header print

Este Fotógrafo Pasó Un Mes Entero Con Los Osos Polares

El Redactor: Jessica Q. R.

Martin Gregus, un fotógrafo canadiense-eslovaco, vivió con osos polares durante más de un mes y regresó con historias inspiradoras y fotografías increíbles.

Después de viajar al Ártico y ver osos polares en el apogeo de la temporada turística, el invierno, una idea surgió en la mente de Gregus: ¿cómo se vería esta tundra durante el verano, sin un alma alrededor?

Para seguir los trabajos de Gregus, visita su sitio web, Instagram o Facebook
Oso polar en campo de flores
Un oso polar en un campo de flores/Martin Gregus vía My Modern Met
Después de años de planificación, Gregus y su asistente, Josh Goodman, zarparon hacia el Ártico con la ayuda de Lazy Bear Expeditions en Churchill, Canadá. Se enfrentaron a las tormentas del final del verano para que los osos tuvieran tiempo de acostumbrarse a su presencia. De esta manera, cuando la tormenta se disipó, pudieron acercarse lo suficiente para realizar las tomas correctamente. También querían llegar a tierra a tiempo para ver las algas en plena floración.
3 Osos polares en el verano

Gregus documentó su tiempo entre los osos polares en un cortometraje documental. En la película, comparte momentos increíblemente inspiradores de su viaje de 33 días por el Ártico.

Un mes completo en el Ártico plantea muchos desafíos. Al principio, Gregus y Goodman estaban solos. Sin muelle, luchaban por mantener el bote vertical hacia la playa. Cada marea alta podía llevárselos: “cada seis horas parecía que el barco se iba a estrellar contra las rocas, pero al cabo de unos días incluso eso parecía normal. Para ser honesto, es un poco divertido, mirar hacia atrás a la situación ahora, tratar de explicarle a la gente la normalidad de que los platos se caigan, el bote se rompa y chirríe”.

Gregus en el agua, tratando de mantener el barco paralelo a la playa
Gregus en el agua, tratando de mantener el barco paralelo a la playa/33 días entre osos documental
Gregus y Goodman descansando al atardecer
Gregus y Goodman descansando al atardecer/33 días entre osos documental
Gregus también compartió algunos desafíos psicológicos que enfrentó, describiendo el inquietante silencio de la noche, la sensación de soledad y tener que racionar la comida. La rutina diaria de despertarse a las 4:30 de la mañana y realizar tomas hasta la medianoche se hizo más fácil cuando se les unió Terence Malenchak, un guardia de osos profesional.
Oso polar nada en el agua
Oso polar contemplando el atardecer
Oso polar en una roca en la playa
Finalmente, la paciencia y la perseverancia dieron sus frutos cuando una madre osa polar tuvo la confianza suficiente para amamantar a sus cachorros cerca del campamento. De repente, se estaba formando una nueva relación: “algunas personas piensan que estoy loco por vivir aquí y caminar entre los osos todos los días, siguiendo los senderos exactos por los que caminan y, con el tiempo, conocerlos en de tal manera que puedo reconocer a un individuo a kilómetros de distancia. ¿Quién sabe? Tal vez estoy un poco loco, pero hay algo en estos animales que es mágico. A medida que los conoces, te das cuenta de que no eres tan diferente. Los ves jugar y aprendes de sus padres. Las características de cada uno se hacen cada vez más evidentes".Oso polar descansando en un campo de flores

Martin Gregus vía My Modern Met

Una mamá osa amamantando a su cachorro
Una mamá osa amamantando a su cachorro/Martin Gregus vía My Modern Met
Una mamá osa amamanta a sus chachorros
Un cachorro descansando junto a su madre
Un cachorro descansando junto a su madre/33 días entre osos documental
Momentos antes de la tormenta/33 días entre osos documental

Vivir con seguridad entre osos es un acto de equilibrio constante entre ser amenazador y lo suficientemente tranquilo. Esto es para que los osos no te ataquen pero no tengan miedo de acercarse. En su película, Gregus compartió que aunque estuvo cerca de algunos de los osos, nunca se arriesgaría a realizar una toma solo. "Hacer eso mostraría un total desprecio por los animales. Después de todo, si te atacan, es porque hiciste algo mal. Somos los visitantes, los osos simplemente nos toleran".

Y además, el verdadero retador, según él, es el propio Ártico. “No coopera contigo”, dice, “te arrojará nuevos desafíos y problemas en tu camino, y solo cuando resuelvas suficientes de esos desafíos, finalmente podrás volver a casa”.

33 días entre osos documental

Martin Gregus vía My Modern Met

Oso polar con rayo de tormenta de fondo
Un oso polar macho, momentos antes de atrapar un polluelo de charrán ártico
Un oso polar macho, momentos antes de atrapar un polluelo de charrán ártico/33 días entre osos documental
La película comparte una experiencia humana increíble y cruda donde las líneas entre nosotros y la naturaleza se desdibujan. 
Martin Gregus haciendo tomas

33 días entre osos documental

A continuación puedes ver otro documental en español sobre osos polares:

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Fuente: MyModernMet

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad