header print

¿Conoces Portugal? Bello País Repleto De Historia y Cultura

 Portugal tiene más de 900 años de historia y, a pesar de su tamaño relativamente pequeño, históricamente ha tenido un papel muy importante mundo gracias a su ubicación estratégica en las rutas de Europa a Extremo Oriente. Hoy en día se considera uno de los países más antiguos de Europa, cuyas fronteras apenas han cambiado a lo largo de la historia. Y dentro de dichas fronteras antiguas, podemos encontrar montañas de hoja perenne, playas de arena dorada, ciudades llenas de historia junto con las comodidades modernas y muchos pequeños pueblos pintorescos.
 

Si todas esas razones no son suficientes para empezar a hacer las malestas, los siguientes 8 sitios te convencerán definitivamente: 

1. Visita al Palacio Nacional da Pena, Sintra.

El gran poeta inglés Lord Byron, escribió una vez sobre Sintra: "¡Oh! El glorioso Edén de Cintra interviene". Y como muchas cosas buenas que mejoran con la edad, también lo ha hecho Sintra que ahora es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Un casco histórico repleto de castillos y palacios incrustados en la ladera de una sierra regada por numerosos bosques. Un paraje idílico que nos lleva a denominarla como la “Ciudad de los Cuentos”. Sé que ciertas opiniones son subjetivas, pero es de los pocos lugares que me han dejado con la boca abierta literalmente. 
Y una vez que estás en Sintra, no puedes obviare el Palacio Nacional da Pena. La vista más cautivadora se contempla especialmente al atardecer. Si estás listo para una caminata, sube la Serra de Sintra, llega al palacio y disfruta de las impresionantes vistas que lo rodean.
*Sintra
*Vista del palacio desde abajo.
2. Oporto. Centro Histórico.
Un viejo refrán local dice: "Oporto trabaja, Braga reza, Coimbra estudia y Lisboa consigue el dinero". De hecho, este antiguo centro comercial en el delta del río Duero es el lugar más auténtico y rústico que se puede encontrar en Portugal. La industria vinícola local está en auge. Pasea por las calles de la ciudad y observa cómo magistralmente los nuevos edificios se mezclan con los antiguos. Las calles serpenteantes desembocan en viejas catedrales, museos fascinantes, tiendas de moda locales y magníficos restaurantes locales.
*Calles de Oporto.
*Puesta de sol en Oporto.
 
3. Disfruta de la belleza del Parque Nacional Peneda-Geres de Braga.
Situado cerca de la frontera norte de Portugal, el parque nacional conocido como Geres es un lugar que cualquier amante de la naturaleza debe visitar. Fue declarado oficialmente parque nacional en 1971 y contiene una reserva natural única, hogar del Lobo Ibérico en peligro de extinción. Desde allí puedes realizar visitas guiadas a través del parque y saborear los lagos turquesa y verdes montañas que lo rodean. Y mientras recorres el parque, verás algunos sitios arqueológicos de la Edad del Bronce.
*El agua clara de la reserva natural.
*Un montón de ponis salvajes en la zona.
4. La vibrante vida nocturna del Bairro Alto de Lisboa.
Lisboa tiene una gran vida nocturna. Una meca para los compradores y es, probablemente, el corazón cultural de Portugal. En el Barrio Bairro Alto de Lisboa durante el día las calles son tranquilas pero, a medida que llega la noche, el lugar cobra vida.
*Bairro Alto: La ciudad que nunca duerme.
*Santa Catarina.
5. Vuelta al medievo en Monsaraz, Evora.
Monsaraz es sin duda el mejor lugar para experimentar lo que fue la vida durante la Edad Media. Este pueblo domina el río Guadiana, uno de los ríos más grandes de la Península Ibérica. Desde el castillo grande de la ciudad, se puede ver España. Las estrechas calles pavimentadas que cruzan los edificios antiguos te guiarán a tabernas locales. Visita también el cercano pueblo de São Pedro do Corval, bien conocido por sus obras de cerámica.
*Calles estrechas y pavimentadas que se han conservado durante cientos de años.
*Cerámica de Sao Pedro do Corval.
6. Explora las murallas de Óbidos.
Es fácil ver lo que atrae a tantos turistas a Óbidos todos los días. Imagína una ciudad de cuento de hadas, llena de casas blancas y toques de azul y amarillo, aceras pavimentadas y calles llenas de flores. Es posible que también desees probar un licor de cereza local llamado "Ginjinha". La ciudad acoge un gran castillo, que ahora es un hotel. Si te gusta caminar alrededor, puedes visitar las murallas (1,5 km) y pasear por encima de la ciudad.
*Un paseo por la parte superior de las murallas de la ciudad.
*Pousadas de Portugal - Un castillo/hotel.
7. Nada en Ria Formosa
Ria Formosa te dejará sin palabras una vez que veas sus dunas arenosas y hermosa costa. Esta laguna se extiende unos 37 kilómetros (60 km) a lo largo de la playa de Manta Rota y hasta Vale do Lobo. Allí verás lagos hermosos, una variedad de fauna y de plantas, e islotes minúsculos. También puedes alquilar una bicicleta e ir a explorar...
*Rutas en Formosa.
¿Quieres disfrutar de una noche romántica? Luego diríjete al Cabo de São Vicente, donde podrás ver la puesta de sol más hermosa que jamás hayas visto. Esta hermosa bahía ofrece una vista increíble -acantilados de 200 60m acosados por las olas que te harán sentir 'al borde del continente europeo'. Esta zona es también el hogar de muchas especies de aves y, si miras en el agua, puedes ver las muchas criaturas del mar que allí habitan. No te pierdas la visita al faro local.
Aquí puedes ver algunos de los atardeceres más bellos de Europa. Además de estos, hay muchos otros lugares que vale la pena visitar en Portugal; probablemente deberías alquilar un coche y conducir, visitando las diferentes ciudades y pueblos. No importa a dónde vayas, Portugal siempre podrá ofrecerte muchas vistas increíbles.
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: