header print

¡Aprende a Navegar Por La Web De Forma Segura!

En la actualidad, la Internet ocupa un rol crucial en nuestras vidas. Con ella, manejamos nuestra correspondencia, nos contactamos con nuestros amigos y familiares, realizamos compras y ventas, pagamos cuentas y muchas otras actividades de gran importancia. Sin embargo, todos los beneficios de esta tecnología tienen la desventaja de afectar nuestra privacidad. Por eso te traemos estos prácticos tips para proteger tu información y tu vida privada de las personas que están al asecho en la Web…

1- Cuando revises tu correo utiliza la opción “Nueva ventana de incógnito”
 

Cuando navegas por la Web, la información, los videos y las fotos son almacenados en el historial de búsqueda, en una carpeta llamada “caché”. El objetivo de esta carpeta es almacenar la información los sitios donde navegas de manera que la próxima vez que ingreses, los datos se carguen más rápido. 

Utilizando el modo incógnito (disponible en Safari, Chrome, Internet Explorer y Firefox), la información sobre tus hábitos en el mundo virtual no será almacenada, y cada vez que visites una página será como la primera vez. Si bien hay algunas ventajas en la posibilidad de adaptar la web a nuestro gusto y hábitos, existe cierto tipo de información, como tu tarjeta de crédito o los datos de tu cuenta bancaria, que no debería ser guardada en el sitio web. Esos son los momentos en lo que debes utilizar la función de incógnito del buscador. 

2- Utiliza una contraseña tanto en la computadora como en el celular
 

Aunque pueda parecer tedioso, asegurar tus dispositivos con una contraseña es una excelente idea. Si tienes problemas para recordar contraseñas, es importante que seas la única persona con acceso a tu dispositivo, para evitar que caiga en manos equivocadas. Si tu computadora o tu teléfono móvil tienen contraseña, tendrás la garantía de que serás la única persona capaz de acceder a la información, aún si tu teléfono es robado. Con una simple contraseña podrás ahorrarte problemas y dolores de cabeza en el futuro.
 
 

3- Descubre lo que la gente opina sobre ti en la Web

Si te preocupa lo que otras personas podrían decir sobre ti en la Web, o necesitas buscar a un amigo o un conocido puedes utilizar la función de “alertas de Google”. Si agregas un alerta de Google a tu nombre, cada vez que se diga algo sobre ti en la web, recibirás un alerta en tu casilla. Esta función es muy fácil de configurar, solo tienes que ir a http://www.google.com/alerts?hl=es e ingresar tu nombre y sus variaciones, ambos entre comillas de modo de asegurarte que el navegador sepa exactamente lo que está buscando. 

4- Adopta el hábito de cerrar sesión

Cuando utilizas alguna cuenta en redes sociales o tu correo electrónico, es importante que recuerdes cerrar la sesión una vez que hayas terminado de utilizarlos. De esta forma te asegurarás de que nadie pueda ingresar con tu cuenta una vez que hayas abandonado la página, o de que tus datos no queden guardados en la máquina y estén disponibles para el próximo usuario. Esto es un paso muy importante, en especial para aquellos que comparten la computadora con otras personas en la casa, o para los que utilizan computadoras fuera de casa. Si temes olvidar tu nombre de usuario y contraseña, te recomendamos anotarlos en algún lugar seguro y privado.

5- Revisa la configuración de privacidad

A pesar de ser un poco confuso, es fundamental revisar la configuración de la privacidad de las cuentas en redes sociales o de tu correo electrónico para asegurarte de que solo estas compartiendo la información que deseas compartir. Debido a que muchos de esos sitios web cambian la configuración de privacidad de forma regular, es importante conocerla y aprender a manejarla. Asegúrate de buscar las opciones que desconoces para que no se escape ningún detalle.
 

6- Utiliza contraseñas complejas
 

Este es uno de los tips más importantes de la lista. Aunque no lo creas, si alguien consigue tu nombre de usuario, descifrar tu contraseña puede ser más fácil de lo que imaginas. Asegúrate de que tengas diferentes contraseñas para diferentes sitios y de que los dígitos no formen series de números o datos que puedan ser conocidos por otras personas, como tu fecha de nacimiento o el nombre de tu mascota. 

7- Borra el historial de búsqueda

Tal y como mencionamos anteriormente,  cuando navegas por la Web, la información de los sitios que visitas se almacena automáticamente en un caché, o archivo. Si en tu casa compartes la computadora con tu familia, o si utilizas computadoras en lugares públicos, asegúrate de borra el historial de vez en cuando, para que nadie pueda acceder a la información sobre tu actividad en la Web. 

Si bien la Internet es una herramienta súper útil y divertida, mediante la cual podemos expandir nuestras relaciones y nuestro conocimiento, es importante ser consciente de las precauciones que debemos tomar para navegar de forma segura.
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: