header print

Chiste: Tres Ancianas Tomando El Té

 Tres ancianas se reúnen como cada mes a tomar el té, una de ellas comienza la plática:

- ”Mi Pedrito, una vez a la semana me trae un ramo de flores, me lleva a comer a lugares lindos y si le llamo viene de inmediato, todos deberían tener un hijo como el mío”, dijo Esther.

A lo que Gertrudis añade: 

Chiste: Tres Ancianas Tomando El Té
 

- ”Mi hijo Pablito, todas las mañanas al levantarme me trae el café y el desayuno servido a  la cama, acompañado de una hermosa rosa, me ha comprado además una pantalla enorme para ver mis telenovelas, no tan fácilmente encuentras un hijo como el mío”.

Pues nada se compara a mi Enriquito, dice Juana:

- ”Es  simplemente increíble lo que hace, me ama tanto que le paga a una persona $200 dólares una vez por semana y ¿qué creen? Pasa una hora completa hablando sobre mí, así que creo que mejor hijo no puede existir”.

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad