header print

Trucos Para Almacenar Alimentos Por Más Tiempo

Para evitar desperdiciar dinero desechando comida, a veces es necesario investigar métodos que nos permitan conservarla por más tiempo. Por eso, decidimos realizar esta imperdible lista con 12 simples trucos que te enseñarán los secretos que necesitabas para conservar tus alimentos por más tiempo. 

1- Conserva vegetales de raíz en arena

Para darle más durabilidad a tus vegetales o hierbas de raíz, como zanahoria, jengibre, o nabos, almacénalos en recipientes con arena limpia, en lugar de utilizar el refrigerador. A medida que los vayas necesitando, retíralos del recipiente, asegurándote de volver a dejarlo en un lugar seco y oscuro. 

2- Haz que las bayas duren más con vinagre
 
Antes de guardar tus bayas o frutos rojos en el refrigerador, remójalos en vinagre para prolongar su frescura por una o dos semanas. Para ello, mezcla 1 parte de vinagre con 10 partes de agua, y sumerge las bayas en la solución durante unos segundos. Luego, enjuágalas y llévalas al refrigerador. 

3- Almacena tus hierbas en bolsas plásticas

El tiempo de duración de las hierbas depende directamente de la forma en que las almacenas. Las hierbas frescas, como el cilantro, la albahaca, o la cebolleta, se conservan mejor cuando son almacenadas en bolsas plásticas. Lo único que debes hacer es cubrir la planta con una bolsa y ajustarla con una bandita elástica en la parte del tallo. 

4- Separa las papas de las cebollas

Nunca debes almacenar las papas junto con las cebollas, ya que de lo contrario las primeras se echarán a perder más rápido de lo normal. Es mejor almacenar las cebollas en un lugar fresco y seco, lejos de las papas. 
 
5- Guarda las papas con las manzanas

Colocar una manzana en una bolsa de papas te ayudará a prolongar la duración de las segundas, y evitar que germinen. Aunque no importa el tipo de manzana que utilices, es importante recordar reemplazarla una vez por semana. 

6- Una manzana podrida realmente arruina todo el cajón

Asegúrate de controlar el estado de tus manzanas a diario, ya que si una de ellas está podrida, lo más probable es que termine arruinando al resto. 

7- La mantequilla mantiene el queso fresco

Para evitar que los trozos de queso se endurezcan, unta una pequeña cantidad de mantequilla sobre el lado del que ha sido cortado. Los aceites presentes en este producto ayudan a proteger los bordes del queso, y evitar que se sequen. 
 
8- Almacena los huevos en los estantes
 
Aunque la mayoría de las personas almacena los huevos en la puerta del refrigerador, en realidad, esto puede hacer que los huevos caduquen antes de la fecha de vencimiento establecida. Por eso, guardarlos en los estantes del refrigerador te ayudará a prolongar su uso por hasta 4 semanas.
 
9- Envuelve las bananas

Utiliza papel film para envolver el extremo superior de las bananas, y mantenerlas frescas por hasta una semana más de lo normal. Además, debes asegurarte de almacenarlas lejos de otras frutas, ya que las bananas emiten un gas etileno que puede echarlas a perder antes de tiempo. 

10- Haz que la leche dure más con una pizca de sal

Utiliza este viejo truco para mantener la leche fresca por más tiempo. Incorpora una pizca de sal en un litro de leche para prolongar su duración hasta por una semana. Este truco también puede aplicarse a la crema de leche. 

11- Almacena hongos y tomates en bolsas de papel

Los hongos y los tomates son vegetales que nunca debes ser guardados en bolsas plásticas. En el caso de los primeros, el uso de bolsas plásticas para el almacenamiento produce humedad y genera un ambiente propicio para el desarrollo de hongos y bacterias. Por eso, te recomendamos conservarlos en bolsas de papel, en el cajón del refrigerador o en un lugar fresco y seco. 

Por otro lado, cuando se conservan en bolsas plásticas, los tomates producen más cantidad de gas etileno y se echan a perder antes de tiempo. Para evitar que esto suceda, almacénalos dentro de una bolsa de papel, en un lugar fresco y seco, fuera del refrigerador. 

12- Almacena la lechuga envuelta en papel absorbente

Envolviendo la lechuga con papel absorbente podrás evitar que las hojas se echen a perder de forma prematura, ya que el papel ayuda a retener la humedad. Este truco puede prolongar la duración de la lechuga por hasta una semana más.

Bonus: ¿Dentro o fuera del refrigerador?
 
 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: