header print

Chiste: El Deseo Equivocado

El Redactor: Ysabel T. L.

 Un hombre enorme y musculoso con una cabeza diminuta entra en un bar y pide una cerveza.

 El Bartender le entrega la cerveza y le dice: "Sabes quiero felicitarte por tu físico, ¡es realmente fenomenal! Pero tengo una pregunta, ¿por qué tu cabeza es tan pequeña?"

Chiste El Deseo Equivocado

El grandullón asiente lentamente. Obviamente, ha respondido a esta pregunta muchas veces.
"Un día", comienza, "estaba cazando cuando me perdí en el bosque. Escuché a alguien llorar pidiendo ayuda y finalmente me di cuenta de que venía de una rana sentada junto al arroyo. Así que recogí la rana y la dicho,

'Bésame. Bésame y me convertiré en un genio y te concederé 3 deseos '.
Así que miré a mi alrededor para asegurarme de que estaba solo y le di un beso a la rana. ¡DIOS MIO! La rana se convirtió en una mujer hermosa, voluptuosa y desnuda. Ella dijo -
'Ahora tienes 3 deseos'.

Miré mi cuerpo escuálido de 60 kg y dije:
"Quiero un cuerpo como Arnold Schwarzenegger".
Ella asintió con la cabeza, susurró un hechizo y ¡POOF! ¡Allí estaba yo, tan grande que me arranqué la ropa y me quedé allí desnudo! Ella preguntó,

'¿Cuál será tu segundo deseo?'
Miré con avidez su hermoso cuerpo y respondí: "Quiero hacer el amor sensual contigo aquí junto a este arroyo".

Ella asintió con la cabeza, se acostó y me hizo una seña. ¡Luego hicimos el amor durante horas!
Más tarde, mientras estábamos acostados uno al lado del otro, sudando por nuestro glorioso acto de hacer el amor, me susurró al oído: "Sabes, tienes un deseo más, ¿cuál será?"

La miré y le respondí,

'¿Qué tal una cabecita?'

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad