header print

Huevos Fabergé, Verdaderas Joyas Históricas

Es posible, que alguna vez hayas oído hablar de los huevos Fabergé, pero estos adornos no son del tipo que encuentras en una tienda, son una de las piezas de joyería más costosas con las que te puedes cruzar. La mayoría de estos huevos son creaciones de Peter Carl Fabergé, quine los hizo especialmente para los Zares rusos entre el año 1885 y 1917. En su totalidad 69 huevos fueron creados, cada uno es una delicada pieza con metales preciosos, gemas y cubierta esmaltada. Esta serie de fotos te mostrará algunos de los más famosos y artísticos huevos Fabergé, así como las interesantes historias detrás de ellos.

Huevos Fabergé
Fuente
 
Huevos Fabergé
El Primer Pollo

"El Pollo" fue el primer huevo Fabergé creado, como un regalo para su esposa. El huevo fue hecho de oro y cubierto con esmalte, de manera que recuerda a la cáscara de un huevo real. Dentro del este se esconde una sorpresa, un pollo de oro con ojos de rubí. Además el pollo se abre para revelar una copia miniatura de la corona imperial, creada de oro y diamantes, así como pendientes de rubí. Aunque parezca una simple pieza de joyería, aun sirve como muestra de la creatividad del artista y la atención que daba a los pequeños detalles.

Huevos Fabergé
Memoria de Azov

El huevo "Memoria de Azov" fue presentado como un obsequio a Alexander III, el Zar de Rusia, en 1891 y es una muestra de la evolución de Fabergé en el arte de crear joyas. Éste fue creado de una sólida pieza de heliotropo Jaspe y decorado con filigranas de oro, incrustaciones de diamantes. Como casi todos los huevos de Febergé, el "Memoria de Azov", esconde una sorpresa en su interior, un modelo miniatura de un viejo navío de guerra, el Pamiat Azov. Para cuidare del modelo del navío, el interior del huevo fue acolchonado con terciopelo verde.

Huevos Fabergé
Enrejado de Diamantes
 
Huevos Fabergé
Renacimiento
 
Huevos Fabergé
Capullo de Rosa
 
Huevos Fabergé
Huevo de la Coronación Imperial

El huevo de la Coronación fue personalmente entregado a Tsaritsa, Emperatriz Alexandra Fyodorovna. Es parte de la colección de joyas creadas bajo la supervisión de Peter Fabergé. La emperatriz Alexandra estaba casada con Nicholas II, el último Zar del Imperio Ruso, haciendo de este huevo, que fue entregado a ella el día de su coronación, una invaluable pieza de historia. Dentro del huevo se esconde un modelo de la carroza, que utilizaría la emperatriz en ese día tan especial, de menos de 10 cm de tamaño. Otro de los obsequios que recibió ese día fue una gargantilla de esmeraldas, que lamentablemente fue perdido con los años.

Huevos Fabergé
Lirios del Valle
 
Huevos Fabergé
Reloj de Ramo de Lirios

Unos años después de presentar el huevo de la Coronación a los últimos gobernantes del imperio, Fabergé presentó el Reloj de Ramo de Lirios a la esposa del Zar como un obsequio de pascuas de parte del Zar. El huevo fue entregado en el año 1899 y desde ese día nunca dejo el territorio de Rusia. Es uno de los pocos huevos que los rusos lograron preservar de ser vendido o robado. El huevo es un reloj funcional, creado en oro y adornado con diamantes y las horas están indicadas en una faja con números romanos con incrustaciones de diamantes. La parte superior del huevo es un ramo de lirios, creado para representar inocencia y amor.

Huevos Fabergé
Tranvía Transiberiano

Huevos Fabergé
Palacio Gatchina
 
Huevos Fabergé
Pedro el Grande

Dedicado a uno de los ancestros espirituales rusos, este huevo celebra las hazañas logradas por Pedro que concluyeron en la expansión de los dominios del imperio. En el año 1703, Pedro el Grande, fundó la ciudad de San Petersburgo, y este huevo, obsequiado al Emperador y su esposa, fue creado para homenajear el aniversario del bicentenario de la ciudad. La pieza está creada de oro, pintada en rojo, verde y amarillo, adornada con rubies, cuarzo y posee una retrato en marfil. Los retratos representan a la ciudad en sus comienzos, en el año 1903, como así también a Pedro el Grande en 1703 y Nicholas II en 1903.

Huevos Fabergé
El Kremlin de Moscú
 
Huevos Fabergé
Enrejado de Rosas
 
Huevos Fabergé
Napoleónico

El huevo Napoleónico fue uno de los últimos en ser creado bajo la supervisión de Fabergé, en 1912, cinco años antes de su retiro. Éste fue obsequiado a la madre de Nicholas II, Maria Fyodorovna, Princesa de Dinamarca y Emperatriz de Rusia. El armazón de este huevo está decorada con diamantes y esmeraldas, junto con el escudo real de Dinamarca, y simbolismos que representan a la misma Fyodorovna. Dentro del huevo se puede ver una pantalla miniatura de seis paneles, pintadas en acuarela, mostrando los 6 regimientos de los cuales Maria Fyodorovana era coronel honoraria.

Estas piezas de joyería son consideradas los más exquisitos adornos del mundo, y ahora ya sabes por qué. La mayoría de los huevos de Fabergé pueden ser vistos en museos, tanto de Rusia como del resto del mundo y son la inspiración de un campo del arte totalmente nuevo, el honor a su creador Peter Fabergé. 
Fuente de Imágenes: wikipedia
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: