header print

Chiste: El Pan Que Habla

Erase una vez un pueblo aislado de todo. Un día se anunció que iba a pasar por el pueblo un circo cuya atracción estelar era “El pan que habla”. Todo el mundo estaba emocionado y ansioso por verlo.

¡Faltan solo dos semanas para ver El pan que habla! A dos días de llegar, el pueblo ya estaba esquizofrénico. Que viene El pan que habla...¡Increíble!

Cuando por fin llegó el circo, agotaron todas sus entradas ese mismo día, a pesar de que cada una costaba 300$. Pero a los pueblerinos no les importaba el precio, ellos sólo querían tener la oportunidad de ver El pan que habla.

-Hola, el espectáculo va a comenzar. Con ustedes, Señoras y Señores, el pan que habla!!!

 

Chiste: El Pan Que Habla

El presentador saca un voluntario al escenario, pero se desmaya. Entonces saca a otro, que está temblando de susto y emoción. Traen una bandeja con un pan y una jarra de agua.
- Señor, eche el agua encima del pan
- y.... conseguido!!
- ¿Cómo está el pan?
- Está... bland-do, esta-ablando, está hablando.

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: