header print

Chiste: "En Mi Defensa"

 Abogado defensor: "¿Podría indicar su edad?"

Pequeña anciana: "Tengo 86 años".

Abogado defensor: ¿Nos contará, con sus propias palabras, qué sucedió la noche del 28 de diciembre?

Pequeña anciana: "Ahí estaba yo, sentada en mi sofá cuando un joven llama a la puerta y se sienta a mi lado".

Abogado defensor: "¿Lo conocía?"

Chiste: "En Mi Defensa"

Pequeña anciana: "No, pero seguro que era amigable".

Abogado defensor: "¿Qué pasó después de que se sentó?"

Pequeña anciana: "Empezó a frotarme el muslo".

Abogado defensor: "¿Lo detuviste?"

Pequeña anciana: "No, no lo detuve".

Abogado defensor: "¿Por qué no?"

Pequeña anciana: "Me sentí bien. Nadie me había hecho eso desde que mi Albert murió hace unos 30 años".

Abogado defensor: "¿Qué pasó después?"

Pequeña anciana: "Empezó a frotarme los pechos".

Abogado defensor: "¿Entonces lo detuviste?"

Pequeña anciana: "No, yo no lo detuve".

Abogado defensor: "¿Por qué no?"

Pequeña anciana: "Me hizo sentir viva. ¡No me he sentido tan bien en años!"

Abogado defensor: "¿Qué pasó después?"

Pequeña anciana: "Bueno, para entonces, me sentía un poco acalorada y molesta, así que le pedí que se acercara".

Abogado defensor: "¿Y lo hizo?"

Pequeña anciana: "Bueno, se acercó ... y luego gritó:" ¡Inocente, Inocente! "

"Y ahí fue cuando disparé a ese bastardo ".

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad