header print

10 Grandes Consejos Para Fotografiar Retratos

El Redactor: Sandra F.

 ¿Buscas ideas para retratos? A veces se puede pensar demasiado en estas cosas. Por ejemplo, cuando se piensa mucho en los fondos y las combinaciones de colores, a menudo se pasan por alto algunos de los aspectos importantes de la fotografía de retratos, como la pose del sujeto.


Muchos fotógrafos se han pasado a una cámara réflex digital (DSLR) de calidad para tener mucho más control a la hora de hacer retratos familiares o de amigos, porque conseguir buenas fotos de personas es siempre un reto. La diferencia entre los retratos amateurs y los profesionales puede ser enorme, así que aquí tienes una lista de 10 grandes consejos de fotografía de retratos que te harán disparar como un profesional.

aprender  a fotografiar retratos

1. "Sé tú mismo, todos los demás ya están ocupados". Oscar Wilde

Deshazte de los tópicos como "hazle el amor a mi cámara", ya que suenan realmente espeluznantes. Utiliza un lenguaje con el que te sientas totalmente cómodo. Por ejemplo, si eres de voz suave, así es como debes dar tus indicaciones. Tratar de ser alguien que no eres sólo hará las cosas incómodas para ti y tu modelo.

 

2. Intenta ser interesante 

Un gran fotógrafo sabe cómo hablar con sus modelos y hacer que se sientan seguros, cómodos y relajados. El nombre de una persona es el sonido más dulce para sus oídos, así que es importante recordarlo y usarlo tan a menudo como sea posible. A la mayoría de las personas les gusta hablar de sí mismas, así que haz preguntas, interésate y escucha realmente sus respuestas.

3. Comprueba tu estado de ánimo

aprender a fotografiar retratos

¿Alguna vez te ha atendido un camarero de mal humor? ¿Cómo te hizo sentir la actitud de ese camarero? Tu estado de ánimo el día de la sesión va a influir enormemente en la gente que te rodea. Si quieres que la gente de tu fotografía se vea y se sienta relajada, entonces debes asegurarte de que tú también te veas y te sientas relajado.

4. Cuándo utilizar la compensación de la exposición

El sistema de medición de tu cámara juega un papel muy importante a la hora de hacer fotos. Calcula cuánta luz se necesita para hacer una exposición correcta. Es muy inteligente, pero no es totalmente infalible. El problema de la medición es que toma una lectura media -de todo el fotograma o de una parte de él, según el modo de medición en el que te encuentres- y se supone que ésta es un tono medio, es decir, a medio camino entre el blanco y el negro.

En la mayoría de las ocasiones, esta suposición es correcta, pero un sistema de medición puede tener problemas cuando un encuadre está dominado por áreas de oscuridad o brillo extremos. Al fotografiar retratos, los tonos de piel claros pueden engañar a la cámara para que subexponga la toma. Esto se nota cuando se hacen fotos de rostros completos o cuando hay mucho blanco en la escena; la novia en una boda es un buen ejemplo.

Sin embargo, esto se puede corregir rápidamente con los controles de compensación de la exposición de tu cámara. Para empezar, prueba a marcar hasta +1 parada de compensación de la exposición positiva para iluminar las caras de las personas. Revisa tus fotos y, si crees que necesitan más luz, vuelve a aumentarla.

5. Consejos sobre la apertura

Al fotografiar un retrato de alguien, es mejor establecer una apertura amplia (alrededor de f/2,8-f/5,6) para capturar una profundidad de campo reducida, de modo que el fondo detrás del sujeto esté bien desenfocado, haciendo que el sujeto destaque mejor.

Dispara en el modo de prioridad de apertura para controlar la profundidad de campo; en este modo, tu DSLP ajustará automáticamente la velocidad de obturación para una exposición correcta.

Los objetivos especiales para retratos suelen tener aperturas máximas aún más amplias (de f/1,4 a f/2,8) para desenfocar aún más los fondos.

6. Composiciones creativas 

aprender a fotografiar retratos

No seas perezoso a la hora de componer. La mayoría de las veces, los fotógrafos se apartan pensando que lo mejor es incluir todo, o al menos la mitad, de su sujeto.

En lugar de eso, acércate para llenar el encuadre y conseguir una composición fotográfica más inspirada. Colocar el sujeto en un lado del encuadre es un gran hábito que hay que dominar, al igual que experimentar con aperturas amplias para capturar una profundidad de campo muy reducida.

 

7. Aumenta el ISO

Las personas se mueven de forma natural cuando son fotografiadas, por no hablar de que parpadean y cambian constantemente sus expresiones faciales, y no hay nada más exasperante que una foto con alguien medio parpadeando en lugar de sonriendo.

Para evitar estos problemas y que aparezca el desenfoque por movimiento, tendrás que utilizar una velocidad de obturación rápida. Esto garantizará la nitidez de las fotos y evitará el movimiento de la cámara, ya que la mayoría de las veces se trata de retratos tomados a mano.

Si estás en el modo de prioridad de apertura y mantienes una apertura amplia, para aumentar tu velocidad de obturación simplemente aumenta tu ISO de ISO100 a algo como ISO400.

Con poca luz, es posible que tengas que aumentar la ISO a alrededor de 1, 600, 3.200 o incluso 6.400. Un poco de grano es mucho mejor que una foto borrosa.

8. Posando para los retratos

La forma en que el sujeto se ponga de pie, pose y mire tendrá un efecto dramático en sus fotografías. Un ligero cambio en la expresión facial, como por ejemplo si sonríe o no, puede cambiar radicalmente la sensación de la fotografía.

Cuando tomes las fotos, intenta capturar una gama de expresiones para que puedas elegir las que prefieras cuando las veas en casa en el ordenador.

9. Todo depende de los ojos

aprender a fotografiar retratos

Los ojos son las "ventanas del alma", y esto es especialmente cierto cuando se trata de la fotografía de retrato. Cuando se toman fotos de personas, casi siempre se quiere hacer hincapié en sus ojos. Puedes tener una composición y una exposición perfectas, pero si los ojos no son nítidos, toda la imagen se verá afectada.


10. Usar el flash de relleno en días soleados

Aunque pueda parecer extraño utilizar el flash cuando hay sol, es precisamente cuando deberías utilizarlo. El sol puede causar toda una serie de problemas a los fotógrafos de retratos: sombras duras en los rostros, exposiciones desequilibradas y luces quemadas.

Utiliza un poco de "flash de relleno" y mejorarás al instante tus retratos; tu cámara captará una exposición mucho más equilibrada porque el flash iluminará al sujeto mientras la cámara expone el fondo.
Fuente: 99inspiration

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad