header print

Mantén Tu Colchón Fresco y Confortable

Las personas pasamos mucho de nuestro tiempo sobre los colchones, pero luego de un relativamente corto período de tiempo, este lugar de relajación y descanso puede volverse bastante poco atractivo. Aprende a refrescar el colchón en pocos pasos.

El colchón promedio puede ser el hogar de entre 10,000 a 10, 000,000 ácaros de polvo. Estos pequeños insectos se alimentan de los restos de piel muerta que se nos desprende, cosa que podría ser buena, excepto que también, dejan sus desperdicios en nuestros colchones y estos pueden causar asma y rinitis alérgica.

Si tiendes a ser alérgico y no deseas compartir tu cama con miles de invitados no deseados, aquí encontrarás la manera rápida  de limpiar y refrescar tu colchón.

¿Qué necesitas?

  • Bicarbonato de sodio
  • Un frasco hermético
  • Aceite esencial de lavanda
  • Un tamizador
  • Una aspiradora
Preparación:
 
  • Vierte 1 taza de bicarbonato de sodio en el frasco.
  • Añade 4 o 5 gotas de aceite de lavanda.
  • Sella el frasco y agita bien.
  • Quita toda la ropa de cama y los cubre almohadas.

  • Toma el tamizador y comienza a verter el contenido del frasco en él, asegúrate de hacerlo por encima del colchón.
  • Esparce la mezcla en todos los rincones y grietas en el colchón y se deja durante al menos una hora. Durante este tiempo, el bicarbonato de sodio extraerá la humedad, la suciedad, la piel muerta, y los olores desagradables.

  • Ahora es el momento para aspirar todo. Asegúrate de aspirar todo el bicarbonato de sodio del colchón.
  • Repite el procedimiento del otro lado del colchón.

Ahora que hayas terminado, tu colchón estará limpio, desodorizado, y lo más importante, libre de los ácaros del polvo.

Artículo Original: onegoodthingbyjillee
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: