header print

Asombrosas Obras Que Todo Amante Del Arte Debe Conocer

 En lo que al arte se refiere, todos tenemos nuestras propias preferencias pero hay ciertas pinturas increíblemente hermosas que todo el mundo debería conocer. Hoy quiero compartir contigo mis 15 pinturas favoritas de la historia del arte, de genios como Botticelli, Rembrandt, El Greco, Velázquez o van Gogh, entre otros. ¿Las conoces todas?
 
Clic en la imagen para verla en tamaño grande
 
1. "Noche Estrellada" por Vincent van Gogh (1889)
Una de las pinturas más queridas en la historia del arte; negras​ pinceladas, un cielo agitado y colores brillantes. El árbol muerto y oscuro en primer plano ofrece un ominoso contraste con el fondo que parece una  verdadera escena de cuento de hadas. ¡Podía contemplar eternamente esta obra maestra de Van Gogh!
2. "Noche Estrellada sobre el Ródano", Vincent van Gogh (1888)
Una obra similar a la anterior, aunque menos conocida, que exige una atención prolongada. Las estrellas y el juego de reflejos de las luces de la calle emiten una sensación maravillosa (¡parecen fuegos artificiales!). 
3. "Alegoría de Abril o Triunfo de Venus" por Francesco Del Cossa (1476-84)
Del Cossa pintó un cuadro dedicado a cada mes del año; pero la imagen de abril, de Venus llevada por dos hermosos cisnes es mi favorita. Presta atención a cada detalle que llena de vida una escena mitológica. 
4. "Dama del Armiño" por Leonardo da Vinci (1490)
¿Conoces este hermoso retrato de Leonardo Da Vinci? En mi opinión merece ser más conocido. Observa el delicado del armiño, y a su vez a la encantadora joven - con un curioso peinado, ajustado bajo su mentón. Su cuello se acentúa de tal manera que sólo un verdadero genio podría concebir.
5. "Vista de Toledo" por El Greco (1597-99)
Habitualmente la mayoría de los paisajes se fijan en 'el lado aburrido', pero esta pintura de El Greco es una excepción. Una tormenta se avecina sobre la hermosa ciudad medieval de Toledo, como amenaza ominosa. Sin embargo la luz que asoma a través de las nubes logra iluminar toda la escena maravillosamente. Ninguna pintura capta mejor el dramatismo del tiempo que esta.
 
6. "Entierro del Conde Orgaz", El Greco (1586-88)
Una obra maestra de El Greco con forma arqueada, que ilustra de manera brillante el contraste entre este mundo y el Reino de los Cielos. Las diferentes emociones de las escenas paralelas se expresan con precisión mediante los usos alternos del color. Esta escena siempre me hace pensar sobre la vida, la muerte y el más allá.
7. "Cardenal Fernando Nino de Guevara", El Greco (1600)
Como puedes ver, El Greco es uno de mis artistas favoritos. Valga este retrato -aparentemente simple- como ejemplo de su asombrosa sutileza. Fíjate en los pequeños detalles del piso, la silla, la joyería, la pared y el vestido del cardenal. Y no sólo destaca su habilidad técnica para pintar patrones tan elaborados y los pliegues de ropa, sino también la humanidad que el sujeto desprende.
8. "Conmemoración de Guidoriccio Da Fogliano" por Simone Martini (1328-30)
No hay mucha gente que conozca esta pintura del siglo XIV, pero es ciertamente maravillosa. El caballo trotando (y el jinete vestido a juego), el castillo y las casas, me hacen sentir como si estuviera en la Edad Media. 
9. "Las Meninas" por Diego Velázquez (1656)
Una escena que no es lo que parece a primera vista. El tema central es el retrato de la infanta Margarita de Austria (en primer plano), rodeada por sus sirvientas «las meninas», aunque la pintura representa también otros personajes... Vemos al propio pintor de pie (Velázquez se autorretrata) observando su lienzo.
un espejo colocado al fondo refleja las imágenes del rey Felipe IV y su esposa; una manera muy ingeniosa para mostrar qué estaba pintando. Tal vez Valázquez quería dar a conocer la agitada escena que tenía que soportar mientras pintaba.
10. "El Foyer de la Danza en la Ópera" por Edgar Degas (1872)
Los cuadros de ballet de Degas son siempre un placer para la vista, particularmente las escenas de ensayo. Al igual que la obra anterior, se trata de 'una ventana en el proceso de creación'. En este caso vemos al maestro de ballet, de pie a la derecha, apoyado sobre un bastón con el que marca el ritmo y corrige los movimientos. Hace un gesto con la mano a la bailarina de la izquierda, que está ensayando, pidiendo más reserva y comedimiento. 
11. "Bar en Folies-Bergere" por Édouard Manet (1882)
¿Qué le estára diciendo el hombre a la chica para que se sienta tan triste? Como "Las Meninas" esta obra también juega con un espejo, que tras la camarera muestra a docenas de clientes en el hermoso restaurante. Es maravilloso cómo Manet logró aislar a la joven del resto de personas.
12. "Adoración de los Magos" por Gentile da Fabriano (1423)
Como muchas de las imágenes anteriores, esta escena deslumbra debido a su fervor y variedad. Recoge una historia muy importante en la cultura occidental. La Biblia ofrece de ella sólo un esquema básico, pero esta pintura la llena de vida y color.
13. "El Nacimiento de Venus" por Sandro Botticelli (1485)
La diosa Venus emerge desnuda del mar. En mi opinión, la obra que ilustra más perfectamente la belleza de toda la historia del arte. 
14. "La Primavera", Sandro Botticelli (1482)
La forma en que Botticelli iluminó esta escena me hace pensar que la fotografía nunca será capaz de igualar este logro con un efecto tan místico y romántico. ¡Basta con mirar el contraste entre el fondo oscuro y las figuras humanas!
15. "El Jardín de las Delicias", El Bosco (1500)
Y llegamos a la pintura más enigmática de todo el listado, el famoso tríptico de El Bosco. Considerada como una de las obras más fascinantes, misteriosas y atrayentes de la historia del arte. Obra de contenido simbólico, sobre la que se han ofrecido muchas y muy variadas interpretaciones, que obedece a una intención moralizante y satírica. 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: