header print

Guía Para Abrazar Tu "Yo" Interior

 Hay veces en la vida en que perdemos el sentido de nuestra identidad. A menudo nos olvidamos de cuidar de nosotros mismos, sobre todo en el plano emocional y mental. Olvidamos que, en el viaje de la vida, nuestro mayor propósito es entendernos a nosotros mismos y dirigir nuestros actos y nuestras relaciones.

Podríamos denominarlo como atención plena al momento y a la consciencia. Vivir conscientemente nos permite ser más íntegros para con nuestro interior, y así conseguiremos cultivar la sabiduría. ¿Qué pasos debemos dar para aprender y descubrir nuestro verdadero yo?

"Conocerse a uno mismo es el principio de toda sabiduría"- Aristóteles.

 
1. Familiarízate con tu mente

Tómate un tiempo para conocer tu mente, sus hábitos implacables, historias recurrentes... Deténte a presenciar todo lo que acontece a tu alrededor. Observa tus pensamientos, tus sensaciones, tus sentimientos y las imágenes que surgen. Por ejemplo, si te sientes ansioso o dubitativo, en lugar de aferrarte a esas sensaciones, haz una pequeña pausa momento... Visualiza lo que está pasando en tu mente y no quedes atrapado en ella.

2. Familiarízate con tu "yo" más joven

A menudo se dice "deja ir al pasado", pero no podrás abandonarlo conscientemente sin saberlo cómo. Tal vez tu "yo" más joven creció en un ambiente caótico, y como consecuencia tomaste algunas decisiones de las que te sientes avergonzado de hoy.

Identifícate como persona y reconoce tus fortalezas; esto te permitirá hacer las paces con lo que una vez fuiste y, a su vez, dejar  ir a tu pasado...

Ejercicio: busca una vieja foto de tu niñez, y pregúntale a ese niño qué sabiduría ve en ti. Las respuestas que surjan, te sorprenderán.

 
3. Reconoce el dolor

El poeta místico Rumi da un tremendo valor a reconocer el dolor: "La alegría vive oculta en el dolor". Pero más al contrario tratamos de evitar la pena que hemos experimentado. En consecuencia, nunca dedicamos tiempo a 'sentir el dolor'. 

Al derramar lágrimas y liberar nuestra pena, eliminamos la intemperie del corazón y curamos sus heridas (heridas que continuarán dañándonos, en caso de no ser atendidas). Una vez que sentimos el dolor, se abre paso la alegría. Limpiar historias antiguas y cuestiones no examinadas nos brinda la oportunidad de explorar nuestro "yo".

4. Entiende tu 'ego'

Entender tu ego significa enfrentarse a la verdad. Conocer tu verdadero "yo" radica en entender tus fallos. Por ejemplo, si te preocupa demasiado lo que la gente piensa de ti, nunca puedes ser tu "yo auténtico" con los otros. O por ejemplo, si piensas que la gente con títulos, posesiones o estudios es mejor que el resto... 

Tal vez estás lleno de creencias que te hacen temeroso. Sea lo que sea, encuentra el coraje para conocer qué te "atascado". Y hazlo sin juicio ni vergüenza. 

5. Construye relaciones honestas

Tener el apoyo de otro, ya sea un buen amigo, un terapeuta, un maestro espiritual... puede resultar muy valioso. La compasión, el amor y el apoyo que recibes de los otros te animarán a "encontrarte a ti mismo".

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: