header print

10 Prácticos Consejos Para Remover Las Manchas De Café

 El café es una parte extremadamente importante y vital del día de la mayoría de las personas. Más de 10 millones de toneladas de café se consumen cada año en todo el mundo. Con todas sus propiedades deliciosas y que aumentan la energía, no podemos deshacernos del café de nuestras vidas. Pero eso no significa que no queremos deshacernos de esas desagradables manchas de café que se abren camino en cada parte de nuestras vidas. Un freno repentino mientras conduces y tu café con leche deja una terrible mancha en los asientos del automóvil.
 
No te preocupes, tenemos soluciones para todos tus problemas relacionados con las manchas de café. Desde manchas de café en los dientes hasta café derramado en el sofá, estos consejos pueden hacer que las manchas de café sean cosa del pasado.
 
1. Quitar las manchas de café de los muebles
Quitar las manchas de café de los muebles

Las manchas de café en tus muebles pueden ser un problema indudablemente molesto y persistente. Entre invitados, niños y mala suerte, más café termina en el sofá que en el estómago. Voltear los cojines del sofá puede ser una solución, ¡pero solo funciona una vez!

¡Tenemos un método de solución rápida que funcionará siempre en derrames nuevos! Comienza absorbiendo la mayor cantidad posible de café derramado con toallas de papel. Luego, coloca unas gotas de detergente común en una esponja y frota la mancha con un movimiento circular cuidadoso para que la mancha no se extienda más. Si es una mancha especialmente persistente, simplemente limpia la esponja y vuelve a trabajar con el detergente hasta que se desvanezca. Luego limpia el área con una esponja fresca y húmeda.

2. Quitar manchas de café de una alfombra
Quitar manchas de café de una alfombra

Cualquier tipo de mancha en la alfombra es la peor pesadilla del dueño de una casa. Las manchas de café son como el Freddie Krueger de todas las manchas de alfombra. Pero al igual que el Sr. Krueger, hay una manera de derrotarlos, ¡y es tan simple como el vinagre blanco! El vinagre blanco contiene ácido acético, que es un excelente removedor de manchas difíciles.

1 cucharada de vinagre blanco combinado con una porción igual de jabón líquido mezclado en dos tazas de agua tibia será su solución milagrosa. Primero, seca el café derramado con toallas de papel. Si la mancha ya se secó, agrega un poco de agua tibia y luego seca con un paño seco. Después, usando un paño nuevo y la solución de jabón mencionada anteriormente, frota la mancha desde el exterior para evitar la propagación de la mancha, hasta que desaparezca por completo.

3. Limpiar los derrames de café de tu automóvil
 Limpiar los derrames de café de tu automóvil

Los portavasos parecen muy convenientes hasta que un día pisas el pedal del freno de repente y te das cuenta de cuán flojo es el agarre. Además, puedes saber cómo pueden adherirse los asientos de cuero cuando se mojan con café caliente. Sin embargo, con un cuarto de taza de vinagre blanco, un poco de jabón para lavar platos y solo 1 taza de agua, puedes hacer que esos asientos se vean y se sientan suaves nuevamente.

En caso de manchas secas, asegúrate de agregar un poco de agua tibia primero y luego seca la mancha con toallas de papel. Luego puedes usar un paño limpio y seco, sumergido en la solución de jabón y vinagre para limpiar todas y cada una de las áreas afectadas del automóvil, desde el portavasos hasta los asientos. En lugares donde se han producido manchas en cualquier forma de tela, asegúrate de frotar con movimientos circulares para que la mancha no se extienda hacia afuera.

4. Quitar las manchas de café de las tazas
Quitar las manchas de café de las tazas

La triste verdad es que nuestras tazas de café podrían ser los artículos más afectados en nuestras vidas, al menos cuando se trata de café. Incluso si logras evitar que aparezcan manchas en el exterior, a menudo causadas por café congelado, es casi imposible evitar que el interior de tu taza adquiera un color más marrón durante días, semanas y meses. 

Hasta que un día te encuentres con una taza que ahora es de un color completamente diferente al que compraste, y tu pareja, padre o amigo te dicen que puede ser tiempo de comprar una nueva taza. Puedes evitar que el ciclo se repita con un producto simple: sal de mesa.

Simplemente llena la taza con una buena capa de sal y usa guantes de limpieza para frotar el interior de la taza. Esto debería eliminar la mancha por completo, y si la sal no funciona o, tal vez, también se sabe que el bicarbonato de sodio es efectivo. Una vez que hayas terminado de lavar la taza, asegúrate de colocarla en la próxima carga de platos para evitar que tu próxima taza de café sea salada.

5. Quitar manchas de café de la encimera de la cocina
Quitar manchas de café de la encimera de la cocina

Si has logrado evitar manchar el exterior de tu taza, lo más probable es que todos y cada uno de los cafés derramados hayan terminado en el estante de tu cocina, donde han pasado desapercibidos hasta tu regreso del trabajo por la noche. Para entonces, este líquido cálido y delicioso se ha convertido en un desastre frío, marrón y casi sólido, y el color se ha filtrado en el mármol, la madera, el vidrio o cualquier otro material en cuestión. Bueno, lo creas o no, hay una manera muy simple de restaurar el color original de tu mostrador, y está en tu refrigerador esperándote.

Rompe un huevo ordinario, con mucho cuidado en un plato, y separa la clara del huevo de la yema. Siéntete libre de dejar a un lado la clara del huevo para usar en tu próxima comida saludable, y luego bate bien la yema. Usando un paño, aplica la yema generosamente en el área manchada y déjala reposar durante un minuto o dos hasta que esté semiseca. ¡Luego enjuaga bien el área y el estante de tu cocina no tendrás manchas!

6. Limpiar los dientes de las manchas de café
Limpiar los dientes de las manchas de café

A pesar de sus maravillosos efectos en tus niveles de energía, el café no es excelente para tus dientes. Claro, el azúcar puede causar daños graves, por lo que podrías pensar que el café sería inofensivo si eliminas el factor del azúcar. Pero el café también puede manchar severamente tus dientes, dejándolos amarillentos o marrones claros, especialmente si eres un bebedor de café frecuente y habitual. Para evitar esto, es posible que necesites mejorar tu rutina de higiene dental.

Para empezar, usa cepillos de dientes con cerdas ligeramente más duras y solo pasta de dientes que contenga peróxido de hidrógeno y bicarbonato de sodio, ya que el primero actúa como un blanqueador natural, mientras que el último es un quitamanchas eficaz. Además, habitúate a cepillarte los dientes después de consumir café, o al menos, enjuagarte la boca con agua tibia.

7. Eliminar las manchas de café recién hecho de la ropa
Eliminar las manchas de café recién hecho de la ropa

Derramar café sobre tu ropa es parte de la vida, pero eso no significa que tengas que vivir con las manchas para siempre. Si deseas deshacerte de esa mancha tan pronto como toque la tela, podemos ayudarte. Sin embargo, lo primero es lo primero, verifica la etiqueta de la ropa en cuestión para asegurarte de que no haya instrucciones especiales de limpieza o restricciones.

Los tres ingredientes principales que usaremos son: vinagre blanco, sal de mesa y detergente para la ropa. Primero, rocía el área afectada con sal de mesa para que la mancha no se extienda. Después de un minuto o dos, cepilla la sal absorbida con una toalla de papel. Pasa la parte posterior de la mancha bajo agua fría durante aproximadamente 15 minutos, luego hazlo con pequeñas cantidades de detergente para la ropa. Finalmente, aplica un poco de vinagre blanco sobre la mancha y frota con un cepillo de dientes. Después de eso, deja reposar la prenda durante quince minutos y luego ponla en la lavadora.

8. Deshacerse de las viejas manchas de café de la ropa
Remover Manchas De Café

Ahora, para las manchas de café más antiguas, necesitarás una solución diferente porque es probable que el café se haya infiltrado profundamente en las fibras de la tela. Sin embargo, no tengas miedo, también tenemos una solución rápida para eso. Para empezar, necesitarás alcohol o jugo de limón. Frota la parte de la prenda con la mancha seca con una cantidad extremadamente pequeña de alcohol o jugo de limón.

Asegúrate de que el paño no se sature demasiado con el líquido, solo se requiere una cantidad muy pequeña para suavizar la mancha. Después de que el alcohol o el jugo de limón se haya secado, frota un poco de detergente en el área afectada hasta que se elimine la mancha. Luego, puedes enjuagar la prenda con agua tibia y después de que se seque, será adecuada para un lavado normal en la lavadora.

9. Quitar manchas de café en una cafetera
Quitar manchas de café en una cafetera

Nadie puede permitirse comprar un café con leche caro todas las mañanas, y si tienes un trabajo particularmente estresante, tener una cafetera a mano, en una oficina, un estudio o en casa, puede ser la mejor manera de reducir los costos. Pero las cafeteras son tan susceptibles a las manchas como nuestra ropa, dientes y muebles. De hecho, aún más, ya que las cafeteras pueden mancharse por dentro y por fuera derramando granos de café y restos de café. Para iniciar el proceso de limpieza, consulta el manual de tu máquina para ver si tiene instrucciones de limpieza específicas. Ten en cuenta que, en promedio, las cafeteras deben limpiarse al menos una vez cada seis meses, si no más.

Primero, para limpiar el interior, usa porciones iguales de vinagre blanco y agua fría vertida en la olla de la máquina, y presione el interruptor para que se prepare. Puedes apagarlo a la mitad del ciclo y luego enjuagar el recipiente con agua jabonosa. Luego usa agua fría limpia de manera similar, permitiendo que se prepare. Usa el agua limpia en el ciclo de preparación al menos 3 veces para eliminar cualquier resto de jabón o vinagre.

Una vez que se limpia el interior, puedes usar agua y jabón en una esponja o vinagre puro en un paño para limpiar la superficie exterior de la cafetera. Limpia cualquier parte individual de la máquina de manera similar y luego enjuaga bien con agua fría antes de dejar secar. ¡Esto hará que tu cafetera se vea como nueva!

10. Retirar el café quemado de una placa eléctrica de la cafetera
Retirar el café quemado de una placa eléctrica de la cafetera

Incluso si estás utilizando una placa calefactora diseñada para preparar café, es probable que dejes un gran desastre. Sin incluir el café derramado, que ahora conoces las soluciones fáciles para la limpieza, con un plato caliente existe la lucha adicional de las manchas que deja el café quemado. Sin embargo, esto también se puede limpiar fácilmente.

Comienza asegurándote de que la máquina esté apagada y desenchufada. Luego sumerge un paño en una mezcla de detergente para lavar platos y agua tibia, y frota el paño contra el área afectada hasta que se eliminen la mayoría de las manchas de café quemado. Puedes frotar las manchas residuales restantes con una esponja empapada en pequeñas cantidades de vinagre blanco. Limpia el último residuo, así como el vinagre blanco y el jabón con toallas de papel empapadas en agua fría. Finalmente, una toalla de papel seca hará que tu plato caliente brille.

Para conocer más sobre nuestros consejos de limpieza haz clic aquí. 

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad