header print

Espiritualidad: ¡Trabaja La Autoconfianza y Siéntete Bien!

 Cuanto más confíes en ti mismo más lejos llegarás en este mundo. Jefes, socios, amigos... todos aprecian a las personas fuertes y seguras de sí mismas. La 'autoconfianza' es un rasgo admirado. Pero incluso si tú no te sientes seguro, no te preocupes. Hay maneras de trabajar la confianza en uno mismo, y cuando veas que funciona, muy rápidamente te sentirás tan seguro como pretendas.
 
1. El lenguaje corporal

El lenguaje corporal es muy importante en el camino a la confianza de uno mismo. Tendrás que "fingir" hasta que lo consigas. Ponte de pie, no te quedes atrás. Tira los hombros hacia atrás, empuja el pecho hacia fuera un poco y mantén firmes los pies.

No te toques la cara al hablar con otras personas porque denota claramente falta de confianza, no juegues con el pelo ni evites la mirada de tu interlocutor.

2. La sonrisa

Tu sonrisa tiene un gran alcance. Hace que los demás se den cuenta de que estás relajado y feliz. Sonríe y deja que se refleje en tus ojos. Verás que no sólo lo notan los demás, sino que te hará sentir mejor contigo mismo.
3. El contacto visual

No seas el primero en apartar la mirada. No fijes la vista, basta con establecer una "conversación visual" y mover los ojos con naturalidad. No rompas el contacto visual porque esto da a entender que  te sientes culpable por algo, no confías en la otra persona o simplemente te aburre.

Puedes practicar con la gente al azar, y te sorprenderá su reacción, porque al mirarles a los ojos transmites confianza e interés.

4. No te inquietes

Si te mueves contínuamente (p.ej. el pie o la cabeza)  mientras que la otra persona tev está hablando, transmites falta de calma. Para desarrollar autoconfianza debes ser consciente de tu cuerpo y mantener la calma. Pero si te empiezas a inquietar, respira profundamente, desconecta por un momento y cuenta hasta tres. A continuación, suelta el aire y retoma el control de tu cuerpo.
 
5. Escucha a los demás

Escucha con atención a tu interlocutor, no le cortes. Toma 3 segundos para procesar la información y elabora una respuesta; demuestra que realmente le has escuchado. Usa detalles específicos, si es posible. El tiempo que tardas en pensar y procesar tu respuesta, te hará parecer más seguro, más inteligente y más amable.

Recuerda que los locos gritan y se interrumpen, mientras que la gente segura de sí misma emplea tiempo para escuchar y formular una respuesta adecuada.

6. Deja que hablen los demás 

Continuando con lo anterior... Al hablar con la gente, averigua qué problemas tienen y aconséjales. A la gente le encanta ser escuchada, y siempre es una ventaja para saber más sobre la otra persona. Además, cuanto más abierto seas y realmente sientas sus situaciones, más confianza tendrás en ti mismo.

Sólo un consejo: hay una línea fina entre ser atento y ser grosero. Así que "pisa con cuidado". Pregunta de una manera amable porque la brusquedad generará desconfianza en los otros. 

7. No interrumpas a la gente
Volvemos al mismo punto porque es "un lugar" muy común. Muchos de nosotros simplemente escuchamos la esencia de lo que dice el otro para dar nuestra réplica. El hecho de "ser cortado" es molesto, insultante e hiriente veces. Además es posible que pierdas información importante. Esto requiere de mucha paciencia (sobre todo si se trata de alguien que habla por los codos). Pero una vez que recuperas el control de la conversación, descubrirás que tienes ventajas de gran alcance.


Una persona con control es una persona segura, aquél que puede escuchar los errores de otros sin tener que interrumpir inmediatamente. Imagina que es al contrario, si alguien te interrumpe, mantén la calma y pide cortésmente que te dé la oportunidad de terminar. No te enfades, sguramente no tuvo intención de hacerlo, sólo sonríe y sé amable al respecto.

8. Viste bien
Es increíble lo mucho que juzgamos por el aspecto visual. Puedes tomar ventaja de este hecho e ir siempre bien vestido. Si tus amigos son honestos te dirán si te ves bien o no. Encuentra el equilibrio entre un buen aspecto y el confort. 
9. Haz ejercicio
La actividad física es muy recomendable para aumentar la confianza en uno mismo. Diversos estudios demuestran que existe un vínculo directo entre practicar deporte y la liberación de químicos en el cerebro relacionados con la euforia. 
Además la actividad física mejora tu aspecto, y esto te dará más confianza en ti mismo. Cualquier tipo de actividad física te hará experimentar una sensación mejor, en general y supondrá un gran impulso en tu orgullo y amor propio.
10 . Recuerda los buenos tiempos
Uno de los factores más importantes que influyen en la seguridad y confianza en ti mismo, es revivir los mejores momentos de nuestras vidas. Cada vez que recuerdas ese gran día en que ganaste en un juego, un viaje, o a cualquier persona que amaste... hace maravillas en ti, así como te proporciona una buena excusa para llamar a viejos amigos.
Imagen de portada: depositphotos.com
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: