header print

¡El Paraíso De Los Amantes De La Botánica y La Jardinería!

 En el estado de Pensilvania se encuentra uno de los lugares más hermosos del noreste de Estados Unidos: El Jardín Botánico Longwood. Con una superficie que abarca más de 4.2 km2, este jardín el lugar ideal para conectarse con la naturaleza. Los visitantes pueden disfrutar de la belleza de decenas de plantas exóticas, todo tipo de árboles, diversos eventos y espectáculos, y hasta talleres de jardinería. Sin duda, este es un lugar imperdible para todos los amantes de la naturaleza.

 
Haz clic en las imagenes para verlas en tamaño grande
 

Para comprender la maravillosa riqueza de estas tierras tenemos que retroceder a través de la historia (y la prehistoria). En la casa de Peirce-du Pont, los jardines de Longwood exhiben diferentes restos allí encontrados; evidencias de tribus primitivas que disfrutaron de Longwood hace miles de años.

La tribu india asociada con Longwood eran los Lenni Lenapes. Pescaban en sus arroyos, cazaban en sus bosques e incluso sembraban cultivos en sus campos. Caminando a través de Longwood podemos imaginar aquella vida misteriosa. Los Lenape eran muy diferentes a nosotros. Por ejemplo, se organizaron en clanes matrilineales - lo que significa que la madre era más importante que el padre. De hecho, era el tío quien era el varón más significativo de la familia, el padre perteneciente a un clan diferente que sus hijos.  

William Penn, quien fundó el estado de Pensilvania, trató con las tribus Lenni, comprando gran parte de sus tierras. Los comisionados de Penn vendieron Longwood al granjero 'Quaker' George Peirce en 1700. Su hijo, Joshua Peirce, en 1730, despejó y cultivó la tierra y construyó la granja que aún hoy perdura.  

 

Los nietos gemelos de Joshua, Joshua y Samuel comenzaron el arboretum debido a su interés floreciente en historia natural. Ellos mismos fueron a buscar especímenes alrededor de los lugares salvajes de Pennsylvania y también compraron plantas exóticas de los botánicos principales. Hacia 1850 tenían una colección de árboles fabulosos.

Herederos venideros perdieron el interés en Longwood y los árboles se vieron amenazados... Afortunadamente Pierre S. du Pont, rico filántropo, compró los terrenos en 1906 para proteger los árboles. Du Pont estaba orgulloso de Longwood e inverrtió mucho dinero, principalmente para impresionar a sus amigos de la alta sociedad. Hoy somos nosotros los beneficiarios. 

 

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: