header print

La Tierra Del Sol Naciente: Una Nueva Potencia Mundial

Siempre hemos estado fascinados con Japón y su cultura, así que nos encantó conocer estas fotos de la era Meiji,  unas fotos a color gracias al trabajo de alguien que las cambió laboriosamente a mano. La era Meiji fue un momento de grandes cambios para el país del Lejano Oriente, el régimen imperial en marcha imponía una serie de innovaciones, lo que provocó que las nuevas tecnologías y las industrias comenzaran a llegar. Échale un vistazo a estas impresionantes fotos de la década de 1890 y conoce un poco más sobre su historia:
 
Haz clic en la imagen para verla en tamaño grande
 
Una entrada en Takaboko-Shima, Nagasaki
Las cascadas de Nunobiki se encuentran a poca distancia del centro de Kobe, que fue en su día la capital de Japón. Tiene un gran valor cultural en términos tanto de literatura como de arte.

Las cascadas Shiraito son un monumento nacional. Situado cerca del Monte Fuji, se considera sagrado para la religión sintoísta.
Una vista del mar interior en la Isla Matsushima. 
La era Meiji empezó el 23 de octubre de 1868 hasta el 30 de julio de 1912. Esta época representaba el ascenso del Imperio de Japón, coincidiendo con el reinado del emperador, el Gran Meiji. Él fue quien supervisó los principales cambios sociales en el país, que hicieron que Japón pasara de ser un estado feudal hacia una potencia mundial capitalista imperial. Cuando esta revolución industrial se produjo,  los japoneses se dedicaron a la colonización de gran parte del sudeste de Asia.
 
Las flores de cerezo se alinean en las calles del distrito de Akasaka. Hoy en día la zona ha cambiado y está casi irreconocible debido a la urbanización.
Un grupo de flexibles bailarines bailan al ritmo de un tambor.
Un grupo de mujeres preparando comida para sus hijos y esposos.
Mujeres paradas frente a una estatua en el templo del caballo de bronce en Nagasaki.
Aunque Japón ha tenido familias imperiales durante la mayor parte de su historia, los gobernantes del país entre los siglos XI y XIV fueron los shogunes. Estos hombres eran dictadores militares que se llamaban a los tiros y ejercían un poder casi absoluto sobre la nación. El shogunato Tokugawa, había estado en el poder desde el siglo XVII, y había emitido previamente un edicto conocido como Sakoku, que prohibió a los ciudadanos japoneses salir del país bajo pena de muerte.
Todo eso cambió después de que el emperador Meiji tomara el poder legislativo del Shogun, y posteriormente anunciara la gloriosa restauración de la dominación imperial el 4 de enero 1868.

Bote pesquero tradicional en las aguas del mar de la Isla Matsushima.
Los trabajadores cosechando té en los patios de té en la Provincia
de Yamashiro.
Los agricultores siembran plantas de arroz en los arrozales.
 
Las personas miran al fotógrafo desde el espectacular puente de Otani, Kyoto

En 1873, el emperador Meiji también supervisó la abolición de la clase samurai, que contaba con unos 1,9 millones de hombres. Durante muchos siglos, los samurai habían disfrutado de ventajas, privilegios y estátus dentro de la sociedad japonesa. Tenían un salarios por parte del gobierno, se les permitió legalmente  llevar una katana en público (espada samurai) con la que podrían ejecutar comuneros irrespetuosos a voluntad. 

Después de 1873, muchos de los miembros jóvenes samurai que pertenecían a la reciente abolición, pasaron a convertirse en los primeros estudiantes de intercambio de Japón. Puesto que eran altamente alfabetizados y academicamente bien formados. Muchos de ellos, con el tiempo, terminaron escribiendo en los periódicos, o se iniciaron en el servicio gubernamental.

Arroz recientemente cultivado es trillado por sus agricultores.
Las personas hacen su camino sobre un puente de cuerda de manera en las sombras del Monte Fuji.
Una cascada en Yumoto Onsen.
Señales de líneas coloridas en las calles Teatro en Yokohama. La calle recibió este nombre debido al teatro que fue construido  en 1860's.
Otros cambios incluyen la introducción de un sistema nacional de educación, junto con una nueva constitución. Estos cambios fueron diseñados tanto para ganarse el respeto de las potencias occidentales, como para fomentar un entorno favorable para un estado industrializado y moderna que estaba floreciendo. Uno de los principios fundamentales del programa nacional implementado recientemente fue "la formación moral", que puso énfasis en la importancia del deber de los ciudadanos japoneses a su emperador.
En este transporte se puede ver a una mujer yendo a hacer sus deberes.
Un niño mira hacia el mar en la Isla de Miyajima
Dos mujeres jóvenes comparten un futón mientras duermen en una estera de tatami tradicional.
Un granjero toma sus pacas de arroz para llevar al mercado
Una pareja de ancianos disfrutan un bocado de comida mientras viajan.
Unos jóvenes padres disfrutan de una comida con su hija.
Una vista del Monte Fuji de Yoshiwara. Una de las cinco rutas del período Edo.

en 1894, Menos de una década después, Japón pasó a la ofensiva con el fin de capturar la península de Corea y mantenerla estratégicamente fuera de las manos de Rusia. Pero desde que China reivindicó a Corea como un estado vasallo, estalló la guerra. La victoria fue brutalmente rápida, y contó con la colonización de la isla de Taiwán por una buena medida. 

Una nueva victoria, esta vez sobre Rusia, se produjo en 1905, consolidando la posición de Japón como potencia colonial en Asia Oriental. Sin embargo, inevitablemente, la pura voluntad de Japón para demostrar su igualdad con respecto a las  potencias occidentales durante las siguientes décadas, fijaron un curso de nuevas colisiones para la nación, lo que culminó en su rendición tras la derrota de Japón y sus aliados al final de la Segunda Guerra Mundial en 1945.

 

Escrito por: Jake Schembri 

Fuente de contenido: Retronaut (Mashable)

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: