header print

Usa Este Método y Disfruta De Un Lavabo Reluciente

Los lavabos de porcelana son muy clásicos, y aunque algunas personas están optando por sustituirlos por otros métalicos más modernos, otros desean mantenerlos debido a su capacidad sin precedentes para agregarle estilo a tu cocina o cuarto de baño. El problema con los lavabos de porcelana es que pueden llegar a verse severamente manchados, lo que da como resultado manchas antiestéticas que pueden ser difíciles de quitar. Si tienes un lavabo de porcelana, esta es la guía perfecta para ti para dejarlo como nuevo:
 
1. Comienza con este producto
La primera cosa que hay que hacer es conseguir un buen agente limpiador en polvo que emplee el ácido oxálico como su principal ingrediente activo, lo que significará que no es tan abrasivo como algunos polvos de limpieza, pero es igualmente eficaz.
2. Jabón, esponja y agua caliente
Para empezar el proceso lo primero que tienes que hacer es lavar tu lavabo con jabón y detergente de lavar los platos usando una esponja y agua caliente. Una vez que hayas terminado, enjuaga todo. Después de completar este paso, tu lavabo debería lucir mucho mejor que antes, sin embargo aún faltan más pasos.
 
3. Pulverizar con lejía 
El siguiente paso es rociar todo el lavabo con lejía, o con otro producto blanqueador, y dejarlo reposar durante unos minutos. Frégalo suavemente y enjuaga. En este punto, el color amarillento debería haber desaparecido, pero si las manchas estaban muy oscuras, es probable que aún sean visibles.
4. Aplica un agente limpiador y continúa fregando
Aplica una pequeña cantidad del agente limpiador que escogiste (paso 1) y empieza a fregar las manchas que aún quedan de forma circular. Después de fregar un poco, podrás hacerlas desaparecer..
Y ahí tienes ¡un reluciente, limpio e inmaculado lavabo de porcelana!

Fuente contenido: The 36th Avenue

Fuente imagen: 1234

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: