header print

Chiste: El Almuerzo Fatal

Un irlandés, un mexicano y un hombre rubio estaban trabajando en el andamiaje de un edificio, en la planta número 20.
A las 12.00 p.m, salieron todos a almorzar, y el irlandés dijo: “¡Carne de oveja con col! Otra vez… Si mi mujer me da este plato otra vez voy a saltar de este edificio!”.


El mexicano abrió su lonchera y exclamó: “¡Burritos, burritos, burritos! Siempre esos burritos. Sí me da burritos otra vez yo también saltaré.”
El rubio sacó su almuerzo y dijo: “Bocadillo con mortadela – ¡otra vez! Un bocadillo con mortadela más y saltó con ustedes!”

Chiste: El Almuerzo fatal

 

El próximo día el irlandés abrió su lonchera, vio la oveja con col, saltó y murió.
El mexicano también abrió su lonchera, vio un burrito y saltó.
El rubio abrió su lonchera, vio el bocadillo con mortadela y saltó.


En el funeral, la mujer del irlandés estaba llorando. Dijo: “Si hubiera sabido que estaba cansado de la carne de oveja con col, no se la habría dado tantas veces”,
La mujer del mexicano también lloraba y dijo: “Le hubiese preparado unos  tacos o enchiladas….. No sabía que odiaba tanto a los burritos.”
Y todos se dirigieron a mirar a la mujer del rubio. Ella dijo: “No me miren, él preparaba su propio almuerzo.”

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: