cualquier otra pregunta por sí mismo. Oskar creía que el caballo podría estar recibiendo indicios de los cambios más sutiles en el comportamiento, tono de voz, postura y expresiones faciales del interrogador.

El caballo Hans (1910)
Hans (1910)

En experimentos posteriores, comenzó a manipular estos pequeños detalles y expresiones, y como magia, la precisión de Hans cayó dramáticamente. Si bien estos indicios apenas perceptibles no fueron notados por la audiencia o la primera comisión, fueron exactamente estas pistas las que ayudaron a Hans a determinar cuándo debería dejar de hacer el toque con sus cascos. Al final, resultó que la verdadera habilidad extraordinaria que poseía el caballo no era la inteligencia casi humana, ¡sino habilidades de observación impecables!

Al final, el caso de Hans se convirtió en un precedente famoso en psicología, ya que resultó que los humanos y otros animales también pueden percibir estas pistas microscópicas de sus instructores que conocen la respuesta y las utilizan para mejorar su desempeño en varios entornos. Este efecto psicológico se conoce hoy como “El efecto Clever Hans”.

Por último, aunque los experimentos de Oskar Pfungst fueron significativos para la ciencia, no disminuyeron el interés sobre Hans en el público. El caballo continuó actuando en los años venideros y cambió de dueño varias veces después de la muerte de von Osten en 1909. Sin embargo, su último dueño y su destino siguen siendo desconocidos.
 

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad