header print

Chiste: El Nuevo Vendedor De Biblias

El Redactor: Sandra F.
 Dos vendedores de biblias, Carlos y Martin, están haciendo su ruta habitual cuando el jefe les llama.
"Chicos", les dice, ustedes dos son los mejores, ¿pueden llevar al hijo de mi hermana, Andrés, para probarlo? Es un poco tartamudo, pero es un chico listo. Le prometí que le daría una oportunidad".
Los dos están de acuerdo a regañadientes y esperan a Andrés.
"Día perdido", gruñe Martin con tristeza. "Sí. Aunque tenemos que ayudar al jefe", dice Carlos con paciencia.
Una vez que Andrés llega y, lentamente, se presenta, están aún más consternados al descubrir que su tartamudeo era bastante pronunciado. Decidiendo sacar lo mejor de él, van de puerta en puerta  Carlos y Martin mostrando a Andrés sus argumentos de venta.
El nuevo vendedor de biblias
Después de un par de horas y unos cuantos barrios, habían vendido 7 biblias.
En el siguiente barrio, Andrés pregunta tímidamente: "¿L-l- es im-m- porta  si-i-i vo-y a  la-a-a- si-i-iguiente Ca-a-a sa?". Los otros dos intercambian miradas avergonzadas.
Ambos saben lo impaciente que es la gente. Andrés parecía un buen chico, y no querían que sus esperanzas se vieran truncadas. Pero no había ayuda para ello. "Bueno", dijo Carlos, "tendrá que aprender tarde o temprano, ve a la siguiente casa".
Andrés les pide que le esperen y se dirige a las primeras casas. Al cabo de unos 15 minutos le ven volver.
Al principio se alegran al ver que no parece aplastado o decepcionado, y luego se sorprenden cuando enseña el dinero de 10 biblias vendidas.
"¿En nombre de Dios, qué has hecho, Andrés?" susurra Martin, mirando fijamente el dinero.
"L-l-l es dije-e-e-e  q--q-que  podí-a-a-aan  co-o-o-mprar  u-u-un-a  biblia o-o-o   s-s-se  la-la-las leería". respondió Andrés.
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad