header print

Chiste Del Día: El Farmacéutico Curioso

Un hombre entra a una farmacia riéndose a carcajadas. Cuando llega al mostrador, aun riéndose, el hombre le pide al farmacéutico dos condones, le paga y se va. El farmacéutico quedó un poco intrigado con el comportamiento extraño de este cliente, pero no le da demasiada importancia y continúa trabajando. Sin embargo, al día siguiente vuelve a ocurrir lo mismo: el mismo hombre entra a la farmacia riéndose a carcajadas, pide dos condones, paga y se va.

El farmacéutico recuerda lo que había sucedido el día anterior y piensa cual puede ser el motivo del comportamiento de ese hombre, pero luego de unos minutos de pensar continua con su trabajo. Al día siguiente se vuelve a repetir la misma situación, llega el mismo hombre riéndose a carcajadas, pide los dos condones, paga y se va. El farmacéutico queda perplejo y con una curiosidad enorme por descubrir que es lo que sucede con este hombre. Por eso, el farmacéutico le ordena a su asistente que la próxima vez que el hombre aparezca, lo siga para descubrir la verdad detrás de su actitud.

El mismo hombre aparece al día siguiente y la situación se vuelve a repetir. 

El asistente lo sigue, tal como le solicitó el farmacéutico, y luego de 20 minutos regresa a la farmacia.  

“Bueno, y…” dijo el farmacéutico, “¿A dónde fue?”

“A su casa.”
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: