maavaron
Estás siendo transferido a la página solicitada...
header print

Coches Clásicos Que No Vemos Todos Los Días

 En el mundo de los automóviles, los diseñadores siempre están dispuestos a crear nuevos e inusuales diseños que alimentan la imaginación y el entusiasmo de los fanáticos de este arte; y aunque muchos de estos diseños nunca llegan al mercado, merecen un reconocimiento y claro la admiración de todos, pues gracias a su belleza, innovación y por qué no decirlo, extrañeza, nunca pasan desapercibidos. La exposición ''Dream Cars'', presentada por el High Museum de Atlanta, recogió las fotos de algunos de los carros más extraños diseñados por el hombre y los puso en una exhibición que se realizó en septiembre de 2014. A algunos les encantará, a otros no tanto, pero de lo que sí estamos seguros es que la singularidad de algunos te dejará sin palabras.
 
1. 1936 Scout Escarabajo
William Bushnell Stout fue un innovador ingeniero que dejó una marca tanto en el automóvil como en el avión que diseñó, los cuales al combinarlo dieron vida al”Skycar”, un híbrido entre un carro y un avión. A él también se le atribuye la introducción del concepto de asistentes de vuelo y comidas a bordo en la industria de la aviación, todo a través de sus propia Aerolínea. Scout extendió sus ideas de ocio y confort a los automóviles con el Stout Escarabajo, considerado el precursor de las minivans. Equipado con un cuerpo interior de lujo (incluyendo una mesa) y un cuerpo de aluminio estirado, el coche futurista podría haber sido un total éxito, pero debido a su precio de 5000$, alrededor de 95.000$ actuales, no lo fue.
2. 1942 Oeuf Electrique
Conocido como el “Huevo eléctrico” en inglés. Si te preguntas por qué le dieron este nombre, con sólo observar la foto lo comprenderás. Este auto tenía tres ruedas y un montón de vidrio, y fue ejecutado con pilas de combustible, que años después se convertirían en la manera más común de encender un auto. Su cuerpo está hecho de aluminio y plexiglás curvas que le da una forma única, y su tamaño diminuto es la clave para aparcar fácilmente en todo tipo de calles. No nos sorprendería que automóviles como éstos volvieran a aparecer en el futuro.
3. 1947 Norman Timbs Especial
Norman Timbs era básicamente un diseñador e ingeniero de Indy Car, pero gracias a sus incursiones en el diseño del “Road car” (Carro del camino) logró sorprender al mundo con invenciones únicas. Su diseño “Especial” tenía 17 pies de largo que pesaba tan sólo 2.200 libras y fue reconstruido mediante un Buick recto de ocho motores con carburadores dobles y suspensión trasera independiente, adaptados a partir de componentes de la Ford. Su belleza real proviene de la elegancia de su exterior, con sus líneas alargadas y rueda trasera oculta. Lamentablemente sólo se hizo un diseño Especial… es una pena que no hubiesen más.
4. 1953 de General Motors Firebird 1 XP-21
El 1953 GM Firebird es uno de los grandes ejemplos de cómo el hombre puede fascinarse con un auto que contiene dos elementos: Carretera y aviación. Aunque este tipo de concepto alcanzó su esplendor en la era posterior a la guerra, lo realmente impresionante de este auto son sus valiosas características inspiradas en los aviones; ejemplo de ello la reacción en las ruedas con motor de turbina capaz de alcanzar una velocidad de 370 caballos de fuerza (gran cantidad para su época), su cabina de burbuja y su aleta caudal. Al carro se le añadieron toques prácticos como unas solapas, estilo avión, para facilitar el frenado.
5. 1955 Chrysler (Ghia) Streamline X 'Gilda'
La línea de corriente X Gilda se construyó a petición del ejecutivo Chrysler Virgil y se visualizó como un concepto de diseño de alto rendimiento. Claramente influenciado por el diseño del cohete, con sus aletas traseras estrechas, frente puntiaguda y su motor de 1,5 litros de cilindrada (aunque la intención original era darle un motor de turbina de jet). Hubiera sido un hit, pero nunca salió al mercado.
6. 1970 Ferrari 512 S Modulo
Éste es el tipo de carro que quisieras conducir en el espacio, si algunas vez vamos tan lejos. A diferencia de otros modelos de Norman Timbs, este no es tan clásico ni agradable a la vista como otros modelos de la Ferrari. Éste, por su parte, fue diseñado con Pininfarina para conceptualizar el diseño bizarro del vehículo. Sus puertas de panel de cristal se abrían hacia adelante en las bisagras y era ultra bajo. Tal vez sólo sea el modelo más extraño que Ferrari jamás pudo producir.
7. 1970 Lancia (Bertone) Stratos HF Zero
Qué tal si nos imaginamos conduciendo este vehículo en la superficie de Marte. Este automóvil en forma de cuña no tenía ventanas laterales, pero tenía parabrisas que se extendían por encima, dando una vista panorámica de la carretera y el cielo, y tenía un motor V4 de 1,6 litros. Los asientos eran prácticamente horizontales y estaban muy cerca del suelo. Este carro fue diseñado por Bertone como una respuesta a la Pininfarina (Modelo de arriba) que se situaba a sólo 36 pulgadas de alto. Bertone Stratos ganó la batalla. Como dato curioso la cabeza de la cinta métrica tenía tan sólo 33 pulgadas.
 
8. 1932 Ford Speedste
Edsel Ford era amante de la innovación en el diseño de automóviles, por lo que aprovecho su posición para solicitar el diseño único y exclusivo de un carro para su uso personal. El Speedster 1932 fue un ejemplo de su pasión por ese tipo de innovación, pues su gran cantidad de aluminio, la estructura tubular de su cuerpo hasta el salpicadero y su caja de cambios a tres velocidades (que podían alcanzar velocidades de hasta 90 mph) hicieron de este diseño una obra magistral.
9. 1934 Voisin C-25 Aerodyne
Gabrielle Voisin fue uno de los diseñadores que comenzó su carrera en el negocio de la aviación, pero después de la primera guerra mundial volcó todo su talento hacia el diseño de automóviles, creando su propia marca de coches de lujo Voisin, y aunque La Gran Depresión golpeó con fuerza las ventas de automóviles, Voisin respondió con el más puro estilo inconformista produciendo diseños aún más caros e innovadores. Dicho esto, sólo 28 de estos impresionantes C-25 aerodinos fueron producidos. Todos sus autos contenían un techo corredizo único alimentado por dos bombas de vacío montados en el interior del tronco.
10. 1948 Tasco
Este auto puede dividir opiniones. Tasco representaba a “The American Sports Car Company”, una marca producto de la posguerra que reflejaba en sus diseños el estado de ánimo optimista que siguió después de la crisis y la guerra mundial. El diseñador de los autos fue Gordon Buehrig, otro de los que inició su carrera en el sector de la aeronáutica. El 1948 Tasco se preveía como mitad coche mitad avión, y tomaba su inspiración de los aviones de combate WWII.

11. 1951 GM LeSabre

Este modelo es considerado como el diseño más importante en la década de 1950, en gran parte debido a su influencia futurista, la cual Introdujo características tales como el parabrisas envolvente y las aletas traseras duales, que más tarde se convertirían en un estándar para el diseño de coches en la última parte de la década. El vehículo mantiene su popularidad entre los entusiastas de los coches en la actualidad.
12. Chrysler Thunderbolt
En una época en donde todos los diseños de automóviles se inspiraban en jets y aviones, Chrysler Thunderbolt se inspiró en los trenes Streamliner, agregándole a sus diseños curvas redondeadas en lugar de puntos agudos y aletas estilo Gilder. Entre las principales innovaciones de este modelo estaban el pulsador en lugar de tiradores de puertas y las ventanas hidráulicas. Este concepto sirvió de base para futuros diseños.
13. 1956 Buick Centurion
El 1956 Buick Centurion fue pionero en la conceptualización de características innovadoras como la integración de una cámara de visión trasera para aumentar la seguridad y permitir la facilidad de aparcamiento. Otras características no fueron tan bien aceptadas como el techo superior en forma de burbuja astro náutica con parabrisas integrado. Su trabajo único hace que éste modelo no tenga puntos intermedios, o lo odias o lo amas.
14. 1959 Cadillac Cyclone
Seguro alguna vez has visto éste, y aunque está ubicado en lo último de nuestra lista, no por ello es menos importante. Este es el Cadillac Cyclone, posiblemente el auto más rápido en la lista. Los dos conos que ves en sus puntas no sólo eran utilizados como espectáculo, por lo visibles que son, sino que funcionaban como radares que prevenían accidentes, muy parecidos a muchos de los que tenemos en nuestros carros hoy en día. El modelo tenía un “Control de crucero adaptativo”, el cual empezaba a hacer ruidos y pitidos en caso de que el auto se acercara a algún objeto, incluso podía llegar a aplicar frenos automáticos en caso de ser necesario. Su imagen futurista también le otorgó la fama y el reconocimiento.
Cuéntanos: ¿Te habría gustado haber tenido alguno de estos carros?
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: