header print

10 Impresionantes y Monumentales Ruinas Romanas

 El logro romano en el reino de la arquitectura es estupendo. No sólo adquirieron la mejor ciencia de ingeniería de Grecia y más allá, sino que también la mejoraron con una serie de inventos ingeniosos. Cemento, hormigón, ladrillos al horno y el arco: estas son algunas de las cosas más importantes que surgieron durante sus muchos años de eminencia y dominio. Afortunadamente para nosotros, gran parte de lo que construyeron todavía permanece hoy...aunque en una condición algo ruinosa. Aquí están 10 de las maravillas arquitectónicas más grandes construidas por los romanos.
 
Haz clic en la imagen para verla a tamaño grande
 
1. El Coliseo, Roma
Ruinas romanas
El Coliseo de Roma es el monumento más grande y probablemente más famoso jamás construido durante la época romana. Este fascinante anfiteatro fue iniciado por Vespasiano en el año 72 DC. Su hijo Tito completó el trabajo de construcción en el año 80 DC. Se calcula que durante los primeros 100 días del edificio, unos 5.000 animales y 2.000 gladiadores fueron asesinados mientras "actuaban". En su apogeo, por sus 80 entradas podrían entrar 50.000 espectadores sedientos de sangre.
2. Baalbek, Líbano
Ruinas romanas
Baalbek, o Heliópolis (ciudad del sol), en el noreste del Líbano, contiene tres templos construidos desde el siglo I aC, uno a Júpiter, uno a Baco y otro a Venus. Los restos del templo de Júpiter son evidencia de lo que alguna vez fue el templo más grande del Imperio. Originalmente fue revestida por 54 columnas de granito de 70 pies de altura. De estas, sólo quedan seis. Sin embargo, el templo más pequeño de Baco todavía está bien conservado.
3. El Panteón, Roma
Ruinas romanas
El Panteón fue construido en 126 dC como un templo para todos (pan) de los dioses romanos. Sin embargo, desde el siglo VII, el edificio ha servido para adorar al único Dios cristiano. La estructura se abre con un pórtico circular gigante que se sostiene con tres filas de granito columnas corintias. El pórtico conduce a una rotonda, techada con una cúpula de hormigón, la mayor cúpula no reforzada del mundo.
 
4. Pompeya, Italia
Ruinas romanas
Pompeya fue destruida cuando en 79 dC, el monte Vesubio estalló, cubriendo la ciudad con tierra y ceniza. Ahora, es como si el lugar estuviera congelado en el tiempo. Si visitas la antigua ciudad podrás ver los tarros, las tablas, las pinturas, e incluso la gente. Pompeya ofrece un cuadro extraordinariamente detallado de lo que era la vida en la antigüedad, y sirve como un recordatorio grotesco de la mortalidad y el paso del tiempo.
5. Pont du Gard, Francia
Ruinas romanas
El Pont du Gard es un antiguo acueducto utilizado por los romanos para llevar agua dulce a la ciudad de Nimes, en la Francia moderna. Cada piedra (algunas pesan hasta seis toneladas) tenía que ser cortada con precisión, ya que no había mortero disponible para encajarlas. Aunque ya no se utiliza para transportar el agua, el acueducto ha pasado gran parte del último milenio como un puente de paso.
6. Anfiteatro de El Djem, Túnez
Ruinas romanas
El Djem en Túnez es el tercer anfiteatro más grande del Mundo Antiguo, originalmente capaz de albergar 35.000 espectadores y fue construido en el siglo III dC. Hoy se ve bien, pero antes del siglo 17 fue aún mejor. Desafortunadamente, muchas de las rocas fueron removidas subsecuentemente para ser utilizadas en la construcción de la aldea y de la mezquita próximas. Es posible que hayas visto este anfiteatro en la película de Hollywood, Gladiator.
7. Palacio de Diocleciano, Croacia
Ruinas romanas
Pocas personas fuera de Croacia son conscientes de este palacio, construido a principios del siglo IV dC por el emperador retirado Diocleciano como su residencia post-imperial. Allí pasó el resto de sus días cuidando sus huertas. Este tesoro maravillosamente mantenido del mundo antiguo llevó a la creación de la ciudad moderna Split. Se cree que este edificio especial es el palacio romano mejor conservado del mundo.
8. Arena de Verona
Ruinas romanas
Construido en el 30 dC, el impresionante anfiteatro de Verona sigue siendo utilizado como escenario principal para actuaciones culturales. Puedes asistir al teatro hoy en día para presenciar espectaculares óperas, pero por supuesto la arena fue utilizada originalmente para sangrientos combates de gladiadores. El antiguo anillo exterior de piedra caliza rosa y blanca fue tristemente destruido hace 900 años, pero la parte interior se mantiene intacta.
9. Anfiteatro de Pula, Croacia
Ruinas romanas
El Anfiteatro de Pula es otro buen ejemplo de la experiencia romana y el gusto por los anfiteatros. Construido en el siglo I dC para 26.000 espectadores, Pula es probablemente el monumento mejor preservado en Croacia. En algún momento durante el siglo XV, muchas piedras fueron tomadas de la estructura para ser utilizadas en la ciudad local. Pero, afortunadamente, esta práctica ha cesado. Hoy en día, la arena acoge festividades culturales, especialmente durante los calurosos meses de verano.
10. Acueducto de Segovia, España
Ruinas romanas
Utilizado hasta el siglo XX para llevar agua a Segovia desde el mantantial de Fuentefría a 10 kilómetros de distancia, este magnífico acueducto es uno de los mejores monumentos romanos que se encuentran en la Península Ibérica. El acueducto contiene 165 arcos que miden 30 pies de alto. Fue construido usando 24.000 piedras perfectamente cortadas. Toda la estructura serpentea unos 2.388 pies de largo.
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: