header print

Organiza Tu Viaje a Francia Con Estas Recomendaciones

Francia es el país más visitado el mundo, y por las locaciones que estamos a punto de mostrarte es muy fácil saber el por qué. Desde las ciudades alpinas hasta los pequeños pueblos medievales, pasando por la chispa de la riviera francesa, este país nos demuestra que tiene mucho que ofrecer. Nos tomamos la libertad de crear un intinerario de viaje para aproximadamente tres semanas para que te asegures de verlo todo y visitar lo mejor de este increíble país. ¿Estás emocionado? Nosotros sí...
 
Haz clic en la imagen para verla en tamaño grande
 
Días 1-2: Llegada y exploración de París
¿Qué mejor que empezar nuestro viaje en la ciudad de la luz? La Torre Eiffel (en la fotografía) es el sitio más visitado de Francia, al igual que el Museo de Louvre, conocido por ser la más famosa galería de arte del mundo. Otro deslumbrante edificio que debes visitar es la Catedral de Notre Dame. Otros sitios recomendados son el distrito de Montmartre, los Campos Elíseos, que son el más famoso boulevard del mundo.  No te vayas de París sin pasarte antes por el Arco del Triunfo.
Día 3: Día de viaje para recorrer el Palacio de Versalles 
Lo que antes era un pequeño pueblo rural es ahora un rico suburbio parisino. También es el hogar de uno de los más grandes palacios de todo el mundo. El Palacio de Versalles empezó su vida como un pabellón de caza para el rey Luis XIII, sin embargo, se ha expandido dramáticamente en el tiempo desde entonces. La sala de los espejos es quizás la habitación más famosa del palacio, y su precioso jardín parece que no tuviera fin.
Día 4: Monasterio St Michel 
El castillo-monasterio de Mont Saint-Michel es otro ícono francés. Parece que sobresaliera del mar y su historia se remite al siglo VI. Aunque la marea alta fue utilizada previamente para que su acceso fuera restringido,  ahora hay una calzada elevada que te asegurará llegar al destino sin mojarte. La abadía gótica que se encuentra actualmente en el sitio fue construida en el siglo XI. Por otra parte, podrás visitar un pequeño pueblo que brota en los alrededores de la abadía y que ha estado allí durante muchos siglos.
Día 5-6: Bayeux
Hay dos cosas por las que Bayeux es conocida. Primera por el tapiz de Bayeux, que cuelga en la impresionante catedral de la ciudad que conmemora a la conquista normanda de Inglaterra en 1066. Definitivamente merece un vistazo. Segundo, por sus famosas playas, que sirvieron de desembarco en la Segunda Guerra Mundial. En junio 6 de 1944, algunos de los 160,000 soldados aliados desembarcaron de varios barcos navales después de una sangrienta pelea. Estas tierras marcaron el principio de la liberación del Noroeste europeo de los Nazis. 
 
Día 7-8: Amboise
Amboise es más agradable que lo que su nombre sugiere y la realeza francesa pensaba lo mismo. Actualmente es un pueblo comercial, y además fue el lecho de muerte del genio Leonardo da Vinci, quien murió en la casa solariega de Clos Luce. Durante tu estadía en Amboise visita el Chateaux Loire, el más espectacular de los magníficos palacios que bordean el río Loire. Durante muchos años, esta zona del país era el lugar preferido de la realeza y nobleza francesa.
Día 9: Bordeaux
Bordeaux es sinónimo de vino francés, y se cree que el vino francés es el mejor del mundo. Si quieres llevarte una experiencia completa, visita los viejos viñeros, pero si el vino definitivamente no es lo tuyo, tienes suerte porque Bordeaux es el hogar de los más históricos edificios de toda Francia, incluso más que París. Algunos de los lugares más conocidos incluyen la Esplanade de Quinconces, que es la plaza más grande de Europa, las iglesias de San Pedro y la Santa Cruz, y la bolsa, que muestra con orgullo una estatua del rey Luis XV.
Día 10: Carcassonne
Una visita a Carcassone es tomar un viaje en el tiempo. es una ciudad medieval fortificada llena de espectaculares muros. Tómate el tiempo de vagar por las calles antiguas, visitar el castillo y la catedral. Fuera de los muros medievales, aquí también puedes encontrar lo mejor de una ciudad moderna. Carcassonne es también notable por sus vinos, y si te apetece un tranquilo crucero acuático, toma un viaje en barco por el Canal du Midi.
Días 11-12: Avignon
Avignon servía como el asentamiento papal por más de 67 años, durante el siglo XIV debido a la disputa entre el papado y la corona francesa. Hay mucha evidencia de esta parte importante de la historia de la ciudad, ya que todavía se pueden ver sus abundantes iglesias y capillas en el casco antiguo. Algunas de las fortificaciones de la ciudad tienen 800 años de antigüedad, y gran parte de ellas siguen en pie en la actualidad. Si tienes tiempo, tómate un día para viajar a la región de la Provenza y visitar el Pont du Gard, un acueducto romano que se forma a través de un sistema de riego largo de 30 millas (50 kilómetros), construido hace casi 2.000 años.
Días 13-15: Niza
Dos palabras que definen a Niza serían: Brillo y glamour. Situada a las orillas de la Costa Azul, la sexta ciudad más grande de Francia, se encuentra a  corta distancia de uno de los lugares más famosos de la Costa Azul - Mónaco. Algunos de sus principales lugares de interés son la Catedral de Sante-REPARTE, y el museo Marc Chagall. Otra cosa que puedes observar en la ciudad son los coloridos edificios de la ciudad vieja. En tu segundo y tercer día, puedes pasar el día en Mónaco y Eze, respectivamente. Mónaco es famoso por la gran cantidad de riqueza que se puede encontrar dentro de las fronteras del pequeño principado, coches rápidos, las tiendas más costosas del mundos y asombrosos yates que puedes ver por doquier. Por otro lado, Eze es una fortaleza medieval que se encuentra en lo alto de un acantilado a unos 1.400 pies (430 metros) sobre el nivel del mar. A pesar de que tendrá que subir un camino de adoquines empinados para llegar hasta allí, te aseguramos que cada paso valdrá la pena, las vistas son realmente impresionantes.
Días 16-17: Annecy
Un viaje desde las costas del Mediterráneo hasta las montañas de los Alpes. A menudo se refieren a este lugar como la Perla de los Alpes franceses, Annecy cuenta con dos canales y un río que pasa justo por el centro de la misma. Algunas de las atracciones estrella de la ciudad incluyen el Palacio de l'Ile, música histórica, y el castillo de Annecy. 
Días 18-19: Chamonix
Chamoix es sinónimo de esquiar. De hecho, fue el alfitrión de los primeros Juegos Olímpicos de invierno en 1924. Durante los meses de verano se ven influenciados por  alpinistas, excursionistas y amantes del golf. No te preocupes si no eres especialmente deportivo, aunque se puede llegar a la cima de la Aiguille du Midi a través del funicular más empinado de ascenso vertical del mundo. Otra experiencia interesante que este impresionante lugar ofrece es un festival de música en la cima de la montaña celebrado en abril. Esto se complementa con el Festival de Jazz de Cosmo, que se celebra en julio.
Día 20: Lyon
No puedes estar tres semanas en Francia sin estar una noche en la ciudad de Lyon, conocida como la capital gastronómica del mundo. Es famosa por el Chasset, y por sus restaurantes que ofrecen salchichas y patas de pato. Las antiguas construcciones medievales también son encantadora. Si vas en diciembre, asegúrate de asistir al espectacular festival de luces..
Día 21: De vuelta a París
Antes de subirte a un avión de vuelta a casa, da un último paseo por los jardines de Luxemburgo en la capital francesa, y observa un palacio que es el  punto de encuentro para el Senado francés, y más de 100 diferentes esculturas y fuentes. Para terminar tu viaje de la mejor manera posible, prueba algunos ricos pasteles, baguettes, confitadas de pato o el típico filete con patatas fritas finas de París.
Día 22: Vuela a casa
¡Bon voyage, mon ami! 

Fuente de contenido: Touropia

Fuente Imágenes: 1,2,3,4,5,6,7,8,9,10,11,12,13,14 

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: