header print

Grasa Visceral o Grasa Subcutánea ¿Cuál Es Más Peligrosa?

El Redactor: Jessica Q. R.
 Nuestro cuerpo es capaz de almacenar grasa de dos maneras diferentes y, por lo tanto, hay dos tipos principales de grasa que el cuerpo humano puede desarrollar: grasa visceral y grasa subcutánea. Dependiendo del tipo de grasa que tengas más,  predecirá qué tan fácil o difícil te resultará perder peso. Pero lo más importante es que uno de estos tipos de grasa está asociado con innumerables condiciones de salud peligrosas que van desde la hipertensión hasta la diabetes, mientras que el otro tipo puede ser beneficioso para tu salud. En este artículo, explicaremos la diferencia entre la grasa visceral y subcutánea, sus riesgos para la salud y las formas para perderlas.

Grasa visceral vs subcutánea

Grasa visceral vs subcutánea cuál es más peligrosa

Comencemos por señalar un punto posiblemente obvio pero muy importante: tener cierta cantidad de grasa en el cuerpo no es solo normal, es necesario, saludable y garantiza una apariencia equilibrada. Solo cuando la cantidad de grasa en su cuerpo comienza a ser excesiva se convierte en un peligro para la salud, y existen formas objetivas de saber si una persona tiene o no sobrepeso. ¡Esta es la forma correcta de saberlo! Sin embargo, hay más que decir sobre la grasa que puede acumular el cuerpo de un adulto, y resulta que hay dos tipos principales de grasa, visceral y subcutánea, y no podrían ser más diferentes.

  • La grasa subcutánea es la grasa almacenada debajo de la piel; el término en sí se puede traducir como debajo de la piel del latín, con el sub-significado debajo y cutis refiriéndose a la piel. La grasa subcutánea es la grasa visible y suave que se puede pellizcar con el brazo, como la grasa de los costados o debajo de los brazos. Es más común en la parte inferior del cuerpo y la distribución de este tipo de grasa depende de tu genética. En algunos casos, la grasa subcutánea es incluso beneficiosa para el cuerpo, pero también es el tipo de grasa que asociaríamos con el exceso de peso y que a menudo queremos eliminar.
  • La grasa visceral, por otro lado, no se puede ver a simple vista y es el tipo de grasa que se desarrolla entre los órganos internos. Este tipo de grasa rodea los intestinos, el estómago, el hígado y otros órganos, y normalmente amortigua los órganos y permite la correcta distribución de los órganos internos en la cavidad abdominal. Sin embargo, cuando este tipo de grasa comienza a desarrollarse y crecer en exceso, puede ser bastante peligroso. El signo más revelador de un exceso de grasa visceral es la presencia de una barriga, especialmente si alguien generalmente no tiene sobrepeso y tiene una barriga redonda relativamente grande.

Los riesgos para la salud de la grasa visceral y subcutánea

Cuando se trata de efectos negativos para la salud, la grasa visceral realmente está causando todo el daño. De hecho, quienes tienen un alto porcentaje de grasa visceral tienen una mayor tasa de mortalidad estadísticamente hablando, especialmente en los hombres. Dado que se encuentra en lo profundo del abdomen, puede obstaculizar y afectar diferentes órganos y provocar muchos síntomas y afecciones peligrosas, a saber:
Los riesgos para la salud de la grasa visceral y subcutánea
  • Cáncer: se ha demostrado que la obesidad y el exceso de grasa abdominal, en particular, aumentan el riesgo de desarrollar cáncer en órganos como los riñones, el páncreas, el colon y el cáncer de mama.
  • Demencia: el exceso de grasa visceral hace que la inflamación en el cuerpo se dispare, que es la forma en que puede afectar a todos nuestros órganos, incluso al cerebro. Se ha demostrado en un estudio, por ejemplo, que aquellos con el porcentaje de grasa abdominal más alto tenían 3 veces más probabilidades de desarrollar demencia que aquellos con el porcentaje más bajo.
  • Diabetes: el vínculo entre el exceso de grasa visceral y la resistencia a la insulina es ampliamente conocido. También se ha observado durante mucho tiempo que un cuerpo con forma de manzana con barriga (es decir, grasa visceral) tiene un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 adquirida.
  • Hipertensión y enfermedad cardíaca: los científicos han observado que la grasa visceral hace que el cuerpo produzca sustancias químicas llamadas citocinas, que se sabe que aumentan el riesgo de enfermedad cardiovascular, aumentan la coagulación de la sangre y aumentan los niveles de inflamación en el cuerpo. Como resultado, las personas con más grasa abdominal tienen más probabilidades de sufrir enfermedades cardíacas e hipertensión.

La grasa subcutánea, por otro lado, es en gran medida inofensiva para la salud física y, a veces, incluso puede ser saludable. Más específicamente, parece que la grasa subcutánea en personas que también tienen mucha grasa visceral puede incluso protegerlas de enfermedades. Según un estudio de 2015, por ejemplo, los participantes con mucha grasa visceral tenían más probabilidades de morir cuando tenían relativamente poca grasa subcutánea. Por lo tanto, esa grasa visible en realidad puede ser beneficiosa para proteger al cuerpo de los efectos negativos del verdadero peligro oculto: la grasa abdominal.

Además, la presencia de grasa subcutánea en realidad está asociada con una mejor salud cardiovascular y un menor riesgo de diabetes, lo opuesto a la grasa visceral. Los estudios han observado que aquellos con más grasa subcutánea tenían arterias más saludables y aquellos con más grasa en los muslos, en particular, tenían un menor riesgo de diabetes. Un mayor porcentaje de grasa visceral tuvo el efecto contrario.

Dicho esto, también debemos considerar los efectos de la grasa subcutánea en nuestra salud mental y autoestima, por lo que todavía es necesario abordar y eliminar el exceso de grasa cutánea, incluso si no es necesario hacerlo, médicamente hablando. Después de todo, es tan importante reducir el estrés y las emociones negativas para nuestra salud y bienestar a largo plazo como cuidar nuestra salud física, incluso si el problema es literalmente superficial.

Artículo relacionado: 5 Tipos De Barriga Que No Son Consecuencia De Grasa Acumulada

Cómo perder grasa subcutánea y visceral

Cómo perder grasa subcutánea y visceral

La buena noticia es que es posible perder grasa tanto subcutánea como visceral. De hecho, no existe una técnica definitiva que pueda ayudarte a usar solo la grasa visceral, ni siquiera la cirugía para bajar de peso. Sin embargo, en el lado positivo, un cambio en tus hábitos diarios, como dejar de fumar, moverte más y reducir el estrés, suele ser muy bueno para reducir el riesgo de desarrollar ambos tipos de grasa. Sin embargo, cuando se trata de una pérdida de peso específica en particular, la combinación de una dieta saludable y ejercicio es la mejor manera de combatir ambos tipos de grasa según los expertos médicos.

Los expertos de la Escuela de Medicina de Harvard recomiendan el ejercicio de intensidad moderada para la grasa abdominal. “Al menos 30 minutos al día (y quizás hasta 60 minutos al día) para controlar el peso y perder grasa abdominal. El entrenamiento de fuerza (ejercicio con pesas) también puede ayudar a combatir la grasa abdominal. El ejercicio puntual, como hacer abdominales, puede tensar los músculos abdominales, pero no afectará a la grasa visceral".

Para perder grasa subcutánea, por otro lado, los expertos en fitness recomiendan más opciones de ejercicio de alta intensidad, como ejercicio aeróbico, cardio, entrenamiento en intervalos de alta intensidad y entrenamiento de fuerza.

La dieta, por supuesto, también es importante, pero no existen recomendaciones especiales para la pérdida de grasa visceral o subcutánea. Con todo, preste atención al tamaño de las porciones y consuma más verduras, frutas y cereales integrales en lugar de alimentos procesados ​​como pan blanco, pasta y bebidas azucaradas. Además, según Medical News Today, “Algunas investigaciones sugieren que el consumo excesivo de carbohidratos puede provocar grasa abdominal, tanto visceral como subcutánea”. Por lo tanto, es posible que desees reducir tu consumo general de carbohidratos y comer más proteínas si tu objetivo es perder grasa.

¡Comparte esta información con quienes puedan encontrarla útil!

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad