header print

Chiste Del Día: La Jugadora Rubia

Una despampanante rubia entra a una casino de Las Vegas y va directo a la ruleta. Cuando llega, le da una sonrisa a los dos crupieres y apuesta $20.000 en una sola vuelta.

"Espero que no les moleste" les dijo la rubia con una encantadora voz, "pero tengo mucha más suerte cuando estoy desnuda", y automáticamente se quitó la ropa y se quedó como Dios la trajo al mundo: "Vamos, vamos, que mami necesita comprar un nuevo conjunto de ropa."

La ruleta gira y se detiene en el número 13. "¡Gané, gané!", dijo la rubia saltando de alegría.
Luego de haber celebrado, la rubia junta su premio, sus ropas, le da un abrazo a los crupieres y desaparece.

Los dos crupieres se miran hasta que uno de ellos le pregunta al otro: ¿La rubia le jugó al 13?
"No sé", le dijo su compañero. "Pensé que tú estabas mirando."

Conclusiones:

1- No todas las apuestas dependen de la suerte.

2- No todas las rubias son estúpidas.

3- Pero los hombres... SON SIEMPRE HOMBRES.
 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: