header print

Chiste: El Anciano y El Sombrero

Un anciano era muy infeliz porque había perdido su sombrero favorito. En lugar de comprar uno nuevo, decidió ir a la iglesia y robar uno del vestíbulo. Cuando llegó allí, un monaguillo lo interceptó en la puerta y lo llevó a un banco donde tuvo que sentarse y escuchar un sermón entero sobre los Diez Mandamientos.


Después de la misa, el hombre se encontró con el predicador en la puerta del vestíbulo, le estrechó la mano vigorosamente y dijo: "Quiero darle las gracias por salvar mi alma hoy, predicador. Vine a la iglesia para robar un sombrero, pero después de escuchar su sermón sobre los Diez Mandamientos, decidí no hacerlo. "

 
chiste anciano sombrero

"¿Se refiere al mandamiento de No robarás, por el que cambió de opinión?", preguntó el predicador.

"No, al de No cometerás adulterio" dijo el anciano. "Tan pronto como lo pronunció, ¡recordé dónde dejé mi viejo sombrero!".

Imagen: Deposit Photos.

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: